Archivo de la categoría: Música

Christie Azumah and Uppers International / Ghana

Estándar

DISCO

“Reedición de alta calidad del Santo Grial del Funk ghanés de los 70, disponible por primera vez en 30 años.  Un sonido totalmente único, un excepcional intento de Funk por una cantante africana acompañada de los legendarios Uppers International, 3 impresionantes melodías afro-funk más algunos de los Highlife de más alto calibre.  Uno de los mejores y más raros discos africanos, en nuestra opinión, hechos alguna vez.  Incluye un excelente inserto con algunas fotos antiguas atesorables.  Edición limitada de 1.000 copias, ¡no te duermas!”  (Reseña de la reedición lanzada por el sello Superfly Records, País:  Francia  Año: 2013 // Edición Original: Din Ya Sugri (Afrodisia DWAPS 2008) Año: 1976)

RETURN FLIGHT TO GHANA 1974-83 – AFROBEAT

Estándar

En Blog de Needle

El afrobeat nace de la influencia del ‘highlife’, música africana que suma la cadencia de una guitarra eléctrica y suaves toques de vientos. Esto podría explicarse por la estadía de músicos ghaneses en Londres durante los ’60, quienes trabajan tocando jazz, y se divierten en ratos libres interpretando el highlife folclórico, y de ahí la fusión.

complex-1024x789

La recuperación de exponentes musicales de África tuvo en Nigeria un polo de marcado desarrollo, compilaciones de intérpretes y sonidos perdidos, una época de explosión discográfica y cultural al alero de vientos independistas que hoy se reedita en vinilo. En este proceso, Analog Africa es un ineludible acierto de investigación musical.

Este registro sorprende con trece cortes catalogados como rarezas, un sonido que refresca el legado anclado a la figura de Fela Kuti, pero que aquí abandona Nigeria. El destino es Ghana –“La costa de Oro”– para dar con los autores de una música que continuó su camino entre las naciones subsaharianas.

En los primeros cortes encontramos próceres de este pequeño pero influyente país. Abren los Uppers International y la voz de Chester Adams con “Aja Wondo”, con el esquema de coro y respuesta. Le sigue Ebo Taylor Jr, heredero de la gloria musical que arrastra su nombre, quien desata la fiesta con “Children don’t cry”. Ya en tercer orden, De Frank’s Band mantiene el ritmo con el single “Do Your Own Thing”.

El afrobeat nace de la influencia del ‘highlife’, música africana que logra sumar la cadencia de una guitarra eléctrica y suaves toques de vientos.Esto podría explicarse por la estadía de músicos ghaneses en Londres durante los ’60, quienes trabajan tocando jazz, y se divierten en ratos libres interpretando el highlife folclórico, y de ahí la fusión.

En este compilado, sobresale además una orientación rítmica que lo separa del afrobeat más conocido en la obra de Kuti. Esto se explica porque algunas piezas salen de Accra y Cape Coast, zona central cercana a la costa, y suma también piezas del norte sahariano, con grupos ligados a la corriente islámica, segunda religión dominante de este país.

Hay que destacar la especial dedicación de AA para separarse de la ola de compilados que hoy copan la “world music”. Un libro de 44 páginas con una completa revisión de los artistas, palabras de Samy Ben Redjeb y una importante colección de fotografías de la época, son parte del acompañamiento gráfico a un disco pensado para exigentes coleccionistas.

Needle: http://www.needle.cl/

Feliz cumpleaños a “Mamá África”

Estándar

Hoy Google nos sorprendió con su saludo a la gran Miriam Makeba, que hoy cumpliría 81 años de edad.  Miriam Makeba, natural de Johanesburgo, fue una ardua opositora al aparheid, fenómeno de segregación racial que dominó por cerca de 5 décadas a Sudáfrica.

MISOSOAFRICA se suma a este homenaje

¡que lo disfrutes!

MAIS QUE NADA

PATA PATA

Mala suerte si eres músico

Estándar

Por Diego A. Manrique

  • “Estamos en una guerra contra todos los músicos del mundo”, dicen los rebeldes
  • Un móvil con un ringtone musical es confiscado inmediatamente, igual que cualquier reproductor.

Malí

Raika Traoré, musica de Malí (Foto)

Las noticias que del norte de Malí no podían ser peores. Una de las principales canteras musicales del planeta está siendo acallada por la interpretación fundamentalista de la sharía. En Niafunké, la localidad que Ali Farka Touré puso en el mapa, resulta imposible escuchar su música. El recuerdo de Touré, que ejerció de alcalde, no conmueve a las nuevas autoridades. A pesar de que invirtió allí todo lo que ganó internacionalmente, proporcionando electricidad y alcantarillas a los vecinos.

Ahora sería imposible que le visitaran Ry Cooder, Taj Mahal, Corey Harris y demás admiradores, para tocar juntos a las orillas del río Níger y comprobar in situ si era cierto lo del origen maliense del blues. A Touré le encantaba explicar que era agricultor pero que sus antecesores fueron guerreros, parte de un ejercito llamado -en castellano- Armas, enviado desde la España musulmana para controlar las rutas saharianas del oro y la sal; nuevos guerreros, los de Ansar al Dine, pretenden borrar su obra.

Los músicos occidentales deben pensárselo si quieren acudir al Festival en el Desierto, donde se presentan los tuaregs que tocan hipnóticas guitarras eléctricas (la leyenda decía que las del grupo Tinariwen estaban pagadas por Muamar el Gadafi, generoso con los movimientos insurgentes de los países cercanos a Libia). Por fuerza, el Festival ha resultado una iniciativa nómada: la próxima edición, del 20 al 22 de febrero, se desarrollará en el noreste de Burkina Faso. Lo llaman ahora Festival au Désert in Exile.

Un drama ya que los creadores malienses aspiran legítimamente al mercado global, con sus discográficas, sus públicos, su infraestructura. Pero igualmente ellos necesitan el contacto con la tierra, con ese público que consumía ávidamente sus creaciones y que requería a los músicos para ocasiones ceremoniales.

En la actualidad, los sometidos al régimen islamista del Azawad tienen prohibida la música, en todas sus formas: un móvil con un ringtone musical es confiscado inmediatamente, igual que cualquier reproductor. Sólo tomando precauciones, con auriculares y en la intimidad del hogar, se atreven a escuchar a sus favoritos.

No existe la profesión de músico; da lo mismo que toquen instrumentales o que canten las glorias del pasado. La vocalista Khaira Arby cuenta que los radicales invadieron su casa de Tombuctú y, frustrados por no encontrarla, destrozaron discos e instrumentos. Cuando cayera en sus manos, avisaron, el castigo consistiría en cortarla la lengua.

Con semejantes amenazas, todos sus colegas han puesto píes en polvorosa. Refugiados en Bamako, lanzan canciones y videos para recordar al débil gobierno central su situación. El rapero Kissima ha popularizado su exigencia de “Liberar el norte”; el llamado Colectivo de Artistas del Norte (CAN) insiste en su mensaje: “Malí es indivisible”. Comparte sus afanes una de las máximas estrellas del país, Rokia Traoré: “sin música, Malí dejará de existir”.

No hay posibilidad de entendimiento. Un periodista del Washington Post logró comunicarse con Omour Ould Hamaha, comandante rebelde. Sus pronunciamientos fueron categóricos: “la música es contraria al Islam. En vez de cantar ¿por qué no leen el Corán? No estamos únicamente en contra de los músicos de Malí; estamos en una guerra contra todos los músicos del mundo”.

Publicado originalmente por: El País.

Colaboró: Maximiliano Vega (MISOSOAFRICA)

Richard Bona – Música – Camerún

Estándar

Por Bárbara Igor (MISOSOAFRICA)

Richard Bona, nace en Minta, Camerún, el 28 de octubre de 1967.  Su afición por la música surge tocando el Balafón, instrumento que le construyera su abuelo a la edad de 4 años.  Con sólo 5 años se presenta en la iglesia de su pueblo.

A los 11 años se traslada a la ciudad portuaria de Douala, donde despierta su inquietud por incursionar con instrumentos más actuales.  Con sus propias manos construye una guitarra y finalmente consigue trabajo como guitarrista.  Hacia el año 1980, el dueño de un bar le encarga formar una banda de jazz.  En la misma época y gracias a la colección de discos del dueño del bar,  Richard Bona descubre el debut de Jaco Pastorius, gracias al cual decide que el bajo eléctrico sería su instrumento.

El año 1985, fallece su padre, y como es común en algunos pueblos africanos, el joven Richard Bona decide ir a probar suerte a París, donde comenzó a codearse con músicos como Salif Keita, Manu Dibango,  Didier Lockwood, entre otros.  Ya siendo reconocido en el medio como un virtuoso, Richard Bona comienza sus estudios para perfeccionar su beta de compositor, y luego de esto, forma su propia banda “Point cardinale”

Tiempo después y animado por Mike Stern, Bona decide trasladarse a Nueva York, donde rápidamente encuentra su lugar entre los grandes de la escena del jazz mundial, entre los que cuentan  Mike Stern, Michael Brecker, Bob James, Randy Brecker, Chick Corea y Bobby McFerrin.

Colaboró como corista y bajista en la gira mundial de Pat Metheny Group, pero ya hacia el año 2004, sin dejar de lado sus colaboraciones con  Mike Stern, Steps Ahead o con la  Jaco Pastorius Big Band , Bona se aboca a su proyecto personal, en la formación de un sexteto que se ha presentado en lo principales festivales de jazz del mundo.

A continuación los dejamos con una de sus colaboraciones para MTV Unplugged con uno de los grandes músicos brasileños, Lenine, y más adelante, con una pequeña muestra de su música.

 Medida da Paixão – Lenine Acústico MTV 

 Dina Lam – Richard Bona

 Lokua Kanza – Richard Bona

 You- Richard Bona y Pat Metheny Group

 Sweet Mary- Richard Bona

FUENTES: WIKIPEDIA

Jose Chameleone – Uganda – Música

Estándar

Por Roxana Rusowsky*

Joseph Mayanja es un músico reggae nacido en Uganda el año 1979.   Se le conoce por diversos nombres artisticos, como Jose Chameleon, Joe Chameleon, Jose Chameleone o simplemente Chameleone o Chameleon.  Canta principalmente en idioma luganda, inglés y swahili.   Su estilo musical es una combinación de música folclórica de Uganda y de rumba, zouk y reggae de Africa Central.  Chameleone comenzó su carrera a principios de la década de los 90 en un club nocturno, mientras cursaba la enseñanza media en Mengo, Kampala Uganda.   Su primer álbum fue lanzado en Kenia en 1999.  Parte de su discografía incluye los discos “Bageya” en 2000, “Mama Mia” en 2001, “Njo Karibu” en 2002, “The Golden Voice” en 2003, “Mambo Bado”, en 2004 y “Kipepeo” en 2005.

Debido a su popularidad se le ha dado el título de ídolo del pop en África, y se le atribuye el haber rejuvenecido la música popular de Uganda.  Sus canciones son populares en todo el continente y suenan en las radios desde El Cairo hasta Capetown, y desde Mombasa hasta Freetown.

Es miembro de la “Comunidad de los Músicos”, una coalición de músicos que usan su fama y fortuna para erradicar la pobreza y crear campanas de prevencion del VIH/SIDA.

Ha actuado en numerosos países, incluyendo los Estados Unidos, Reino Unido, Suecia y Belgica, entre otros.

Su hermano menor también es músico y se le conoce por su nombre artístico Weasel.

Jose Chameleon actualmente profesa el islam.

En 2012, publicó un nuevo album llamado Valu Valu “Wasi wasi”, que fue un gran hit en Uganda.

Valu Valu “Wasi wasi”

Kuba Bulungui

—————————————————————————————————————————————————————–

Imagen: Ladybrille Magazine

Fuente: Wikipedia

*Traducción y redacción de textos Roxana Rusowsky (Canadá)

DÍA DE ÁFRICA – 25 DE MAYO – MISOSO ESTÁ DE FIESTA

Estándar

Para todos los amigos que al igual que nosotros sienten una enorme dicha en este día, en que el reconocimiento al pueblo africano se hace presente, les dejamos una selección musical.  La variedad es incluso representativa de la diversidad de este continente cuna de la humanidad

¡esperamos lo disfruten!

CESÁRIA ÉVORA (CABO VERDE) – ISOLADA

SALIF KEITA (MALÍ) – MADAN

FELA KUTI-NIGERIA (Sorrow, Tears and Blood)

PAULO FLORES (ANGOLA)-BODA

YOUSSOU N’DUR (SENEGAL)-Ndobine

Agali “Ali” Ag Amoumine (MALI-SAHARA)-SAHARA NOMADE

DIE ANTWOORD (SUDÁFRICA) – ‘I FINK U FREEKY’

Sahara nómade – Música

Estándar

Por Francisco MF. (Chile)

“… En ella no vemos rastros de estabilidad ni permanencia, ya que se mantiene en constante cambio. Fuertemente basada en repeticiones, sus frases son tan irregulares y veloces que parecieran haber sido cortadas y pegadas en una secuencia caótica …”

Agali “Ali” Ag Amoumine es un músico proveniente de Tombuctú, ciudad ubicada en Mali, centro de la expansión musulmana por todo el continente africano. No sabemos mucho acerca de él y, probablemente, nunca sabremos más de lo que podamos inferir de su música. Por su vestimenta y la zona donde habita, sabemos que es un músico Tuareg, tribu en su mayoría nómade que viaja itinerantemente por la zona del Sahara.

La música de Ali Ag Amoumine avanza a paso rápido y en direcciones múltiples, como una tribu Tuareg avanzando por el desierto en busca de un próximo lugar donde asentarse. En ella no vemos rastros de estabilidad ni permanencia, ya que se mantiene en constante cambio. Fuertemente basada en repeticiones, sus frases son tan irregulares y veloces que parecieran haber sido cortadas y pegadas en una secuencia caótica.

Estamos demasiado lejos para comprender de qué se trata esta grabación –si es música de ritual, sagrada o de entretención- pero por lo menos podemos dar algunas nociones musicales acerca de ella.

Sin afán de sobreetiquetar esta música, esto es verdadera música minimalista ya que consta con una limitación extrema de recursos pero tiene una riqueza musical interminable. Consideremos que Ali Ag toca con un Tehardent, instrumento de 3 cuerdas que se pulsa como una guitarra. Lo acompaña Alhassane Maiga en las percusiones que, con una calabaza muy grande y unas “challas” pegadas a esta para darle más brillo, va tocando secuencias irregulares. La mezcla de estos dos instrumentos es tan compleja que las repeticiones simplistas de Philip Glass parecen un juego de niños en comparación a este disco. Las canciones van pasando pero la sonoridad siempre es la misma. Cambian un poco las melodías pero es difícil percibir muy bien las diferencias, sobre todo en las primeras escuchas de este disco. Eso sí, poco a poco, la percusión te va llevando a un estado de movimiento interior que, complementado con el Tehardant distorsionado de Ali Ag Amoumine, es una experiencia única.

Los grandes pilares rítmicos que afirman la mayoría de la música occidental se basan en el 4/4, 3/4, o variaciones de estos. Sin ánimo de entrar en la teoría musical, estas fracciones representan, básicamente, cómo está dividido el tiempo. Por ejemplo, en un ritmo regular basado en 4/4, podemos tener que cada 4 segundos, el primer golpe será fuerte, acentuado. Así, creamos una estabilidad perceptible desde el primer momento. Todos los ritmos conocidos en occidente se pueden agrupar en estas fracciones –llamadas cifras- regulares o bien, aproximar a estas.

Hoy en día hay una cierta inquietud, sobre todo en los músicos DIY (do it yourself), en crear música a partir de ritmos irregulares. Esta es una tendencia muy ligada a experimentaciones caseras con máquinas de samplers y drum machines, que se ha manifestado como una cierta búsqueda por la inestabilidad sonora. En el caso de Ali Ag, es inestabilidad pura (por lo menos para nuestra percepción occidental), de hecho, representa muy bien lo que significa ser nómade. Pretender que su música sea estable es como pretender que las tiendas donde viven lo sean también. En los campamentos tuareg no encontramos grandes pilares de mármol, piedra o madera dispuestos en forma simétrica en el espacio, sino, refugios irregulares dispuestos para capear el sol y las tormentas de arena. Por lo mismo, su música no consta de grandes pilares ni menos es simétrica. En cuanto a las cifras, se hace inconcebible asociar esta música a un 4/4 o un 3/4 ya que, tanto el Tehardent como la percusión van llevando cifras distintas al mismo tiempo, similar a lo que pasa en la música clásica de la India. Además, lo que hace el Tehardent es tan irregular que parece imposible agruparlo bajo una categoría rítmica.

Como lo dijimos anteriormente, esta es una música que avanza rápido, pero a tropezones y hacia múltiples direcciones. No existe clímax ni final épico en esta música, ya que es un viaje sonoro que no necesita de estos recursos dialécticos. El contraste entre la monotonía de recursos pero la habilidad con que estos son manejados hace que sea música en constante transformación, sin más ejes ni referentes que la percusión y la nota pedal del Tehardent que, a veces cambia y otras veces no está. Imaginamos así también el desierto del Sahara, monótono pero inestable a la vez.

Hemos omitido completamente comentarios sobre la relación con la voz pero ustedes podrán sacar sus propias conclusiones.

Recomendadísimo este LP, que viene además con un EP anexo. Para los buscadores de sonidos y formas musicales nuevas, no se van a arrepentir.

Francisco MF., natural de Chile, es músico y actualmente está a cargo del proyecto Needle Active Listening.

Mory Kanté – Música – Guinea

Estándar

Mory Kanté (nacido el 29 de Marzo de 1950 en Kissidougou, Guinea) es vocalista e intérprete de Kora (instrumento de 21 cuerdas usado mayoritariamente en el Oeste de África)

Nació en una de las familias de músicos Griots más conocidas de Guinea (título hereditario). Después de ser criado en la tradición Griot ‘Madinka’ en Guinea, fue enviado a Mali a la edad de 7 años, donde aprendió a tocar el Kora, asi como también aprendió importantes tradiciones vocales, algunas de las cosas necesarias para convertirse en griot.

En 1971 Kanté se hizo miembro de la Rail Band, en donde Salif Keita era el cantante. Keita dejó la banda en 1973, dejando a Kanté como vocalista.

Kanté es conocido internacionalmente por su hit de 1987 ‘Yéké yéké’ que fue uno de los hits africanos más vendidos, además de ser número uno en Europa en 1988, haciéndolo el primer single africano en vender más de 1 millón de copias.

3 canciones de ‘Akwaba Beach’ (álbum del cual se desprende Yéké Yéké) fueron la fuente de inspiración para 3 de las canciones más taquilleras en las películas indias. Yéké Yéké fue tocada como fondo en la épica Agneepath de 1990, cuando Amitabh Bachchan la estaba mostrando en Islas Mauricio. ‘Tama’, otra canción de este álbum, inspiró ‘Tama Tama’ tema del hit de 1990 Thanedar, estelarizada por Sanjay Dutt y Madhuri Dixit asi como también el tema ‘Jumma Chumma DeDe’ de la obra maestra del director Sooraj R. Barjatya ‘Hum Aapke Hain Koun!’ de 1994. Otra canción del álbum, ‘Inch Allah’, inspiró las primeras líneas del tema principal de H.A.N.K (siglas de la película).

Kanté nuevamente recibió inesperada fama en 1994 cuando el dúo alemán Hardfloor creó un remix bailable de “Yéké Yéké”. Además apareció en 2006 como vocalista en “Narama” una realización de DJ británico Darren Tate.

El 16 de Octubre del 2001, Mory Kanté fue nominado Embajador de la FAO (Organización de las naciones unidas para la alimentación y la agricultura).

Aquí los dejamos entonces con el clásico Yéké Yéké, el que indudablemente ¡ya conocen!

Yéké Yéké

Fuentes: Wikipedia y otros.

Traducción y redacción de textos: Pablo Fontecilla (Chile).

Sugerencia Musical: Zwela África!

Grace Évora – Música – Cabo Verde

Estándar

Por Bárbara Igor (MISOSOAFRICA)

Grace Évora nació en la isla de San Vicente, Cabo Verde, el día 2 de febrero de 1969, en el seno de una familia de respetados artistas.

Siendo niño en la villa de Salamansa, demostró un enorme interés por la música y el canto, así como también por la batería.

A la edad de 8 años, emigró con su familia a Francia, pasando un corto período en París, para más tarde fijar residencia en Holanda, Roterdam, donde vive hasta hoy.

El año 1989 integra el grupo Livity como baterista, donde comienza su reconocimiento como artísta.  Es con la canción “Bia” del segundo álbum de la banda, que la carrera de Grace Évota toma otro rumbo, ganando la aceptación como cantante, para luego llegar a lanzar su carrera como solista.

A comienzos de los años 90, formó el grupo Splash junto a Dina Medina, Djoy Delgado, Johnny Fonseca, Roberto Matias, Manu Soares y Milena Tavares.

En la actualidad, ya con 43 años, Grace Évora está en el pic de su carrera como solista, de la que extraemos la siguiente canción.  ¡Que lo disfruten!

Lolita-Grace Évora

 

 

Fuentes: Zwela África

Fuentes: áfrica online

Seya, de Oumou Sangaré (Mali, 2009)

Estándar

11 canciones basadas en la tradición de la música wassoulou, aunque con muchas influencias de etnias vecinas, como el uso de los tambores sabar usados por los wolof en el tema korolo o las maravillosas cuerdas que aparecen en donso, recordando esa unión de la música negra con la gnawa árabe.


Ref: Recomendaciones de la mediateca, CASA AFRICA.

No disuelvan el Kuduro

Estándar

Por Custódio Fernando (Angola)

Después de leer este artículo, las personas podrán cuestionar quien soy y donde estuve.  Todo va a depender del punto de vista.  Si su ángulo de visión está dirigido hacia los famosos y las estrellas, ¡olvídalo! ¡Tú nunca vas a saber quien soy! Entre tanto si así como yo, es de aquellos que aun a lo lejos acompañan las actividades que nuestros ídolos andan por ahí haciendo, entonces tu sabes quién soy yo.  ¡Soy el pueblo! Soy tu, sólo que en otro cuerpo y con otra mente.  Pero como no podemos ser la misma persona dividida en dos cuerpos, entonces…. Digamos que somos dos personas en dos cuerpos, dos personas preocupadas con el estado de salud de nuestra sociedad.

Esta sociedad se forma con personas de los más variados estrados, con los más diversos gustos,  y las más raras manías.  Y fue en esta sociedad a la que pertenecemos, que un día surgió un estilo musical que más tarde vino a ser llamado Kuduro.  Quien creo, quien desarrolló, quien animaba o quien danzaba mejor, ¡eso no nos interesa discutirlo ahora! Interesa decir que hoy el Kuduro se tornó una auténtica fuente de recetas que va proporcionando bien estar a los que consiguen ejecutarlo en el más alto escalón, y algún desahogo a los que en la base van grabando esta o aquella música que cae en el gusto del pueblo y así consigue surgir, aunque de modo descartable.  Pero no siempre fue un mar de rosas, y eso es lo que me preocupa.  Ya fue duro hacer Kuduro.  Y nadie, además de los “animadores” (si, escribí ANIMADORES-sólo hoy es que nosotros los conocemos como Kuduristas) se atrevían a defender el estilo.  Todos escapaban!  Lanzaban piedras contra los artistas, agitaban para que las radios no los tocaran porque eran considerados bandidos y vagabundos.  Pero el Kuduro prosperó.  Ya fue mbrututo, ya fue azúcar, ya fue gato preto, ya metió dibengo, se volvió mamakudi, mamadi, y sus “creadores”  sobrevivieron agresiones después de los shows hasta que hoy ya todo está bien.

Hoy tenemos personas diciendo que se identifican con el Kuduro.  Si, ustedes aman el Kuduro y nosotros también.  Pero no vengan a usar el Kuduro como hándicap para la internacionalización de sus carreras. Queremos internacionalizar el verdadero, el original, el Kuduro Kazenga, del Rangel, del Sambila, de los Combatientes, de la Viana, el Kuduro que se sienta en la “bauca” y se reparte por los “candongueiros” por hasta llegar a las 18 provincias, ya que lo que nace allá, no tiene kumbu para llegar a la Nguimbe, la capital de esta, ¡nuestra Angola!  Porque el kuduro es de Angola y debe ser reconocido como tal.

Por eso, un recado para ti, que no te conozco, sin embargo ni tu a mi me conoces.  Si quisiéramos mostrar el Kuduro en la diáspora, traiga Los Lambas, traiga Nacobeta, traiga el Xru Bantu, traiga Puto Prata o al maestro Yara, Fofandó o Noite e Dia, traiga a quien tu creas que es kudurista, pero no venga a cantar semba dando “toques de Kuduro” y presentar ante los “pulas” como Kuduro.  ¡Eso no por favor!  ¡El Kuduro es otra cosa! El Kuduro es nuestra historia, es la contemporaneidad del angoleño cuyas letras o mensajes sólo sirven, reparten lo que vivimos hoy en los barrios de Luanda con una luz que oscila, y en el oscuro de la periferia de Angola donde la luz ni llega.  Por eso cantamos, por eso hacemos “el” Kuduro para seguir adelante y continuar felices.  Viva el Kuduro.

Bauca: en los “colectivos” o “van” de Luanda, el sector del motor (caliente y movedizo) donde generalmente va sentado quien no tiene dinero o más espacio para viajar.

Candongueiros: es el nombre dado a los taxistas informales.  Viene de la palabra Kimbundu Kandonga, que significa “negociante o explotador”

Pulas: En Angola, blancos extranjeros.

Custódio Fernando, es angoleño, natural de Malanje. Es periodista, locutor de radio y escritor.  Actualmente vive en São Paulo-Brasil, donde estudia audiovisual y es co-productor y animador del programa Zwela! África como nunca ouviu!

—————————————————————————————————————————————————–

IMAGEN GRACIAS A LA GENTILEZA DE LA GRAN PARADOJA

TRADUCCIÓN: BÁRBARA IGOR (MISOSOAFRICA)

Un himno de lo imperecedero – Eritrea – Música

Estándar

Por Maximiliano Vega (MISOSOAFRICA)

Esto es un himno de liberación. Eso es lo que escuchamos en este cover de la banda post-punk The Ex.

El ser occidental mira afuera, a oriente, a África cada vez que necesita un nuevo aire, un nuevo punto de vista, como si la precariedad de la mayoría de los países africanos, la hambruna, las dictaduras insanas, no pudieran borrar una cultura, lo más grande que puede dejar de herencia el ser humano. Esto apenas da para un pie de página, que surge a propósito de la escucha reiterada del tema Huriyet, tema de la liberación Eritrea. Surge casi una pregunta sobre como algunos lugares tienen todo para preservar la cultura y no lo hacen, y como países que tienen esta materia casi en el aire, en la memoria, lo mantienen, de generación en generación, la comparten , y no se pierde.

The Ex- Huriyet

Eritrea 1990: “Huriyet” Bilen Music


Maximiliano Vega, natural de Chile, es Licenciado en Artes. Aficionado a la música y la literatura, colabora periódicamente con la difusión de la música y la literatura africana en MISOSOAFRICA

Instrumentos Musicales

Estándar

Amigos, en MISOSOAFRICA los invitamos a descubrir un poco de los instrumentos más utilizados en el continente cuna de la humanidad, siempre con el objetivo de seguir expandiendo nuestras informaciones con sus colaboraciones y comentarios.

Un saludo afectuoso a nuestros lectores.

MISOSOAFRICA

M b e l a

Su utilización, según los grabados rupestres, se cifra en unos 15.000 años, y es considerada como la madre de todas las arpas.  Los Ngbaka de Congo y Rep. Centroafricana lo utilizan en muchos de sus rituales.

N g o m b i

Instrumento utilizado en varios paises centroafricanos

B a l a f o n

Recibe muchos nombres diferentes según la región: Marimba, Mbila, Kogiri, …

K o r a


El Kora de Senegal, recibe otros nombres en Costa de Marfil, Gambia, Guinea Conakri, Malí, … como Ngombi, Soron y otros

M B I R A

Mbira es el nombre que se le da en Zimbabwe, siendo conocido por Likembe en Congo, Sanza en la Rep.Centroafricana, Kisanze en Angola, Kalimba, Mbirambila, etc.canción “Chemutengure” utilizada para el aprendizaje

D j e m b e

El Djembe de Senegales uno de los nombres con que se denomina este tipo de tambor, llamado también Linga, Sabar, Kpanlogo, Kutiro, Bugarabu

F l a u t a s   y   T r o m p e t a s

Una muestra de instrumentos de vientos son estos instrumentos de madera utilizados por el Pueblo Banda en la Rep.Democ. del Congo, Rep. Centroafricana y Sudán

L a ú d  d e  C h a d

Similar a los que aparecen en las pinturas del Antiguo Egipto, este instrumento es utilizado hoy, entre otros sitios, en la región de Tibesti (Sudán)

L i n g a   d e   C e n t r o á f r i c a

Los linga del pueblo Banda aún se siguen utilizando como medio de comunicación. Se emplean en grupos de dos a cuatro instrumentos, de diferentes tamaños (los más grandes pueden medir más de dos metros), colocados sobre cuatro patas. Cada músico golpea los bordes de la abertura con un par de mazos que acaban en una pelota de látex, para producir sonidos diferentes.

D u n g u

República  Democrática del Congo.

O b o k a n o,  B e g a n n a, K i s s a r (Arpa Kisii)

A x a t s e

A t o k e   d e   G a n a

C o c o t u

REF: ikuska.com

Gentileza de nuestro amigo y colaborador Carlos Souza (Brasil/RJ)

L’Orchestre National “A” de la République du Mali

Estándar

Modibo Kaita fue el primer presidente de Mali, gobernando la nación entre los años 1960 y 1968. Inspirado por Sékou Touré de Guinea, su gobierno promulgó una política cultural y radical que vio nacer a las orquestas regionales y nacionales.

L´Orchestre National “A” de la République du Mali fue la primera de estas bandas, y fue formada un día después de que Mali se independizara.  En concordancia con las políticas culturales del nuevo gobierno, la orquesta fue formada por “músicos que han jurado servir a su país contribuyendo con toda su genialidad a proteger y revalorizar la música de Mali”.  La orquesta tenía entre sus filas a algunos de los mejores músicos en su país, sin embargo no todos podían encajar en esta categoría, por lo que en los años venideros se formaron también las orquestas nacionales B y C.

La orquesta nacional “A” fue dirigida por Keletigui Diabaté, un multi-instrumentista que tocó la primera guitarra en la agrupación. La conexión entre las políticas culturales de Guinea y Mali se consagra en el grupo en parte gracias a Keletigui, quien también fue  uno de los miembros formadores de la Guinea’s Orchestré de la Garde Républicaine  (en su primera formación).  El único LP de la Orquesta nacional “A” (imagen de arriba) fue realizado aproximadamente en 1970 por el sello discográfico Barenreiter-Musicaphon.  Este contenía 2 canciones de la tradición narrativa épica de los griots, ‘Tara’ y ‘Duga’, esta última a la par con las mejores versiones registradas en Mali.  Sin embargo, lo mejor del LP es “Janfa”, una canción acerca de la tradición del amante (también interpretada por la Tjiwarra Band, entre otros). Es una excelente pieza, con un solo de guitarra fascinante interpretado por Keletigui Diabaté, y fue sin duda una inspiración para muchos de los músicos de la nación. Es difícil entender como este LP, junto con otro editados por Barenreiter-Musicaphon, nunca fueron re-editados.

Un cassette no estrenado comercialmente de la Orquesta Nacional “B” sobrevive, el personal incluía a Kessemady Diabaté en la voz, Madou “Guitare” Sangaré en la guitarra principal (ex-Kéné Star and Orchestre Régional de Mopti), y Baubacar Diallo en la guitarra rítmica (National Badema & Oumou Sangaré). En la orquesta nacional “C”, de quienes no se dispone de grabaciones, figuraban Daouda “Flani” Sangaré, Diabaté Zani y Madou “Guitare” Sangaré.  Las orquesta A y B se combinaron para formar la Orchestre National Badema, quienes aún siguen tocando, mientras que la orquesta nacional C se convirtió en la Super Djata Band.

Sugerencia Musical y traducción de textos: Pablo Fontecilla (Chile)

REF: RADIO ÁFRICA

Youssou N’Dour – Música – Senegal

Estándar

Por Bárbara Igor (MISOSOAFRICA)

Estas últimas semanas, Youssou N’Dour ha hecho noticia con su decisión de postularse a la presidencia de su país, Senegal.

Este país ubicado en África Occidental, actualmente enfrenta momentos críticos debido a las elecciones presidenciales que se  desarrollarán este año, en donde la  reelección de su mandatario  Abdoulaye Wad, ya por un tercer período, resulta inminente.

A la fecha, 13 son los postulantes que consiguieron inscribir sus candidaturas, siendo desafortunadamente la de Youssou N’Dour rechazada por no haberse podido identificar 4.000 de las 12.000  firmas de apoyo que recibió para legalizar su campaña.

Abdoulaye Wad, con dos períodos presidenciales a su haber, intentará un tercero, pasando por alto la ley votada en 2001, la que se estipula que un mandatario no puede exceder un límite de dos períodos consecutivos. Argumentando que esta ley sólo se promulgó durante su segundo período, Abdoulaye Wad se presentará nuevamente como candidato, pese a las críticas que le envuelven por su incapacidad en estos casi 12 años en el poder, de llevar a Senegal por el camino de la superación de la pobreza y la desigualdad social.

Youssou N’Dour, como sabemos, es un activista que ha luchado incansablemente por el desarrollo social y cultural de su país.  En homenaje a su labor, los invitamos a oír una vez más este clásico tema, en el que tampoco deja de lado los problemas de su África Natal.

¡Que lo disfruten!

Sugerencia Musical:  Daniel Bloch

Etiopía, sede de la tercera edición de los Encuentros Vis a Vis de Casa África

Estándar

Etiopía ha sido el país elegido para celebrar la tercera edición del Encuentro Profesional entre promotores españoles y músicos africanos, el conocido como Encuentro Vis-a-Vis, que organiza Casa África en colaboración la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE)-Fundación Autor y el apoyo de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) y la Embajada de España en Addis Abeba con el objetivo de abrir plataformas y nuevos caminos de comunicación entre artistas africanos y agentes culturales españoles.

A la cita acuden este año representantes de festivales españoles como Etnosur, Territorios de Sevilla, Pirineos Sur, el Festival Internacional Jazz&Más de Canarias, el Festival Internacional de Jazz de Madrid o el Festival Imagina Funk, citas todas que suelen contar con músicos africanos en sus carteles. Con ellos se reunirán y posteriormente actuarán 14 grupos etíopes de diversos estilos, elegidos por los programadores de entre todas las candidaturas recibidas en el último mes.

El proceso de selección de los grupos que tocarán y compartirán reuniones de trabajo con los promotores españoles se ha llevado a cabo a través de Internet (http://ethiopiavisavis.com). Tras una presentación en la Embajada de España en Etiopía a cargo del embajador Miguel Fernández-Palacios el pasado mes de diciembre, se abrió una campaña de comunicación para dar a conocer a todos los grupos musicales del país la apertura de plazo para presentar sus grabaciones y trabajos. Se buscan nuevos músicos, no consolidados y aún no conocidos en España. Una vez subida su música, los promotores que se desplazarán a Etiopía esta semana han estado escuchando todas las propuestas y han votado por las que desean conocer y escuchar en directo.

Así, durante los días 2, 3 y 4 de febrero, se programarán por las noches los 14 conciertos en diversos espacios de la ciudad de Addis Abeba. En esta edición, además, se colaborará con el prestigioso festival Acacias Jazz Festival, de Addis Abeba, que integrará un escenario Casa África en el que programar a los últimos conciertos del Vis a Vis en la jornada del sábado 4. Junto a esto, y por las mañanas del viernes y sábado, los grupos participantes se sentarán con los promotores en los Encuentros Profesionales para conocer no sólo sus intereses y su manera de trabajar, sino también para colaborar en diversos aspectos que puedan contribuir a la internacionalización de los grupos participantes.

La idea principal del proyecto es la de habilitar un espacio de diálogo creando un ambiente propicio para  negociaciones, en el que se promueva un conjunto de encuentros entre empresarios, instituciones y organizaciones de la industria musical española que tienen interés en la música africana. Se da al artista africano la posibilidad de hacer
llegar a sus interlocutores españoles sus ideas, creaciones y aspiraciones.

Casa África desarrolla este programa de apoyo a la internacionalización de la música africana para equilibrar las oportunidades de estos músicos, que en muchas ocasiones se enfrentan a una situación compleja y desfavorable. En las ediciones anteriores, Senegal y Cabo Verde fueron los países elegidos.

Los dos grupos que resulten más votados por los programadores podrán verse en España el próximo mes de mayo, entre ellos en el Gran Concierto África Vive que cada año se celebra en Madrid en las proximidades del Día de África. Las dos anteriores ediciones  del Vis a Vis han permitido descubrir en España a una decena de grupos por diversos festivales españoles. Nombres como los de los senegaleses Da Brains, la cantante Njaaya o el grupo Takeifa, o los caboverdianos Domu Afrika Dub Squad o Ex Pavi han actuado por diversos escenarios españoles.

El Vis a Vis es una de las diversas iniciativas que Casa África ha impulsado para fomentar un mayor conocimiento de la música africana en España. Para acompañar a esta edición del Encuentro de Addis Abeba, el Blog África Vive, de Casa África, ha publicado un post especial dentro del programa Semilla Negra, elaborado por el periodista Carlos Fuentes, sobre los sonidos de Etiopía, en los que brillan los nombres de grandes clásicos como Mulatu Astatke, Mahmoud Ahmed o Tilahun Gessesse.

La música que puede encontrarse en Etiopía va desde las raíces tradicionales al mundialmente conocido ethio-jazz, pasando por la voz de Gessesse y llegando a los días de hoy a estilos como el hip-hop, el rythm&blues o el rock.

REF: Casa África – África y España, cada vez más cerca.

Gentileza de nuestro amigo y colaborador Carlos Souza (Brasil/RJ)

Xumane discípulo de las calles. Activo miembro de la liberación / Música

Estándar


“Antes de saber un poco sobre mi, primeramente agradezco a DIOS, por mantenerme vivo hasta este momento y haberme hecho usar el discernimiento y darme este gran talento de cantar.  Yo canto desde pequeño,  porque en la casa de mi abuela mis tíos tocaban percusión, aquel sonido me transmitía algo que yo no conseguía explicar, pero confieso que no fue el sonido de la percusión que despertó mi talento musical, pero si los momentos tristes.  Cuando mi hermana me golpeaba yo lloraba sin parar, después tanto tiempo de llanto, se transformaba en canción.  Recuerdo que una vez lloré de la mañana hasta el anochecer y sólo paré cuando mi abuela llegó del campo, porque era a quien yo más amaba y era de quien yo aceptaba consuelo (QUE DIOS LA PROTEJA).

     En 1999 vine a Brasil donde conocí una banda llamada BANTU KLAN JINDAJE, que fue creada por el Sansão que me invitó cierta vez a presenciar el ensayo de la banda y fui convidado para hacer el refrán y una de sus músicas, a él le gustó y me invitó para formar parte de la banda, que duró 4 años y se deshizo, sin embargo fue esa banda la que me instruyó y me dió fuerza y corage para que yo pudiese seguir mi carrera solo.  Agradezco a Sansão por haberme dado el primer paso, hoy mi mayor inspiración viene de DIOS  y de su libro o  EL CORÁN sagrado.”

Gentileza de nuestro amigo y colaborador Carlos Souza (Brasil/RJ)

Traducción: Bárbara Igor

El Rego, el padrino del Afro-funk

Estándar

Por David Bizarro (Diario El País)

Al escuchar Feeling You Got resulta inevitable aventurar que si James Brown hubiese nacido en África, respondería al apelativo de El Rego. Considerado como “el padrino del afro-funk”, Theophile Rego es toda una leyenda local en Benin a la espera de un mayor reconocimiento a nivel internacional. No se esfuercen en buscar su nombre en Wikipedia porque, aunque su relevancia artística es equiparable a la de Fela Kuti en Nigeria o K. Frimpong en Ghana, su legado ha permanecido eclipsado durante décadas. Una omisión que sellos especializados como Analog Africa y Daptone se han encargado de subsanar en los últimos años, gracias a recopilatorios como African Scream Contest Raw & Psychedelic Afro Sounds From Benin & Togo 70s (Analogue Africa, 2008), Legends of Benin (Analogue Africa, 2008) o el definitivo El Rego (Daptone, 2011).

Contando con la inestimable colaboración del coleccionista y DJ Frank Gossner (responsable del blog Voodoo Funk y verdadera autoridad en la materia), el sello de Brooklyn reúne por primera vez en un mismo volumen y convenientemente remasterizadas algunas de sus composiciones más representativas. La reciente edición de Daptone, publicada a finales de Octubre, aporta un fascinante libreto de veinte páginas que incluye fotografías del archivo personal de El Rego y las portadas originales de sus singles de vinilo.

Nacido en 1938 en Porto-Novo (Benin), El Rego experimentó su primera toma de contacto con la música tradicional africana durante sus años como estudiante en Dakar, tocando la armónica en una banda escolar bautizada como Le Jazz de Dakar. A su regreso a Benin en 1952, siendo apenas un adolescente, decidió formar su propia banda, Le Jazz Hot, junto al guitarrista G. G. Vickey, en un intento por digerir las nuevas corrientes del highlife de la época.

A finales de 1953, El Rego, gran admirador de Franco (alias artístico de Luambo Makiadi, el padre de la rumba africana), se estableció en Niamey (Niger) donde se unió a Los Cubanos, una banda de inspiración latina. Al poco tiempo, aprovechando la invitación de las autoridades de Burkina Faso, iniciaron una interminable gira en compañía de L’Orchestre Harmonie Voltaique, con la que recorrieron Costa de Marfil y Nigeria, con escala final en Cotonú, capital de su Benin natal en 1960.

De vuelta en casa, El Rego decidió poner en práctica lo aprendido durante su periplo musical. En 1962 se agenció un contrabajo para y formó la Daho Jazz, banda residente del Black & White Club. Pero el propietario del local exigía exclusividad absoluta a la orquesta, razón por la que El Rego abandonaría el conjunto para alistarse en Los Panchos de Gnonnas Pedro. Será en 1963 cuando por fin funde su propia banda, The Jets, que con el paso del tiempo mudaría de nombre (Los Paras, Los Commandos…) hasta dar con el definitivo El Regos et Ses Commandos en 1966.

Durante el resto de los años sesenta y setenta, el grupo patentó con gran éxito la fusión de los ritmos tradicionales del África occidental y el soul-funk importado de los Estados Unidos. Una explosiva combinación de percusiones tribales, guitarras con wah wah y bajos retumbantes que alentaron la independencia de Benin e influyeron decisivamente en la concepción del voodoo funk de La Tout Puissant Orchestre Poly-Rythmo de Cotonou.

A lo largo de una docena de canciones, los responsables de Daptone dejan constancia de la permeabilidad creativa de El Rego a la hora de pulir las aristas melódicas del soul (Hessa) e inculcar las enseñanzas de John Lee Hooker y Lightning Hopkins a la tradición yoruba.

Su faceta más funk le debe tanto a James Brown (Djobime) y Archie Bell & The Drells (Cholera) como a Fela Kuti (Zon Dede), desatando un groove genuinamente africano de teclados destartalados y vientos huracanados que alcanzaría su plenitud con Vimando Wingnan, previamente publicada como single e incomprensiblemente ausente en el presente recopilatorio. Un inconveniente relativo si de lo que se trata es de ensalzar la figura de un genio en la sombra que se resiste a pasar a la posteridad como una simple nota a pie de página.

Como punto final, un avance: el del prometedor documental Take Me Away Fast de Leigh Iacobucci, en el que la realizadora estadounidense acompaña a Frank Gossner en su viaje a África, incluyendo entrevistas con El Rego, Danialou Sagbohan y Gustav Bento (Orchestre Poly-Rythmo) entre otros. En un adelanto para Rolling Stone, El Rego reacciona sorprendido cuando Gossner le comenta que la gente todavía baila sus canciones en los clubs nocturnos. “El otro día pinché esta canción en Madrid, España”. “¿Y funcionó?”, pregunta el músico. “¡Increíble!”

Take Me Away Fast Documentary Trailer from Leigh Iacobucci on Vimeo.

MISOSOAFRICA EN ZWELA!, “África como você nunca ouviu”

Estándar
Amigos, para todos los que gustan de descubrir nuevos sonidos, aquí les va la segunda edición del año del programa Zwela! “África como tu nunca la oíste”.  Además de que podrás escuchar la participación de MISOSOAFRICA, en este programa transmitido a todo el mundo por el mayor portal de entretenimiento de Angola, Platina Line.
Zwela! es un programa independiente original de los locutores Custódio Fernando (Angola) y Claudia Leite (Brasil) y es transmitido desde São Paulo.

“En la segunda edición de enero de 2012 tuvimos la participación de  Chile con la autora del blog MisosoÁfrica y  también de Cabo Verde con el Dj Isaac Power de la radio Crioula FM.”