Una pérdida irreparable para la cultura africana

Estándar

Por Nvunda Tonet (Folha 8)*

Sindika Dokolo, marido de la empresaria angoleña Isabel dos Santos, murió a los 48 años en Dubái, el 29 de octubre de 2020, ahogado, mientras hacía inmersión subacuática, una actividad que practicaba con frecuencia.  Era un coleccionista de arte y empresario natural de la República Democrática del Congo y poseía una de las más importantes colecciones de arte contemporáneo africano, con cerca de 3000 obras.  Fue condecorado por la Cámara Municipal de Oporto (Portugal) en 2015 y creó la Trienal de la Luanda, un movimiento cultural que rescató la música angoleña urbana hecha por los conjuntos históricos.

Pasó la infancia entre Bélgica y Francia.  Frecuentó el Liceo Saint Louis de Gonzague en París, donde concluyó la formación secundaria, y se licenció en Economía, Comercio y Lenguas Extranjeras en la Universidad de Pierre y Marie Curie. Inspirado por su padre, amante del arte, comenzó su colección cuando tenía 15 años y, más tarde, creó la Fundación Sindika Dokolo, con el fin de promover las artes y los festivales culturales en Angola y otros países.

Es en este contexto que desarrolló la Trienal de Luanda, en cuya tercera edición presentó más de 20 grupos en un espectáculo de danza sobre la égide del Amplio Movimiento de Revitalización de la Danza en Angola (AMORD) en colaboración con la fundación Sindika Dokolo.

La presentación transcurrió en el Palácio de Ferro, en Luanda. Los espectáculos coordinados por Maneco Vieira Dias se denominaban “Nadie detiene al viento” y aspiraban a estimular y rescatar las variadas formas de danza en el país, así como también a valorizar al sujeto artístico – el bailarín – y potencializarlo con formaciones dirigidas.

Los grupos fueron orientados por otros coreógrafos ligados al AMORD.  Para el escritor angoleño Kajim Ban-Gala autor de la obra “El balconista de Windhoek” la Trienal de Luanda es el mayor movimiento cultural de masa de los últimos tiempos (las entradas eran gratuitas), por lo que lamenta la muerte de su patrocinador Sindika Dokolo.

La trienal, según Kajim Ban-Gala, rescató la música angoleña urbana hecha por los conjuntos históricos, uno de ellos “Os jovens do Prenda” y del cual el escritor fue coordinador.  La tercera trienal de Luanda tuvo su inició el 1 de noviembre de 2015 bajo el lema “de la utopía a la realidad” y cerró el 30 de junio de 2017.

Sindika Dokolo era el mayor coleccionista de arte africano contemporáneo.  En 2015 fue distinguido con la Medalla al Mérito por la Cámara Municipal de Oporto, a propósito de la exposición de arte contemporáneo “You love me, you love me not”.  En octubre de 2016, su fundación compró y repatrió a Angola 20 piezas de arte que habían sido llevadas de museos angoleños para colecciones extranjeras, y se preparó para entregar al museo de Kinshasa la primera pieza congoleña recuperada.

Crítico del régimen del presidente Joseph Kabila en la República Democrática del Congo, Sindika Dokolo estuvo cerca de 5 años en el exilio debido a los procesos promovidos contra él en Kinshasa, habiendo regresado recién en mayo de 2019, después de la llegada al poder de Felix Tshisekedi que asumió como Jefe de Estado en enero.

En febrero de 2016, con Eduardo dos Santos aún en el poder, la fundación Sindika Dokolo entregó al Jefe de Estado, en el Palacio Presidencial (Luanda), dos máscaras y una estatuilla del pueblo Tshokwe (al este de Angola) que habían sido saqueadas durante el conflicto armado y recuperadas después de varios años de negociaciones con coleccionistas europeos.

En enero de este año, el caso Luanda Leaks expuso supuestos esquemas financieros de la empresaria Isabel Dos Santos y de su marido, que les habrían permitido retirar dinero del Estado angoleño a través de paraísos fiscales.  Desde entonces ambos vivían en Dubái.

Sindica Dokolo ya había sido condenado a un año de prisión en 2017 por fraudes en el ramo inmobiliario.  En ese entonces afirmó que la condena tenía motivaciones políticas.  Entre los varios negocios que poseía, Dokolo era dueño de la joyería de lujo De Grisogono, junto con la empresa estatal angoleña Sodiam.

Se fue un hombre culto, revitalizador y comprometido con la cultura y arte africano.

* Traducción por Misosofrica

¡Anímate! y déjanos tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s