Por Folha 8

Según nuestro amigo facebookiano Master Ngola Nvunji, esta zungueira* angoleña sale de su casa a las 6 de la mañana para vender sus productos. Hacia las 8 de la mañana, sus productos se acaban totalmente.  No se sabe con certeza lo que ella hace durante el resto del día, pero con seguridad, se esconde para evitar el asedio intempestivo del prepotente macho saludable, que, dicho sea de paso, no tiene culpa ninguna de quedar perturbado delante de tan deslumbrante llamamiento al pecado original. Esta joven, según averiguamos, se llama Eva y el nombre le asienta como un guante. Si Adán estuviese vivo, ¡tendríamos un agravamiento del pecado original que él cometió en el Edén! En fin, lo curioso, es que “las otras zungueiras dicen que ella hizo un hechizo para vender”… lo que son las cosas…

zungueira

*Las Zungueiras son vendedoras ambulantes que recorren las calles de Luanda ofreciendo diversos productos, los que son transportados en un recipiente sostenido con destreza sobre sus propias cabezas.  El término proviene de la palabra kimbundu “kuzunga”, que significa “circular o rodear”.

Anuncios