Archivo de la categoría: cine africano

El Fenómeno NOLLYWOOD – Nigeria – Cine

Estándar

Por Bárbara Igor (MISOSOAFRICA)

Nollywood surge en una época de penurias económicas e inseguridad en Nigeria. Si bien en un comienzo no fue muy bien visto por el público nigeriano, poco a poco ha ido ganando terreno, consiguiendo su valoración en toda África, así como también en la diáspora nigeriana en el mundo entero.

Les dejamos entonces con este documento en vídeo, en donde la realizadora y productora nigeriana Peace Anyiam-Fiberesima, y la aficionada Eneh Ebuka, nos muestran cómo Nollywood se ha convertido en la segunda potencia productora de cine del mundo, después de Bollywood, superando inclusive a Hollywood.

Y para quienes quieran seguir indagando: ESTO ES NOLLYWOOD

¡No te lo pierdas!

Anuncios

El ciclo de ‘14,4 kms’ estará presente en el festival de cine mediterráneo de Tetuán

Estándar

05/03/2012

Jesús Cabaleiro- Tetuán

Tetuán abrirá del 24 al 31 de marzo el 18 festival internacional del cine mediterráneo que contará con la participación de 16 países y la proyección de películas y documentales. En el programa de esta edición figura la proyección de 12 largometrajes, 15 cortos y 12 documentales. Se hará un homenaje a grandes nombres del cine mediterráneo en el apartado de realizadores y actores.

El Festival ’14,4 kms. Diálogo intercultural entre las dos orillas’ también participa en el festival de cine de Tetuán. Así, en el Cine Avenida (plaza Al Adala, 3) el domingo 25 de marzo a las 19.30 horas se proyectará ‘También la lluvia’ de Icíar Bollaín (España / Francia, 2010). También en el cine Avenida, el viernes 30 de marzo a las 19.30 horas, ‘Combien tu m’aimes?’ de Fatma Zohra Zamoum, (Argelia / Marruecos, 2011)

En el Teatro Cine Español (calle Mohamed Torres, 3 ) el martes 27 de marzo a las 17:00 horas, ‘Chaque jour est une fête’ de Dilma El-Horr, (Líbano / Francia / Alemania, 2009) y el jueves 29 de marzo a las 17:00 horas, ‘Planes para mañana’ de Juana Macías, (España, 2010)

14,4 kms’ es un proyecto subvencionado por el Ministerio de Cultura de España y organizado por la Asociación Cultural Cine en Ruta que apuesta por reforzar el diálogo cultural entre los pueblos de la ribera mediterránea por encima de posibles obstáculos o diferencias de índole geopolítica, religiosa, etc.

La actividad central de esta primera edición es la muestra de cine ‘Mujeres creadoras de las dos orillas’ cuyo propósito fundamental es difundir y reivindicar el trabajo de las directoras que desarrollan su actividad profesional en los márgenes del Mediterráneo.

El Instituto Cervantes de Tetuán participa en este festival en el que se hará un homenaje a la directora Iciar Bollain. Se proyectarán cuatro de sus películas (La citada También la lluvia, además de Mataharis, Te doy mis ojos y Flores de otro mundo). Además, se mostrará la trastienda del cine español en una exposición del fotógrafo José Haro y está prevista la presencia de Fernando Guillen Cuervo. El festival vendrá también marcado por la proyección de documentales y mesas redondas sobre cine y movimientos sociales dentro del mundo árabe. Al margen de la competición oficial también habrá mesas redondas organizadas para debatir sobre diferentes temáticas como ‘La élite intelectual y religiosa de Tetuán y el cine durante el siglo XX’ y ‘El cine y la hora numérica’. Creado en 1985, el Festival Internacional de Cine Mediterráneo tiene como objetivo la promoción y la puesta en valor de las cinematografías de los países del mediterráneo.

REF: diariocalledeagua.

Gentileza de nuestro amigo y colaborador Carlos Souza (Brasil/RJ)

La IX edición del festival ‘Cine y Migración’ de Agadir se inicia con 30 películas

Estándar

“Tahar Benjelloun es un escritor de renombre que ha tratado en su obra, temas complejos ligados a la condición humana de los inmigrantes, a su identidad, a las dificultades de integración o los problemas de racismo y de exclusión “

El festival ‘Cine y Migración’ en su novena edición que se celebrará del 8 al 11 de febrero en Agadir contará con un total de 30 películas marroquíes y extranjeras. Entre ellas el largometraje de Brahim Chkiri ‘La ruta hacia Kabul’ premiada por una mención especial del jurado en el festival de Tánger y ‘Andalucía mi amor!’ de Mohamed Nadif.

La comedia y la sátira son este año las protagonistas de un certamen que acoge a actores, críticos de cine y universitarios. El tema de la inmigración es el hilo conductor de los debates durante los cuatro días del festival.

El escritor marroquí Tahar Benjelloun presidirá la novena edición del festival ‘Cine y Migración’.“Tahar Benjelloun es un escritor de renombre que ha tratado en su obra, temas complejos ligados a la condición humana de los inmigrantes, a su identidad, a las dificultades de integración o los problemas de racismo y de exclusión “, destacó el director del festival, Aziz El Omari.

El festival ‘Cine y Migración’ está organizado por la asociación ‘Iniciativa cultural’ en colaboración con el Centro Cinematográfico Marroquí (CCM). La nueva edición ofrecerá a los cinéfilos y al público, la oportunidad de hacer un seguimiento y ver los cortometrajes, largometrajes y documentales que tratan el fenómeno de la inmigración.

Además, varias mesas redondas están previstas al respecto y se homenajeará a dos personas del ámbito artístico como el cantante-compositor y actor marroquí, Younes Megri, en reconocimiento a su larga trayectoria artística y el egipcio Hassan Hosni, considerado una de las figuras emblemáticas del cine de Egipto. Asimismo, en colaboración con la Universidad Ibn  Zohr (Agadir) se impartirán algunos talleres acerca de la imagen cinematográfica, escritura y cine e interpretación  dramática, a los alumnos y estudiantes.

Ref:  diariocalledeagua

Gentileza de nuestro amigo y colaborador Carlos Souza (Brasil/RJ)

Bamako (una película de Abderrahmane Sissako)

Estándar

Por Misosoáfrica

Obviamente al Banco Mundial no le anima un instinto asesino, pero el Banco Mundial es sin duda la piedra fundamental, el centro de ese capitalismo que ha perdido la razón porque se ha convertido en un capitalismo financiero, en un capitalismo depredador, un capitalismo que ignora el interés general para organizar lo que más desea: sacar beneficios a perpetuidad.

“Evidentemente es un inmenso honor defender a la sociedad africana y defender a los millones de mujeres y hombres de honor que han sido magníficamente encarnados estos días y que han venido a decir finalmente que el mundo, desde que existe, se ha organizado siempre para que la parte del mundo que sufre y padece, se calle y guarde silencio. Y por supuesto para que el continente africano sufra en silencio, hacen falta carceleros, es preciso que haya guardias, o sea: el imperio americano y sus subcontratistas europeos. Hacen falta doctores de Afairouz1, doctores Folamour2 que prescriben recetan que los africanos no saben leer ni tampoco respetan. Esas recetas, supuestas pociones mágicas que se revelan en seguida como venenos muy bien destilados, venenos chinos, y los chinos podrían ponerse a ello y el mal seria absoluto. O sea que sí, creo que no le será difícil declarar culpable al banco mundial y a sus cómplices: la asociación de malhechores. No será difícil porque el balance es espantoso, las cifras son homicidas y las estadísticas asesinas. Sólo tenemos que recordar que en 20 años, desde que se planeó el ajuste estructural, se han establecidos planes de destrucción y empobrecimiento estructural. Junto a eso las estadísticas hablan y son elocuentes sobre la tragedia que tenemos ante nosotros. La esperanza de vida ha disminuido 46 años, manipulan el SIDA cínicamente para olvidar que esa tasa de mortalidad, si aumenta, va unida al descenso importante y significativo de la renta per cápita en África. Eso es evidente y voy más allá. Los planes de ajuste estructural han fracasado en conjunto. Esos 50 millones de niños africanos cuya muerte está prevista en los próximos 5 años, esos 3 millones de muertos por paludismo programados para el año que viene, ¿vamos a decir ante estas cifras asesinas que el Banco Mundial y los otros han triunfado? No se puede decir y no lo diremos. Y tampoco diremos que los planes de ajuste estructural han llevado a África con toda evidencia a un círculo vicioso y absurdo. Este círculo vicioso comenzó, el tribunal lo sabe, comenzó con la deuda, que es como una piedra al cuello de África, la deuda que es como un juramento de fidelidad al amo, la deuda cuyas cifras hablan por sí solas, 220.000 millones de dólares en 2003, la deuda de la que se sabe por las últimas estadísticas, Sr. presidente de la corte, que si se han podido devolver 4 dólares por habitante, aun quedan 4 dólares por pagar. Y evidentemente esta deuda ha puesto de rodillas a África, porque le roba su soberanía e independencia económica, la ha puesto de rodillas porque ha desmantelado su función pública, la ha puesto de rodillas porque la obliga a malvender sus servicios públicos en beneficio de los depredadores financieros, la ha puesto de rodillas porque ha acabado con los hospitales públicos, la ha puesto de rodillas porque ha privatizado la escuela, por la reducción sistemática de los ingresos de los funcionarios públicos, la ha puesto de rodillas y África se convierte en el espejo siniestro de lo que el mundo escribe, un mundo privatizado y ante ese mundo que se privatiza, el banco mundial se ha convertido en el banco de la inhumanidad. El banco mundial se ha convertido en el banco de la inhumanidad porque ha pasado a ser el Caballo de Troya del capitalismo financiero. Evidentemente nos dirán que la corrupción es compartida por africanos y europeos, pero ahora van a venir ellos a decirnos que la corrupción se inventó en áfrica?, van a decirnos que hay un cromosoma de corrupción en áfrica?, vamos a olvidar que los corruptores vienen de los países ricos nunca de los países pobres? o ¿que los países del g8 y el banco mundial no contentos con esclavizarnos miran a África amenazándola con suspender su ayuda por ser los más corruptos del planeta? Eso es rizar el rizo confundir la causa y los efectos, aquí el asesinato se desdobla con su faceta siniestra: el cinismo del Banco Mundial. Muy lejos de nuestra intención decir que el banco mundial se alimenta de niños africanos o como el dios Moloc, o que odia el agua potable o el ferrocarril. Obviamente al Banco Mundial no le anima un instinto asesino, pero el Banco Mundial es sin duda la piedra fundamental, el centro de ese capitalismo que ha perdido la razón porque se ha convertido en un capitalismo financiero, en un capitalismo depredador, un capitalismo que ignora el interés general para organizar lo que más desea: sacar beneficios a perpetuidad. Porque el banco mundial intenta evidentemente humanizarse de vez en cuando y voy a dar un ejemplo de la humanización maravillosa del Banco Mundial que dijo hacen unos días en París con lagrimas de cocodrilo “cada semana 200 mil niños menores de 5 años mueren en el mundo en vías de desarrollo” fue Paul Wolfowitz, el que conceptualizó la guerra de Irak cuyo coste es superior a lo que valdría abastecer de agua potable a toda África y salvar a los cero positivos dándole genéricos. Sí, era él que fingía llorar en una tribuna de parís hace una semana. Acabemos ya con este baile de hipócritas, acabemos con este baile de depredadores, recordemos los últimos argumentos del banco mundial: “hay una maldición sobre África”. Y esa es la imagen espantosa que Europa refleja sobre África y que a veces contamina los cerebros y mata las conciencias críticas. África estaría condenada, la pobreza sería normal como el genocidio tropical, la esclavitud o el neocolonialismo, y esta fatalidad incluye también una certeza, la certeza de que el africano es ignorante, ¿no tuvimos ocasión de oírlo hacen unos días cuando testifico la señora Souko? tuvo la desfachatez de decir que sabía leer un balance, la mujer sabia se dijeron todos, la mujer sabia, pero si el mundo es demasiado complejo para los africanos ¡no saben nada! Y como no saben nada pueden descalificarlos y quitar legitimidad a todo el espíritu crítico que hemos oído valientemente hacen unos instantes en esta sala. Pues sí, van a declarar al Banco Mundial de abusar de la confianza de África, ¡sí! ¿Van a declarar al Banco Mundial de no ayudar a un pueblo en peligro?, ¡sí! van a declarar al Banco Mundial de no haber respetado su mandato original, servir a la humanidad y haciendo esto reabrirán la vía de la utopía que todos vemos con el ojo interior, y que permite diseñar un mundo nuevo en el horizonte , la utopía que es de alguna manera ese carnero africano que viene a investir y a desgarrar el habito de la razón de estado y de mercado, la utopía mañana para evitar lo que se prepara en los barrios de Agra, Arichango, el Cairo, es decir que chicos borrachos de pobreza y sufrimiento se transformen en una bola de fuego. Así que declararan culpable al banco mundial para que sea un banco de la humanidad. Declararan culpable al banco mundial de los crímenes de inhumanidad y cinismo que lleva cometiendo 20 años. La única pena posible es la pena más modesta, la pena más suave, porque a Wolfowitz… no lo vamos a tirar al Níger, no lo querrían ni los caimanes, la pena que deben imponerle y es lo que pedimos es: trabajar por el interés general de la humanidad a perpetuidad.”(*)

(*)Esta es la transcripción del discurso de uno de los abogados que participa del cabildo en el filme. Como sabemos de las dificultades que existen para conseguir dicha película, lo publicamos para animarlos a conseguirla y a involucrarse con la problemática de los países africanos, retratada aquí en Malí.

(1) Desconocemos a lo que hace referencia.

(2) Haría referencia al nombre francés dado al Dr. Strangelove.

MISOSOAFRICA: Bárbara Igor Ovalle (1982), natural de Santiago de Chile. Es Licenciada en Artes, actualmente coordina las publicaciones en el presente espacio.

“Bamako”, un ejercicio instructivo a nuestras conciencias.

Estándar

Por Misosoáfrica

Más que como un filme, Bamako puede ser entendido como un ejercicio poético, tan poético como subversivo, tan subversivo como instructivo.  La problemática de la pobreza, la explotación de las riquezas de un continente flagelado por sus propios explotadores y la imposibilidad latente de revertir dicha situación, se nos plantea aquí en una sucesión de escenas que a nuestros ojos, tan ajenos a la realidad subsahariana, se nos presenta como surrealismo puro.

Una joven y bella cantante (Melé) intentando salir adelante pese a la desesperanza de su marido cesante (Chaka).  Una escritora sacando a la luz sus ideales y persistiendo en su trabajo comunitario en la industria del algodón, siempre amenazada por China y su desarrollo avasallador.  Un grupo de testigos citados por los defensores de las actividades del Banco Mundial y el FMI en el país, otro grupo de detractores que intentan denunciar ante su comunidad, como ha sido precisamente la presencia de dichas instituciones lo que los ha llevado a la crisis en la que se ven sumidos.

Todo transcurre en el patio de una comunidad, mientras las mujeres tiñen o hilan el algodón, un enfermo padece en su cama, la hermosa cantante se pasea antes de tomar su baño del día y los testigos juran ante un grupo de jueces vestidos en la más estricta formalidad.  Los niños juegan, se celebra una boda en plena sesión, un anciano realiza su declaración ante el cabildo cantando.  Todo esto coronado por el relato de los participantes del cabildo: profesores cesantes, ex inmigrantes, mujeres que se atrevieron a levantar la voz.

El lento transcurso de los acontecimientos, los altoparlantes transmitiendo las sesiones del cabildo y la exhibición de un western local, decoran como a la vez llenan de sentido el eventual sinsentido de los sucesos presentados en el film.

El dilema del pago de la deuda externa, traspasado por una moral que reconocen como característica propia del pueblo africano;  mientras que por su parte, Chaka, alienado y al borde de la ruptura matrimonial, se proyecta en un empleo como guardia de la embajada de Israel en Malí, el día que esta exista.

Datos Técnicos.

Dirección y guión: Abderrahmane Sissako.
Países:
Francia, Mali y USA.
Año: 2006.
Duración: 118 min.
Género: Drama.
Interpretación: Aïssa Maïga (Melé), Tiécoura Traoré (Chaka), Hélène Diarra (Saramba), Habib Dembélé (Falaï), Djénéba Koné (hermana de Chaka), Hamadoun Kassogué (periodista), Hamèye Mahalmadane (presidente del tribunal), Aïssata Tall Sall (abogada), William Bourdon (abogado), Roland Rappaport (abogado), Danny Glover (cow-boy).
Producción: Denis Freyd y Abderrahmane Sissako.
Producción ejecutiva: Danny Glover y Joslyn Barnes.
Fotografía: Jacques Besse.
Montaje: Nadia Ben Rachid.
Diseño de producción: Mahamadou Kouyaté.
Vestuario: Maji-da Abdi.

MISOSOAFRICA: Bárbara Igor Ovalle (1982), natural de Santiago de Chile. Es Licenciada en Artes, actualmente coordina las publicaciones en el presente espacio.

ESPECIAL: México reabre una ventana del cine a África

Galería

El cine de Guinea-Bissau

Galería