Archivo de la categoría: arte

arte africano

El adiós libre de Adel Hakim

Estándar

 

Días atrás, la noticia sobre la muerte del dramaturgo egipcio Adel Hakim, recorría los principales periódicos de Francia.  El director artístico del Théâtre des quartiers d’Ivry, fallecía tras el padecimiento de una enfermedad degenerativa que le aquejara por un período de tres años.

Adel.jpg

Los amigos lectores sabrán que no suelo ocupar este espacio para hablar de cosas personales, pero en esta oportunidad, no puedo dejar de mencionar, que Adel Hakim forma parte de mi historia.  Era el año 2005 cuando convidado por la Universidad de Chile, Adel Hakim toma las riendas del Examen de Grado de una generación de Escenógrafos, entre los que yo me encontraba.  La obra propuesta “Calderón”, una relectura de la obra de Calderón de la Barca “La vida es sueño” a manos de Pier Paolo Pasolini, el controvertido creador italiano que tanta admiración despertaba en nuestro recién llegado director, y que precariamente nosotros nos permitíamos conocer.  O al menos algunos de nosotros, teniendo en cuenta que, fue por la influencia de Adel, o de la transparente pasión que le movía, que me aboqué al estudio exhaustivo de la producción del reputado cineasta.

Dejando de lado los comentarios personales, diremos que Adel Hakim nació en el Cairo el 13 de octubre de 1953, lugar donde vivió hasta la edad de 11 años. Su padre de origen egipcio-libanés y su madre italiana, se trasladan a Beirut, lugar de residencia del dramaturgo hasta 1972, año en que se instala en Francia, país que sería su residencia definitiva.

En su labor como director teatral, Adel Hakim lleva a escena obras de autores como Seneca, Esquilo, Shakespeare y Pirandello, entre muchos otros, mientras que sus propios textos, tales como Ejecutor 14, Corps, La Toison d’or y Oum, fueron estrenados en diversos países e idiomas.

No es superficial decir que sus años en Egipto dejaron una profunda huella en Adel Hakim, hecho que se constata en su interés por los asuntos de los pueblos de Oriente Medio, de los que dio cuenta por medio de su Antígona, espectáculo en árabe estrenado en el Teatro Nacional Palestino (Jerusalén) merecedor del Gran Premio de la Crítica del año 2012.   Des roses et du jasmin, es una obra de su autoría, que también ofrece una mirada del conflicto judío-palestino, que, más que proponer una perspectiva sesgada, objetiva la reflexión del propio espectador.

Como se hiciera públicamente conocido, Adel Hakim, días antes de su partida, obsequió a sus amigos y colaboradores, con una carta de despedida, que fuera titulada “El adiós libre”, en referencia a su libre decisión de practicar un suicidio asistido, en la institución Dignitas (Suiza).  Sin embargo, días antes de que su voluntad se hiciera, su fallecimiento ocurre.

De la carta quisiera rescatar los siguientes párrafos:

“El 17 de diciembre del 2010, en Túnez, ocurrió la auto-inmolación a lo bonzo de Mohamed Bouazizi en una plaza pública. Las autoridades habían confiscado la mercadería a este joven vendedor ambulante de frutas y verduras en la ciudad de Sidi Bouzid. La revolución tunecina comenzó ese día, llamada «Revolución de los Jazmines», recordando la «Revolución de los Claveles» de Portugal en 1974.

Esto nos habla de cuánto la relación entre la vida y la muerte otorga sentido a la humanidad. Un sentido que no se puede ignorar. Las sociedades capitalistas, por ende, puramente materialistas, no hacen más que ocultarlo. Esta ignorancia termina produciendo dramas y luego tragedias”.

Con su despedida, Adel da muestras de su compromiso social y de su generosidad, al presentarnos una mirada de la muerte que pocas veces queremos valorar.  Este es uno de los tantos aprendizajes que el autor nos lega, aunque ahora de manera póstuma.

Fuentes consultadas:

Le Figaro (en francés)

Enlaces en Español sobre Adel Hakim:

http://temporadasanterioresteatrouc.uc.cl/pdf/yakich_biografia_hakim.pdf

http://www.artes.uchile.cl/agenda/9116/obra-de-teatro-calderon-de-pasolini

http://culto.latercera.com/2017/08/30/muere-adel-hakim-director-estrecho-fuerte-lazo-chile/

 

Nadine Gordimer, la guerrillera de la imaginación

Estándar
Por Luis Hernández Navarro (La Jornada de México)
nadine A la escritora Nadine Gordimer la política la alcanzó muy joven en su natal Sudáfrica. Tenía apenas entre 10 u 11 años cuando cayó en cuenta de quepertenecía a un mundo blanco opresor. Una noche la policía entró, sin permiso, a la habitación de una trabajadora doméstica de su casa, en busca de alcohol, prohibido a los negros. Los padres de la pequeña lo permitieron. La experiencia la marcó para siempre.

Nacida en 1923 en el seno de una familia de clase media, Gordimer creció en una pequeña aldea minera cerca de Johannesburgo. Su padre, Isidoro Gordimer, fue un relojero judío letonio, polígloto, que emigró escapando de la pobreza; su madre, Nan Myers, fue una asimilada británica posesiva y controladora, atrapada en un matrimonio infeliz que nunca dejó de pensar en regresar a su patria.

Nadine estudió en un convento-escuela para niñas blancas y tomó clases de baile. A los seis años se forjó como lectora en la biblioteca local. “Eso –confesó– me perdió en los libros. Pronto fui pasando de la sección de libros infantiles a los que quisiera tomar. Cuando veo atrás, es increíble lo que llegué a leer en esa época.”

Consciente de su condición racial, cayó en cuenta de que: si hubiera sido una niña negra no hubiera podido ser miembro de esa biblioteca, no hubiera podido tomar ninguno de esos libros. Pienso, entonces, que si hubiera sido negra jamás hubiera llegado a ser escritora.

En 1945 entró en la Universidad de Witwatersrand en Johannesburgo, y se dedicó a la bohemia estudiantil, a estudiar literatura y a ser escritora. Escribir –diría más adelante– le da sentido sentido a la vida. A los 26 años publicó su primera novela: Face to face.

Pero no fue en la universidad ni en ninguna otra escuela donde aprendió a ser escritora. Para ella se nace con el impulso de serlo y la clave para que se despierte el don de la escritura es leer, leer y leer.

La escritura –explicó– es resultado de tu propio desarrollo, del desarrollo de tus propias emociones y, por supuesto, de tus relaciones con el mundo exterior, con lo social y lo político. La necesidad de escribir viene de esos dos impulsos: de lo que te sucede dentro y de lo que te viene impuesto desde la sociedad, el país, la política, la moral.

La autora de El conservador se involucró en 1960 activamente con el Congreso Nacional Africano (CNA), que condujo la lucha contra el apartheid,después de que en Sharpeville la policía disparó contra una manifestación que protestaba contra el régimen de segregación racial y asesinó a 69 personas, niños y mujeres incluidos.

Sin embargo, no se vio a sí misma como una persona política por naturaleza. No creo que si hubiera vivido en otro lugar, mi escritura habría reflejado mucho la política, dijo años después.

Sus libros, sin embargo, no fueron nunca concebidos como forma de lucha. Por el contrario, siempre estuvieron al margen de ella porque nunca quiso escribir propaganda. Se impuso que en su escritura no hubiera activismo. “Nunca mostré a los luchadores contra elapartheid como ángeles ni a los colonizadores como demonios –explicó–; mi escritura nunca fue un grito contra el sistema racista. Eso lo hice con mis acciones.

“Más aún –dijo–, nunca he escrito ‘sobre’ política; sólo sobre las condiciones humanas, más allá del confinamiento de la identidad dado por la raza, el color o la clase.”

Sus novelas son antiapartheid, no por su odio personal al sistema, “sino porque la sociedad –el tema de mi obra– se revela a sí misma en ellas… si uno escribe honestamente acerca de la vida en Sudáfrica, el apartheid se condena a sí mismo”.

A pesar de ello, el apartheid le prohibió tres novelas: Mundo de extraño, La hija de Burger y La gente de July, así como una recopilación de poesía de escritores negros, que reunió y editó. Sin embargo, varias ediciones de sus libros censurados fueron introducidas de contrabando y resultaron muy bien recibidas.

Su compromiso político fue mucho más allá de la lucha contra el apartheid y se mantuvo hasta prácticamente los últimos días de su vida. Autodefinida como una realista optimista, vivió convencida de que los que luchamos sabemos que unidos podemos hacer cosas buenas. Por ello, en febrero de 2010, demandó públicamente en La Habana al presidente Obama la liberación inmediata de los cinco luchadores antiterroristas cubanos injustamente presos en Estados Unidos, y el cierre de la base de Guantánamo.

Nadine Gordimer vio en la ficción la verdad. Y concluyó que la fuente de la ficción está en una necesidad extraña de encontrar sentido a la vida, que proviene tanto de la presión sociopolítica a tu alrededor como de la propia evolución mientras vas creciendo, en tus emociones, en tus ideas, en tus relaciones.

Para la autora de Capricho de la naturaleza, esta superioridad explicativa de la ficción proviene del hecho de que un reportaje en un periódico nos plantea lo que aconteció; sin embargo, el poeta, el novelista, nos proporciona la idea de por qué sucedió. Esto es así debido a que “el escritor se toma un buen tiempo para reflexionar sobre un suceso. Después del impacto de los hechos, pasa por el proceso de la imaginación, pasa por el proceso de incluir personajes imaginarios y a través de ellos descubrir cómo eran sus vidas antes de llegar al momento que aparece en los periódicos y en los noticiarios de hoy. Los antecedentes que recibimos de la televisión y de los periódicos –que a veces son muy buenos– no profundizan tanto, porque siguen viéndolo desde la actitud de que lo inmediato es lo importante”.

No le falta razón a Nadine Gordimer en su juicio sobre la ficción. Sus novelas sobre el apartheid terminan explicando esa realidad mucho mejor y con mucho mayor eficacia que la gran mayoría de estudios académicos que se han publicado. Quizás por eso el poeta Seamus Heany describió a la escritora apenas fallecida este 14 de julio como una de las más grandes guerrilleras de la imaginación.

Murió el artista plástico Valentim (1950-2014)

Estándar

 caterçaEl pasado viernes 17 de abril murió el artista plástico Fernando Caterça Valentim, en el Hospital do Prenda, en Luanda, víctima de una enfermedad.

Nació el 5 de mayo de 1950 en la región de Gabela, Kwanza Sur.  Pintor autodidacta, era miembro de la Unión de los artistas Plásticos Angoleños desde 1977, así como miembro de la sociedad Portuguesa de derechos de autor.  Fue alumno del pintor angoleño Lusolano João de Deus.

En julio de 1994, Valentim obtuvo el premio Presidente de la República del Congo, en la V Bienal de Arte Bantú Contemporáneo realizado en Brazzaville y promovido por el CICIBA, con su obra “La Aurora”.

Multifacético, el pintor también frecuentó el taller de pintura de azulejos en la escuela Inatel, en los años 97 y 98.  La exposición “O paraíso das Pérolas”, dedicada a los azulejos, dibujos y pinturas de Valentim, fue un éxito en Portugal.  Sus obras más emblemáticas y de mayor expresión mediática son “Lágrimas de la Negra” y “El Sol Negro”.  La primera fue donada a la galería de pintura Naif Podgorica – ex Titorgad – y representó a Angola en la Exposición de Arte de los países no alineados, en el Cairo, Egipto.  La famosa pintura “el sol negro” se encuentra en el museo de la Torre Nabemba, en Brazzaville, Republica del Congo.  La sensibilidad del artista lo condujo a la publicación del libro de poemas “Sentimientos” en 1993.

valentim-a-aurora

“La aurora”

En 1997, el investigador y profesor universitario Alfredo Margarido dijo, al hacer un análisis de una de las exposiciones del autor en Portugal, que  “… si partimos desde la premisa de que el artista posee una evidente fuerza taumatúrgica, podemos entonces comprender que la fuerza que lo pone en movimiento depende de una relación íntima, tensa y constante entre el imaginario individual y las pulsiones colectivas, como si el artista fuese una condensación de los proyectos de su grupo”.  Ana Maria Mão-de-Ferro Marinho, en un articulo intitulado “El arte de Valentim: Tradición africana y actualidad plástica”, escribe: “La africanidad estética notoria en las obras de Valentim asume dos vertientes distintas, que coinciden con la opción intermitente por el color o por el blanco y negro.  En el primer caso, la intensidad y luminosidad alcanzadas, sin que los colores se revelen fotográficos o excesivamente realistas, traducen la preferencia por la recuperación de memorias y paisajes marcados por la tradición”.

Investigan, por eso, la coherencia de caracteres étnicos a través de tipologías figurativas, los títulos atribuidos a las diferentes obras (y que pueden citarse como ejemplos: Campesino, La Madre, La Anciana, Nómadas, Saudade, Despertar) confirman la visión de mundos que evolucionan, marcados por la relación estrecha entre el pasado y el presente, la complejidad e interrogación, trazos aun más sintomáticos cuando nos referimos a África”

En entrevista con Jornal Cultura, el año 2013, Valenim contó que pasó muchas dificultades en su infancia, al haber crecido sin sus padres.  Antes de convertirse en un artista plástico, quería ser jugador de fútbol, pero no lo consiguió.  El artista contó que recordaba perfectamente el día en que su  interés por la pintura ganó vida.  “Fue en las décadas de los 60 y 70 cuando encontré a un empleado de una tienda haciendo una caricatura con lápiz de color.  Esa imagen quedó grabada en mi memoria.  Cuando fui admitido en 1975 en el Comisariado Provincial de Luanda, pasé a pintar caballos y flores, para vender.

Valentim se esforzó para llegar a ser reconocido como un artista plástico de renombre internacional, cuando en 1977 logró ganar espacio en el mercado portugués, lo que no era común para un artista angoleño poco conocido.

Según contó Valentim, fue algo jamás visto, porque, incluso no conociendo sus obras, los portugueses las aceptaban con mucha facilidad.  Era un estilo nuevo que los portugueses desconocían y del que comenzaron a gustar.

“Cada dia de la vida del hombre es como una obra de arte, y él es la pieza principal de esa obra”.  Es la frase de un artista que siempre mostró señales que evidencian el arte en su vida.

 Fuentes: Jornal Cultura (traducción libre del articulo, edición 55)

Fuentes: Cores e Palavras

” Reflejo Lunar ” – Poema

Estándar

Por Orlando Castro (*)

angola atardecer

*

*

La noche se enamoró del día

haciendo promesas de amor sin igual

Y entre las brumas de la nostalgia

nació un hijo llamado reflejo lunar.

*

Y es en medio de Angola que habita

la raiz de la nostalgia en que me enredo.

Por eso es que soy blanco por fuera,

negro por dentro y mulato en el medio.

*

Pero todo eso son cosas del corazón,

de los que aman sin mirar a quien,

de los que dan fuerza a la fuerza de la razón

y que nos ayudan a ser alguien.

+

+

Orlando Castro es Angoleño-portugués. Reside actualmente en Portugal donde desarrolla su trabajo como periodista independiente y Escritor.

Traducción: Bárbara Igor (MISOSOAFRICA)

Imagen: https://barakadas.wordpress.com/

Lo Fashion se instala en África – El continente que tiene Moda

Estándar

Por Carla Vargas (MISOSOAFRICA)

Sin duda, la globalización nos permite informarnos de mucho, especialmente de la moda, tema importante para muchas mujeres de las cuales no soy la excepción.

No es de extrañar que hace unos años se iniciara un movimiento de diseñadores y eventos de moda africanos, como el “Dakar Fashion Week”, bajo el liderazgo de su figura central, la diseñadora Adama Paris, de origen Senegalés, que destaca mundialmente por sus bikinies y el trabajo del wax: tela tratada con cera.

Es importante que se reconozca a África en otros ámbitos, como la Moda, pues este continente con sus colores y diversidad tiene todo lo esencial para el desarrollo de la industria del vestuario.

Quizás algunos cuestionarán que en este continente se replica la frivolidad y glamour de Europa, mientras que un alto porcentaje de la población se mantiene en condiciones de carestía y miseria, pero creo que lo importante es que estas manifestaciones permiten la masificación de artistas de la moda, dar a conocer diseñadores y expresiones artísticas de africanos para de este modo, dar a conocer más al mundo sobre África. De esto fueron conscientes en Casa África (España), que cumplió con apoyar y divulgar el evento que ya cumplió 10 años siendo el escenario de diseños innovadores, sin perder la esencia africana.

Ahora sólo nos queda disfrutar con estas imágenes y soñar con alguno de estos maravillosos diseños.

¡Que lo disfruten!

“Los secretos de nuestra casa” – Cuentos Africanos

Estándar

Cierto día, una mujer estaba en la cocina y al avivar el fuego, dejó caer ceniza encima de su perro.

El perro se quejó:

— ¡Señora por favor no me queme!

Ella quedó espantada: ¡un perro hablando! Hasta parecía mentira….

Asustada, decidió pegarle con el cucharón con que revolvía la comida.  Pero el cucharón también habló:

— El perro no me hizo nada malo, ¡no quiero pegarle!

La mujer ya no sabía que hacer y resolvió contarle a sus vecinas lo que había pasado con el perro y el cucharón.  Pero cuando iba a salir de la casa, la puerta, con un aire irritado le advirtió:

— No salgas de aquí y piensa en lo que sucedió.  Los secretos de nuestra casa no deben ser repartidos entre los vecinos.

La mujer prestó atención al consejo de la puerta.  Pensó que todo comenzó porque trató mal a su perro.  Entonces, le pidió disculpas y compartió el almuerzo con el.

Comentario: es fundamental saber convivir los unos con los otros, garantizar el respeto mutuo, aunque a veces sea muy difícil…

——————————————————————————————————————————————————–

Cuento extraído de “Eu conto, tu contas, ele conta… Estórias africanas”, org. de Aldónio Gomes, 1999

Traducción: Bárbara Igor (MISOSOAFRICA)

Gentileza de nuestro amigo y colaborador Carlos Souza (Brasil/RJ)

‘100% África Negra’ de la mano de David Vidarte

Estándar

El africanista David Vidarte expone en Álava su trabajo 100% África Negra. Desde el 25 de febrero hasta el 9 de marzo se podrá ver esta selección de la obra de pintores, escultores y artesanos anónimos.

Autor de Afroconciencia, David Vidarte presenta una exposición que ha denominado 100% África Negra y que es una selección de diferentes artistas y ramas artísticas ejecutadas por artesanos anóminos africanos de diferentes países. Tras pasar cuatro años en Liberia, Costa de marfil, Angola y Mozambique, cada vez que puede vuelve al continente africano para seguir retratando y conociéndolo cara a cara.

En esta estancia, Vidarte ha etado en contacto con decenas de artistas locales para adquirir una selección de pinturas, máscaras, tallas de madera y otros objetos que enseña en la exposición que ha diseñado y que el año pasado obtuvo un rotundo éxito en Galdakao, Bizkaia, sin más objeto que mostrar al público “la riqueza de los modos de expresión de África Negra”.

Además, la exposición también recoge instrumentos que representan la música africana, una expresión cultural inherente al continente y por la que respira.  Según el coleccionista, “no se trata de grandes figuras de renombre internacional, sino artistas anónimos que desean buscarse la vida como otros muchos artistas europeos lo hacen, a través de aquello que mejor saben hacer y que no es otra cosa que plasmar su talento en sus obras de arte y poder ganarse la vida de una forma digna”.

La mayoría de los autores africanos de la exposición viven en las grandes ciudades africanas, aunque proceden de origen rural, mundo en el que nace el arte con la raíz más profunda. Sus obras están muy vinculadas a la realidad social que viven sus países y Vidarte aprovechara para decir que “subraya la importancia de cuestiones propias de la colectividad y demuestra que una de las realidades ineludibles de África sigue siendo la de la comunidad”.

“Esta exposición pretende ser un humilde homenaje a tantos y tantos artistas anónimos, que inundan de vida y de arte las calles de los pueblos y ciudades de ese gran continente que es África”, concluye. La exposición se puede visitar en la Casa de Cultura Ignacio Aldecoa Kultura Etxea de Vitoria-Gasteiz.

Si quieres que ‘100% África Negra’ esté en tu municipio puedes ponerte en contacto con el autor de la colección, David Vidarte a través de su blog Afroconciencia.

REF: guinguinbali

 

Gentileza de nuestro amigo y colaborador Carlos Souza (Brasil/RJ).

Artesanía Tuareg

Estándar

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La población conocida en occidente por el nombre genérico “tuareg”, se encuentra actualmente repartida en gran parte del Sahara y en Sahel, faja semi árida al sur del desierto. Viven en las actuales repúblicas de Argelia, Níger, Malí y Burkina Faso y en el reino de Marruecos. Los Tuareg son parte del gran grupo Amazigh (o Berebere) que vivía en el norte de África antes de la llegada de los árabes a esta región en el siglo VII. Convertidos al islam, hasta hoy los tuareg son los maestros del desierto, criadores de camellos y caravaneros. Su habilidad para cruzar el Sahara ha garantizado desde siglos la relación comercial y el tránsito cultural entre el Magreb y los grandes centros difusores al sur del desierto, como las ciudades históricas de Tombuctú, en Mali, o Agadez, en Níger. Divididos en subgrupos, los tuareg comparten la lengua tamasheq y la escritura tifinagh.

Su cultura material está marcada por los dibujos geométricos. La plata, considerada como “bendecida por el Profeta”, es el metal más preciado por los tuareg. Sus eximios artesanos, utilizando técnicas simples como el modelado por el método de cera perdida, crean objetos y adornos refinados. El acabado es hecho manualmente con cincelado y grabación. El cuero es también trabajado con maestría por los tuareg, siendo esta actividad ejercida por hombres y mujeres. El tallado en madera y los bordados presentan los mismos detalles geométricos utilizados en las demás técnicas artesanales.

Ref: Casa das Africas

Traducción: Bárbara Igor

Gentileza de nuestro amigo y colaborador Carlos Souza (Brasil/RJ).

El Fenómeno NOLLYWOOD – Nigeria – Cine

Estándar

Por Bárbara Igor (MISOSOAFRICA)

Nollywood surge en una época de penurias económicas e inseguridad en Nigeria. Si bien en un comienzo no fue muy bien visto por el público nigeriano, poco a poco ha ido ganando terreno, consiguiendo su valoración en toda África, así como también en la diáspora nigeriana en el mundo entero.

Les dejamos entonces con este documento en vídeo, en donde la realizadora y productora nigeriana Peace Anyiam-Fiberesima, y la aficionada Eneh Ebuka, nos muestran cómo Nollywood se ha convertido en la segunda potencia productora de cine del mundo, después de Bollywood, superando inclusive a Hollywood.

Y para quienes quieran seguir indagando: ESTO ES NOLLYWOOD

¡No te lo pierdas!

Grace Évora – Música – Cabo Verde

Estándar

Por Bárbara Igor (MISOSOAFRICA)

Grace Évora nació en la isla de San Vicente, Cabo Verde, el día 2 de febrero de 1969, en el seno de una familia de respetados artistas.

Siendo niño en la villa de Salamansa, demostró un enorme interés por la música y el canto, así como también por la batería.

A la edad de 8 años, emigró con su familia a Francia, pasando un corto período en París, para más tarde fijar residencia en Holanda, Roterdam, donde vive hasta hoy.

El año 1989 integra el grupo Livity como baterista, donde comienza su reconocimiento como artísta.  Es con la canción “Bia” del segundo álbum de la banda, que la carrera de Grace Évota toma otro rumbo, ganando la aceptación como cantante, para luego llegar a lanzar su carrera como solista.

A comienzos de los años 90, formó el grupo Splash junto a Dina Medina, Djoy Delgado, Johnny Fonseca, Roberto Matias, Manu Soares y Milena Tavares.

En la actualidad, ya con 43 años, Grace Évora está en el pic de su carrera como solista, de la que extraemos la siguiente canción.  ¡Que lo disfruten!

Lolita-Grace Évora

 

 

Fuentes: Zwela África

Fuentes: áfrica online

La IX edición del festival ‘Cine y Migración’ de Agadir se inicia con 30 películas

Estándar

“Tahar Benjelloun es un escritor de renombre que ha tratado en su obra, temas complejos ligados a la condición humana de los inmigrantes, a su identidad, a las dificultades de integración o los problemas de racismo y de exclusión “

El festival ‘Cine y Migración’ en su novena edición que se celebrará del 8 al 11 de febrero en Agadir contará con un total de 30 películas marroquíes y extranjeras. Entre ellas el largometraje de Brahim Chkiri ‘La ruta hacia Kabul’ premiada por una mención especial del jurado en el festival de Tánger y ‘Andalucía mi amor!’ de Mohamed Nadif.

La comedia y la sátira son este año las protagonistas de un certamen que acoge a actores, críticos de cine y universitarios. El tema de la inmigración es el hilo conductor de los debates durante los cuatro días del festival.

El escritor marroquí Tahar Benjelloun presidirá la novena edición del festival ‘Cine y Migración’.“Tahar Benjelloun es un escritor de renombre que ha tratado en su obra, temas complejos ligados a la condición humana de los inmigrantes, a su identidad, a las dificultades de integración o los problemas de racismo y de exclusión “, destacó el director del festival, Aziz El Omari.

El festival ‘Cine y Migración’ está organizado por la asociación ‘Iniciativa cultural’ en colaboración con el Centro Cinematográfico Marroquí (CCM). La nueva edición ofrecerá a los cinéfilos y al público, la oportunidad de hacer un seguimiento y ver los cortometrajes, largometrajes y documentales que tratan el fenómeno de la inmigración.

Además, varias mesas redondas están previstas al respecto y se homenajeará a dos personas del ámbito artístico como el cantante-compositor y actor marroquí, Younes Megri, en reconocimiento a su larga trayectoria artística y el egipcio Hassan Hosni, considerado una de las figuras emblemáticas del cine de Egipto. Asimismo, en colaboración con la Universidad Ibn  Zohr (Agadir) se impartirán algunos talleres acerca de la imagen cinematográfica, escritura y cine e interpretación  dramática, a los alumnos y estudiantes.

Ref:  diariocalledeagua

Gentileza de nuestro amigo y colaborador Carlos Souza (Brasil/RJ)

Las Lenguas de África

Estándar

En el continente africano se hablan unas 1.500 lenguas repartidas en cuatro familias lingüísticas: la afro-asiática, la nigero- congoleña, la nilo-sahariana y la joisana.

La familia afro-asiática, situada en el norte del continente, se divide en cinco grupos:

• El semítico
• El bereber
• El antiguo egipcio
• El cusítico
• El chádico

El grupo semítico incluye, entre otras, el árabe y el amárico, lengua oficial de Etiopia.

El grupo bereber incluye el amazig, el tuareg, y el guanche, hablado antiguamente en las Islas Canarias. El antiguo egipcio es el único miembro conocido de su grupo. Al grupo cusítico pertenecen lenguas como el somalí – oficial en Somalia – o el oromo.

Finalmente, el grupo chádico incluye el hausa, la lengua con más hablantes de África después del árabe.

La familia nigero-congoleña es una de las agrupaciones más grandes del mundo, después de la austronésica. Se extiende desde Senegal hasta Kenia y el sur del continente. Se divide en los siguientes grupos:

• El mande
• El kordofán
• El atlántico-congoleño. Este grupo lingüístico incluye subgrupos de lenguas como el atlántico (fulani, wolof, serer), el kwa (akan, ewe, yoruba, igbo) o el benue-congo, al cual pertenecen las lenguas bantu (suahili, fang, zulu, kikongo, kimbundu, kikuiu, etc.). El parentesco entre estas lenguas fue uno de los primeros en ser reconocido.

La familia nilo-sahariana se encuentra en diversos núcleos entre la familia afro-asiática y la nigero-congoleña. Pertenecen el   masai, el shilluk, el kanuri, el songhai o el nuer, entre otras lenguas.

Finalmente, la familia joisana se extiende por el sur del continente e incluye lenguas como el nama o el kwadi.

Además de las lenguas agrupadas en las cuatro familias lingüísticas mencionadas, en el continente africano se habla el inglés, el francés, el portugués y el español como consecuencia de la colonización. Así, con la independencia de las colonias, muchos estados africanos optaron por una lengua europea como lengua oficial: el portugués es oficial en Angola, Mozambique, Guinea Bissau y varias islas del Atlántico; el español lo es en Guinea Ecuatorial y el inglés y el francés lo son en varios estados.

Si nos fijamos en la dinámica de las lenguas, África puede ser considerado el continente de la diversidad lingüística, ya que es la zona donde se dan menos procesos de sustitución lingüística (aproximadamente el 20% ante el 50% mundial). Otra característica es que mientras que en otras zonas del mundo las lenguas que se extinguen son sustituidas por otras lenguas europeas, en África  son las lenguas africanas (suahili, wolof, hausa, ful, etc.) las que ocupan el espacio de las subordinadas.

Muchas palabras de origen africano se han extendido por todo el mundo. Así, palabras como vudú, zombi, chimpancé o safari  proceden del bantú. Cola, procedente del ewe, ha llegado a muchísimas lenguas a través de la Coca-cola, y ñu, de origen joisano, es  una de las pocas palabras que ha surgido de esta familia.

Como testimonio de una lengua ya extinguida, el antiguo egipcio nos ha dejado palabras como endibia, goma u oasis. A esta lista podríamos añadir un gran número de palabras procedentes del árabe y del amazigh que se han extendido por todo el mundo,  como por ejemplo algodón (del árabe).

Gentileza de nuestro amigo y colaborador Carlos Souza (Brasil/RJ)

Ref.:  Casa de Las Lenguas


MÁSCARAS AFRICANAS

Estándar

Sin duda las máscaras constituyen el elemento más sugestivo del arte negroafricano. En ellas se despliega la prodigiosa capacidad creadora y la imaginación de los africanos, que se patentizan en una extraordinaria variedad formal, subrayada por la utilización, junto a la madera, materia prima fundamental, de toda clase de elementos decorativos (rafia, cauris, hojas, sartas de vidrio de colores, conchas, campanillas etc.); por otra parte, mientras que las tallas mágicas o de antepasado, casi nunca van pintadas en las mascaras el color puede ser utilizado con enorme liberalidad y en tonalidades muy contrastadas y violentas.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

A la innumerable variedad de formas hay que añadir la complejidad de significados y la multiplicidad de usos, determinados por los distintos tipos de ceremonias en las que la máscara tiene su marco especifico dentro de la sociedad tribal. En efecto, las máscaras constituyen el elemento esencial de las ceremonias funerarias, de la fertilidad de la tierra, los animales y los hombres, y en las ceremonias de iniciación de las distintas sociedades secretas, que constituyen uno de los rasgos específicos de la sociedad negroafricana. En general, cualquier acto importante de un determinado grupo social esta marcado por la celebración de ceremonias en las que son protagonistas la música, el canto y las danzas; en esas danzas participan siempre, en mayor o menor número, los enmascarados. La tipología de las mascaras es muy amplia y hay que tener en cuenta que, dentro de cada etnia y cada grupo tribal o clánico puede desplegar una marcada diversidad de formas.

Texto extraido del libro: Cómo reconocer el arte negroafricano
Autora: Carmen Huera
Editorial: EDUNSA

Gentileza de nuestro amigo y colaborador Carlos Souza (Brasil/RJ)

LITERATURA AFRICANA – ANTONIO AGOSTINHO NETO

Estándar

Para conocer la literatura angoleña, es necesario conocer la poesía de Agostinho Neto.

Nacido en Catete, Angola, en 1922, Agostinho Neto falleció en 1979. Hizo sus estudios primarios y secundarios en Angola. Se licenció en medicina en La Universidad de Lisboa. Siempre estuvo ligado a La actividad política en Portugal, donde fundó la revista Momento con Lúcio Lara y Orlando de Albuquerque en 1950.  Como otros escritores angoleños, fue preso y desterrado a Cabo Verde.

“Poeta de La hora revolucionaria, combatiente de La lucha anticolonial, primer presidente de La República Popular de Angola, su obra, sobrepasando los límites de la historia literaria, se confunde con la historia reciente del país. Condicionada por las dificultades del momento en que fue escrita, tanto la construcción, como la publicación de esta obra se dan de forma dispersa e irregular… “(“Agostinho Neto: el lugar de la poesía en tiempos de lucha” de Dalva Maria Calvao Verani en África y Brasil: Letras en lazos. Org. de María del Carmo Sepúlveda y María Teresa Salgado. RJ: Ed. Atlántica, 2000).

Su obra poética puede ser encontrada en cuatro libros principales: Cuatro poemas de Agostinho Neto (1957), Poemas (1961), Sagrada Esperanza (de 1974 que incluye poemas de los dos primeros libros) y la obra póstuma La renuncia imposible (1982). La poesía de Agostinho Neto es una poesía comprometida que presenta las imágenes poéticas de las vivencias del hombre angoleño. Pero él no habla sólo del pasado y del presente, sino también de la búsqueda, de la preparación del futuro.

Mañana entonaremos himnos a la libertad cuando conmemoremos la fecha de la abolición de esta esclavitud “Nós vamos em busca de luz / Os teus filhos Mãe ( todas las madres negras cuyos hijos parten) Vão em busca de vida (“Adiós a la hora de partida” del libro Sagrada Esperanza)

La poesía de Agostinho Neto habla de la necesidad de luchar, de soñar, de luchar por la independencia. Es necesario luchar por una nueva Angola, reconquistar la identidad angoleña a pesar de la presencia del colonizador.

“La poesía de Neto trae el reconocimiento de que nunca se está sólo, de que no se puede ignorar la presencia del otro, incluso si el otro reduce sus posibilidades de ser. El otro, en las palabras de Agostinho Neto, se combina al yo-angoleño definiéndolo, pero no le roba los orígenes.  Antropofágicamente el otro es asumido, componiendo la imagen auténtica del ser angoleño contemporaneo: ser África porque, ‘ canibalescamente’, el otro – que históricamente determinó los desvíos de la cultura originaria angolaneña – se hizo presencia en el cuerpo de Angola.  Ser África de los caminos entrecruzados, pero hacerse África.

(“El yo y el otro en Sagrada Esperanza” de Marcelo José Caetano – Cuaderno CESPUC de búsqueda PUC – Minas – BH, n 5, abr.1999).

Gentileza de nuestro amigo y colaborador Carlos Souza (Brasil/RJ)

Fuente:  LITERATURA BRASIL HISPANO

Traducción:  Carla Vargas Villarroel

Revisión de Textos:  Bárbara Igor

“La Reina Nzinga sedujo a Francia” (*)

Estándar

Por Simão Souindoula (Angola)

 

 

Resumen

“Una de las figuras emblemáticas de la historia de África es, sin duda, la  « Doble Soberana », que reinó en Ndongo, luego en 1623 y en  Matamba, a partir de 1630.

La reputación de la tenaz « Ngola » llega, rápidamente a Europa occidental y particularmente, en el  Hexágono.

Diversas iniciativas de naturaleza científica, literaria y artística serán ahí notadas.

Ellas se consustanciaron, del siglo  XVIII hasta nuestros días,  por la edición de romances de carácter  histórico, la evocación de la figura de la temible “Kiluanje” en varias obras clásicas así como la publicación de relaciones antiguas y de crónicas biográficas.

Y es  Paris que dará, a mediados del siglo XIX a la hija de Kenkela  – ka – Nkombe, un rostro.

Sensible a este patrimonio, el « País de las Artes y Letras » apoya, durante la última década, en marcos bilaterales o multilaterales, diversas acciones apostando a un mejor conocimento de la extraordinaria historia de la  « Señora de Santa Maria de Matamba »: organización de jornadas culturales,  coloquio internacional, conferencias académicas, publicaciones, impresión de soportes textiles, etc.”

Abstract de la conferencia del Historiador Simão Souindoula a presentarse el día 13 de enero de 2012, en Luanda. 

  Simão Souindoula es angoleño.  Historiador, actualmente se desempeña como investigador y es Vice-presidente del Comité Cientifico Internacional de la UNESCO, donde dirige el proyecto “La Ruta del Esclavo”

Alfredo Jaar y Ruanda en la Bienal de São Paulo

Estándar

Por Bárbara Igor

Mayor fue nuestra sorpresa cuando caminando por los salones de la Bienal de São Paulo, nos encontramos con la obra de Alfredo Jaar.  Si bien es cierto que la versión 2010 se encargaba de hacer un recorrido por las 29 ediciones anteriores, no dejó de llamar nuestra atención que era precisamente la obra de Jaar la que acaparaba la atención tanto del público como de los jóvenes estudiantes de artes a los que se les encargara la guía a los turistas menos entendidos en la materia.

En términos formales la obra constaba de un pasillo en el que el espectador, por medio de una frase de la extensión de la pared, era introducido en el contexto de la obra: el genocidio en Ruanda de 1994.

Mientras que en el salón, sobre una mesa de luz, miles de diapositivas representando el número de muertos durante el genocidio,  en dicha primavera del 94.

Las diapositivas reproducían la mirada de una joven que vivió en carne propia los horrores del conflicto.  En concreto, sus ojos vieron el asesinato de los miembros de su familia.

Fue una joven afrodescendiente, estudiante de arte, la que orientó nuestro paseo por la Bienal.   Su sorpresa fue saber que compartíamos la misma nacionalidad con el artista, autor de la obra que a su juicio, era la más cautivadora de toda la Bienal.

Pero ¿A qué se debía esta admiración que la obra despertaba?  Según sus propias palabras, a la simpleza con que el mensaje era transmitido a través del simbolismo de las cifras; la observación de una sola mirada que era capaz de representar la de cientos de miles de ruandeses tras el evento que había arrasado con cada uno de ellos, indiscriminadamente.

Indudablemente la obra era conmovedora.  Aun en el desconocimiento absoluto de lo que fuera aquella catástrofe, era posible situarse y comprender.

Resulta inquietante la efectividad de la obra pese al abismo existente entre países como Ruanda y Chile, y más aun entre Ruanda, Chile y Brasil.  Sin embargo, para ser efectiva, la obra no necesitaba de más presentaciones que aquella frase reflejada en la pared y de la intimidad de una sala oscura, llena de miradas cómplices.

Imágenes: MISOSOAFRICA

MISOSOAFRICA: Bárbara Igor Ovalle (1982), natural de Santiago de Chile. Es Licenciada en Artes, actualmente coordina las publicaciones en el presente espacio.

Nicole Rademacher y su “Tierra Común”

Estándar

imágenes de la obra de Nicole Rademacher

Nuestra amiga Nicole Rademacher ha sido invitada a una residencia artistica en Lake Victoria Arts Residency Program (LVARP) en Kenia, programada para los meses de febrero y marzo de 2012.

Nicole, en su carrera artística ha enfatizado en lo que considera su temática, la que dice relación con el registro de rituales domésticos y modos de vida de las diferentes culturas existentes en el mundo.  Esta vez, queriendo llevar más allá su desafío, inicia este viaje a Kenia, una cultura que tal y como ella ha dicho “es supuestamente muy distinta a la mía”.  El proyecto a desarrollar lleva por nombre “Tierra Común”, nombre que ejemplifica la búsqueda que emprende.

Nicole Rademacher es estadounidense, original de Carolina del Norte y desde hace un par de años reside en nuestro país (Chile).

Les escribo porque lancé una campaña online para recaudar fondos a través de indiegogo.com. Me puedes ayudar por varias vías.  Armé varios “regalos” para las donaciones que son muy buenos (postales, impresos, un libro autografiado) y además de esto, necesito de tu ayuda para ¡¡¡¡DIFUNDIR MI CAMPAÑA!!!

Enlace a la campaña: http://igg.me/p/43753?a=194290&i=shlk

La mejor manera de difundir es el boca a boca:

Para MISOSOAFRICA es de vital importancia que el plan de Nicole se concrete, porque junto con registrar el actual modo de vida de la cultura keniana, el que diariamente amenaza con ser modificado por innumerables factores externos, ella será nuestro primer puente informativo con el cuerno de África.

¡Esperamos tu ayuda!

“Bamako”, un ejercicio instructivo a nuestras conciencias.

Estándar

Por Misosoáfrica

Más que como un filme, Bamako puede ser entendido como un ejercicio poético, tan poético como subversivo, tan subversivo como instructivo.  La problemática de la pobreza, la explotación de las riquezas de un continente flagelado por sus propios explotadores y la imposibilidad latente de revertir dicha situación, se nos plantea aquí en una sucesión de escenas que a nuestros ojos, tan ajenos a la realidad subsahariana, se nos presenta como surrealismo puro.

Una joven y bella cantante (Melé) intentando salir adelante pese a la desesperanza de su marido cesante (Chaka).  Una escritora sacando a la luz sus ideales y persistiendo en su trabajo comunitario en la industria del algodón, siempre amenazada por China y su desarrollo avasallador.  Un grupo de testigos citados por los defensores de las actividades del Banco Mundial y el FMI en el país, otro grupo de detractores que intentan denunciar ante su comunidad, como ha sido precisamente la presencia de dichas instituciones lo que los ha llevado a la crisis en la que se ven sumidos.

Todo transcurre en el patio de una comunidad, mientras las mujeres tiñen o hilan el algodón, un enfermo padece en su cama, la hermosa cantante se pasea antes de tomar su baño del día y los testigos juran ante un grupo de jueces vestidos en la más estricta formalidad.  Los niños juegan, se celebra una boda en plena sesión, un anciano realiza su declaración ante el cabildo cantando.  Todo esto coronado por el relato de los participantes del cabildo: profesores cesantes, ex inmigrantes, mujeres que se atrevieron a levantar la voz.

El lento transcurso de los acontecimientos, los altoparlantes transmitiendo las sesiones del cabildo y la exhibición de un western local, decoran como a la vez llenan de sentido el eventual sinsentido de los sucesos presentados en el film.

El dilema del pago de la deuda externa, traspasado por una moral que reconocen como característica propia del pueblo africano;  mientras que por su parte, Chaka, alienado y al borde de la ruptura matrimonial, se proyecta en un empleo como guardia de la embajada de Israel en Malí, el día que esta exista.

Datos Técnicos.

Dirección y guión: Abderrahmane Sissako.
Países:
Francia, Mali y USA.
Año: 2006.
Duración: 118 min.
Género: Drama.
Interpretación: Aïssa Maïga (Melé), Tiécoura Traoré (Chaka), Hélène Diarra (Saramba), Habib Dembélé (Falaï), Djénéba Koné (hermana de Chaka), Hamadoun Kassogué (periodista), Hamèye Mahalmadane (presidente del tribunal), Aïssata Tall Sall (abogada), William Bourdon (abogado), Roland Rappaport (abogado), Danny Glover (cow-boy).
Producción: Denis Freyd y Abderrahmane Sissako.
Producción ejecutiva: Danny Glover y Joslyn Barnes.
Fotografía: Jacques Besse.
Montaje: Nadia Ben Rachid.
Diseño de producción: Mahamadou Kouyaté.
Vestuario: Maji-da Abdi.

MISOSOAFRICA: Bárbara Igor Ovalle (1982), natural de Santiago de Chile. Es Licenciada en Artes, actualmente coordina las publicaciones en el presente espacio.

Jóvenes creadores de Malí

Estándar

 Para todos los amantes del arte, aqui les va un listado bien completo de artistas que pueden revisar y conocer.  El común denominador es la ciudad de Bamako, conocida internacionalmente por la bienal de fotografía que ya cuenta con 8 versiones.

Este selecto grupo de artistas, integrado tanto por nuevas promesas del arte malí como por artistas ya consagrados, formó parte de la exposición “Singularidades: jóvenes creadores de Malí” en el teatro Víctor Jara de Gran Canaria, España.

¡Que lo disfrutes!

MISOSOAFRICA

Los artistas

  • Mamadou Lamine Barry. Nacido en Bamako en 1980, vive y trabaja en su ciudad. Muy sensible a las costumbres, trabaja tanto la pintura, la escultura como los decorados y la creación de vestuarios para el cine y el teatro. En su obra fotográfica La Magie, trata el tema de la continuidad de las tradiciones, frente a la globalización de la cultura.
  • Seydou Cisse. Nacido en Sevare, Región de Mopti en 1981, vive y trabaja en Bamako. Se expresa a través de la video-creación utilizando sus habilidades de artista plástico para moldear un mundo imaginario. A menudo en sus obras cuestiona los prejuicios los más arraigados sobre el mundo, con un sentido poético siempre renovado.
  • Lamine Coulibaly. Nacido en Bamako en 1982, vive y trabaja en dicha ciudad. Trabaja la pintura, la escultura y la fotografía con el mismo cuidado. Lamine abordó la obra Antiguo Ancestro con un sentido de la apropiación del otro que refleja un profundo conocimiento de las cualidades actuales de la creación.
  • Toussaints Klemagha Dembele. Nacido en Koutiala, región de Sikasso en 1982, vive y trabaja en Bamako. Conocido principalmente en el mundo del cómic y de la animación, ha descubierto recientemente las posibilidades de la multimedia. El artista destruye los límites de los géneros artísticos para incluir, en su video creación, el performance.
  • Modibo Doumbia. Nnacido en Bamako en 1975, vive y trabaja su ciudad. La cultura oral ha sido el inicio de su obra Parole, donde mezcla dibujo, pintura y escultura con un sentido de la instalación digna de la tradición de los grandes artistas africanos contemporáneos.
  • Hawa Keïta. Nacida en Sikasso en 1989, vive y trabaja entre Bamako y Sikasso. Se distingue por la calidad despejada de su discurso, tanto formal como estético. Sus imágenes atraen la atención participando discretamente de las tendencias más contemporáneas de la fotografía.
  • Mohamed Konate. Nacido en Bamako en 1978, vive y trabaja en esta ciudad. Crea videos e instalaciones experimentando con los límites de la credibilidad social y política de las fronteras. Su obra ha sido señalada en la última Bienal de Dakar en 2008.
  • Tiecoura N’Daou. Nacido en Mopti en 1983, vive y trabaja entre Bamako y Mopti. Sus obras fotográficas y de video-creación destacan por su sorprendente perfección. Utiliza diversos soportes de un modo socialmente comprometido.
  • Oumou Sankaré. Nacida en Niafunke, región de Tombuctú en 1977, vive y trabaja en Bamako. Esta artista, muy comprometida en las tendencias del arte contemporáneo, expresa sus mitologías personales en unos videos performances inteligentes y estéticamente muy creativos.
  • Abdoul Karim Sylla. Nacido en Bamako en 1980, vive y trabaja en esta ciudad. Crea esculturas con materiales poco corrientes como el pelo. Fotografía y después manipula los colores, investigando los limites de la imagen entre fotografía y la pintura.

ESPECIAL: México reabre una ventana del cine a África

Galería