Archivo de la etiqueta: cine africano

El Fenómeno NOLLYWOOD – Nigeria – Cine

Estándar

Por Bárbara Igor (MISOSOAFRICA)

Nollywood surge en una época de penurias económicas e inseguridad en Nigeria. Si bien en un comienzo no fue muy bien visto por el público nigeriano, poco a poco ha ido ganando terreno, consiguiendo su valoración en toda África, así como también en la diáspora nigeriana en el mundo entero.

Les dejamos entonces con este documento en vídeo, en donde la realizadora y productora nigeriana Peace Anyiam-Fiberesima, y la aficionada Eneh Ebuka, nos muestran cómo Nollywood se ha convertido en la segunda potencia productora de cine del mundo, después de Bollywood, superando inclusive a Hollywood.

Y para quienes quieran seguir indagando: ESTO ES NOLLYWOOD

¡No te lo pierdas!

Tu destino secreto a África: Saint Louis, tranquilidad colonial en Senegal.

Estándar

Nos detenemos en la secreta perla colonial de Senegal, Saint Louis. La ciudad, ubicada en el Río Senegal y salpicada por las playas del Atlántico, conserva su estilo francés y pacífico, pero también realmente africano.

Saint Louis era una ciudad que, simplemente, tenía que crearse. Los comerciantes franceses vieron ya en 1659 la importancia estratégica y económica de establecer una base en la estrecha isla de Ndar, en la desembocadura del río Senegal. Con total naturalidad, se convirtió en la capital del Senegal francés desde 1673 hasta 1960.

Saint Louis es una ciudad que tiene que ser preservada. UNESCO reconoció los valores únicos de la ciudad y su historia en 2000, dándole la categoría de Patrimonio Mundial. El título de la UNESCO no sólo se deba a la bien conservada arquitectura colonial en el casco antiguo de Ndar, sino también a la interacción franco-africana y la importancia cultural e histórica de Saint Louis para “una gran parte de África Occidental”.

Yo mismo, he descubierto Saint Louis después de que un viejo compañero periodista, especializado en viajes, optó por celebrar la Navidad en esta ciudad de mayoría musulmana, que había conocido ya desde la época colonial. Así que decidí reservar unos días exclusivamente en Saint Louis en medio de un duro viaje de trabajo que me había llevado por la bulliciosa Dakar y la un poco aburrida Nouakchott.

Y de hecho, se convirtió en una relajante estancia. Creo que es el lugar más relajante que he visitado en África occidental. Combina todas las cosas que amo: lugares de interés, arquitectura armónica, agradables paseos al aire libre, la buena y genuina comida y cultura africana… pero todo ello sin las trampas para turistas y las falsas fachadas que dominan otros destinos más concurridos.

En especial, agradecí la posibilidad de vagar alrededor de las contrastantes y distintas partes de la ciudad. Saliendo de la ciudad colonial en Ndar por el fascinante puente de hierro de Faidherbe, se llega a la nueva ciudad de Saint Louis, Sor, en el continente. Aquí, la arquitectura es aburrida, pero los mercados repletos y las pequeñas tiendas que hay en cada esquina nos hacen regresar directamente al África contemporánea.

Cruzando el estrecho puente del este de la isla de Ndar, se camina hacia la estrecha y arenosa península de Langue de Barbarie, cuyas dunas protegen a Saint Louis del Océano Atlántico.

Una vez más, se llega a otro mundo. Tras pasar por un par de calles, la playa de Saint Louis de repente se convierte en un pueblo de pescadores, con cientos de pequeñas y coloridas embarcaciones y canoas, además de numerosas personas en la playa ofreciendo delicias frescas del mar.

Y si esto no fuera suficiente, si se continúa paseando por el sur Langue de Barbarie, no pasa mucho tiempo antes de que la playa se convierta en una zona interminable y casi despoblada. Si se opta por una larga caminata – o quizás más bien un taxi – incluso se puede llegar a Parque Nacional Langue de Barbarie, en el extremo sur de la península, donde se puede observar una gran densidad de aves acuáticas, como los flamencos rosados.

Pero la atracción principal sigue siendo el centro colonial de la ciudad. Aunque la arquitectura del centro es claramente francesa y la ciudad fue durante siglos una población y comuna francesa – donde incluso la mayoría de los habitantes africanos podían incluso votar en las elecciones para el parlamento de París – es en realidad uma ciudad muy africana. Ciudad muy africana. La vida de la calle, los festivales y la mayoría de los alimentos son senegaleses, tal y como se pueden encontrar en el resto del país.

Pero el distinguido toque con el que cuenta Saint Louis no se puede encontrar en otras partes de Senegal, con la excepción de algunos barrios de Dakar. Es el sentimiento arraigado de una historia urbana, mezclada con una agradable tranquilidad provincial.

De hecho, para los viajeros fue una decisión afortunada que Dakar se convirtiese en capital del país con la independencia en 1960, ya que ha provocado que el desarrollo de Saint Louis se haya “congelado” un poco durante décadas. Para la población local, la decisión fue dramática y la economía entró en una fuerte recesión. Pero la falta de inversiones ha mantenido el centro histórico lo suficientemente intacto para que la UNESCO llegase a su histórica decisión en el año 2000.

Al menos desde entonces, el turismo cultural individual a Saint Louis ha ido en aumento. El centro de la ciudad, Patrimonio de la Humanidad, está siendo lentamente restaurado, y la gama de alojamientos y restaurantes está mejorando.

Encontrar alojamiento en Saint Louis se debe hacer con antelación si al visita coincide con uno de los muchos festivales que se celebran en la ciudad. Se pueden encontrar opciones de bajo coste en el casco antiguo, aunque ello conlleva algunas investigaciones. La mayoría de los hoteles intentan ofrecer un toque de lujo histórico, con precios de acuerdo con este estilo. Para el turista que prefiera la playa, hay algunos grandes complejos turísticos en Langue de Barbarie.

La oferta gastronómica ofrece una amplia gama de va desde la cocina francesa en la mayoría de los lugares orientados al turismo, así como comida italiana, libanesa, asiática y la económica, pero sabrosa, cocina senegalesa. Si no el viajero no está familiarizado con la cocina senegalesa, no debe tener miedo alguno. ¡Es sencillamente maravillosa! En muchos lugares, podrá incluso tomar una cerveza o un vino junto con la comida, algo que no siempre es habitual en Senegal.

Llegar a Saint Louis, que se encuentra en el norte de Senegal, cerca de la frontera con Mauritania, es bastante sencillo a través de Dakar. Dakar cuenta con el aeropuerto mejor conectado de la región, con vuelos directos a muchas capitales europeas, EEUU y Sudáfrica. Desde Dakar, se puede ir a Sant Louis en los económicos taxis compartidos o en un taxi normal, más caro.

Si se desea combinar el viaje con otros destinos, Dakar siempre merece la pena para una estancia, larga o corta. También la más verde y amigable provincia de Casamance, en el sur, con el encanto de Ziguinchor y los resorts franceses de lujo en la playa, son una buena opción. Bon voyage!

REF: afrol News.

Gentileza de nuestro amigo y colaborador Carlos Souza (Brasil/RJ)

Bamako (una película de Abderrahmane Sissako)

Estándar

Por Misosoáfrica

Obviamente al Banco Mundial no le anima un instinto asesino, pero el Banco Mundial es sin duda la piedra fundamental, el centro de ese capitalismo que ha perdido la razón porque se ha convertido en un capitalismo financiero, en un capitalismo depredador, un capitalismo que ignora el interés general para organizar lo que más desea: sacar beneficios a perpetuidad.

“Evidentemente es un inmenso honor defender a la sociedad africana y defender a los millones de mujeres y hombres de honor que han sido magníficamente encarnados estos días y que han venido a decir finalmente que el mundo, desde que existe, se ha organizado siempre para que la parte del mundo que sufre y padece, se calle y guarde silencio. Y por supuesto para que el continente africano sufra en silencio, hacen falta carceleros, es preciso que haya guardias, o sea: el imperio americano y sus subcontratistas europeos. Hacen falta doctores de Afairouz1, doctores Folamour2 que prescriben recetan que los africanos no saben leer ni tampoco respetan. Esas recetas, supuestas pociones mágicas que se revelan en seguida como venenos muy bien destilados, venenos chinos, y los chinos podrían ponerse a ello y el mal seria absoluto. O sea que sí, creo que no le será difícil declarar culpable al banco mundial y a sus cómplices: la asociación de malhechores. No será difícil porque el balance es espantoso, las cifras son homicidas y las estadísticas asesinas. Sólo tenemos que recordar que en 20 años, desde que se planeó el ajuste estructural, se han establecidos planes de destrucción y empobrecimiento estructural. Junto a eso las estadísticas hablan y son elocuentes sobre la tragedia que tenemos ante nosotros. La esperanza de vida ha disminuido 46 años, manipulan el SIDA cínicamente para olvidar que esa tasa de mortalidad, si aumenta, va unida al descenso importante y significativo de la renta per cápita en África. Eso es evidente y voy más allá. Los planes de ajuste estructural han fracasado en conjunto. Esos 50 millones de niños africanos cuya muerte está prevista en los próximos 5 años, esos 3 millones de muertos por paludismo programados para el año que viene, ¿vamos a decir ante estas cifras asesinas que el Banco Mundial y los otros han triunfado? No se puede decir y no lo diremos. Y tampoco diremos que los planes de ajuste estructural han llevado a África con toda evidencia a un círculo vicioso y absurdo. Este círculo vicioso comenzó, el tribunal lo sabe, comenzó con la deuda, que es como una piedra al cuello de África, la deuda que es como un juramento de fidelidad al amo, la deuda cuyas cifras hablan por sí solas, 220.000 millones de dólares en 2003, la deuda de la que se sabe por las últimas estadísticas, Sr. presidente de la corte, que si se han podido devolver 4 dólares por habitante, aun quedan 4 dólares por pagar. Y evidentemente esta deuda ha puesto de rodillas a África, porque le roba su soberanía e independencia económica, la ha puesto de rodillas porque ha desmantelado su función pública, la ha puesto de rodillas porque la obliga a malvender sus servicios públicos en beneficio de los depredadores financieros, la ha puesto de rodillas porque ha acabado con los hospitales públicos, la ha puesto de rodillas porque ha privatizado la escuela, por la reducción sistemática de los ingresos de los funcionarios públicos, la ha puesto de rodillas y África se convierte en el espejo siniestro de lo que el mundo escribe, un mundo privatizado y ante ese mundo que se privatiza, el banco mundial se ha convertido en el banco de la inhumanidad. El banco mundial se ha convertido en el banco de la inhumanidad porque ha pasado a ser el Caballo de Troya del capitalismo financiero. Evidentemente nos dirán que la corrupción es compartida por africanos y europeos, pero ahora van a venir ellos a decirnos que la corrupción se inventó en áfrica?, van a decirnos que hay un cromosoma de corrupción en áfrica?, vamos a olvidar que los corruptores vienen de los países ricos nunca de los países pobres? o ¿que los países del g8 y el banco mundial no contentos con esclavizarnos miran a África amenazándola con suspender su ayuda por ser los más corruptos del planeta? Eso es rizar el rizo confundir la causa y los efectos, aquí el asesinato se desdobla con su faceta siniestra: el cinismo del Banco Mundial. Muy lejos de nuestra intención decir que el banco mundial se alimenta de niños africanos o como el dios Moloc, o que odia el agua potable o el ferrocarril. Obviamente al Banco Mundial no le anima un instinto asesino, pero el Banco Mundial es sin duda la piedra fundamental, el centro de ese capitalismo que ha perdido la razón porque se ha convertido en un capitalismo financiero, en un capitalismo depredador, un capitalismo que ignora el interés general para organizar lo que más desea: sacar beneficios a perpetuidad. Porque el banco mundial intenta evidentemente humanizarse de vez en cuando y voy a dar un ejemplo de la humanización maravillosa del Banco Mundial que dijo hacen unos días en París con lagrimas de cocodrilo “cada semana 200 mil niños menores de 5 años mueren en el mundo en vías de desarrollo” fue Paul Wolfowitz, el que conceptualizó la guerra de Irak cuyo coste es superior a lo que valdría abastecer de agua potable a toda África y salvar a los cero positivos dándole genéricos. Sí, era él que fingía llorar en una tribuna de parís hace una semana. Acabemos ya con este baile de hipócritas, acabemos con este baile de depredadores, recordemos los últimos argumentos del banco mundial: “hay una maldición sobre África”. Y esa es la imagen espantosa que Europa refleja sobre África y que a veces contamina los cerebros y mata las conciencias críticas. África estaría condenada, la pobreza sería normal como el genocidio tropical, la esclavitud o el neocolonialismo, y esta fatalidad incluye también una certeza, la certeza de que el africano es ignorante, ¿no tuvimos ocasión de oírlo hacen unos días cuando testifico la señora Souko? tuvo la desfachatez de decir que sabía leer un balance, la mujer sabia se dijeron todos, la mujer sabia, pero si el mundo es demasiado complejo para los africanos ¡no saben nada! Y como no saben nada pueden descalificarlos y quitar legitimidad a todo el espíritu crítico que hemos oído valientemente hacen unos instantes en esta sala. Pues sí, van a declarar al Banco Mundial de abusar de la confianza de África, ¡sí! ¿Van a declarar al Banco Mundial de no ayudar a un pueblo en peligro?, ¡sí! van a declarar al Banco Mundial de no haber respetado su mandato original, servir a la humanidad y haciendo esto reabrirán la vía de la utopía que todos vemos con el ojo interior, y que permite diseñar un mundo nuevo en el horizonte , la utopía que es de alguna manera ese carnero africano que viene a investir y a desgarrar el habito de la razón de estado y de mercado, la utopía mañana para evitar lo que se prepara en los barrios de Agra, Arichango, el Cairo, es decir que chicos borrachos de pobreza y sufrimiento se transformen en una bola de fuego. Así que declararan culpable al banco mundial para que sea un banco de la humanidad. Declararan culpable al banco mundial de los crímenes de inhumanidad y cinismo que lleva cometiendo 20 años. La única pena posible es la pena más modesta, la pena más suave, porque a Wolfowitz… no lo vamos a tirar al Níger, no lo querrían ni los caimanes, la pena que deben imponerle y es lo que pedimos es: trabajar por el interés general de la humanidad a perpetuidad.”(*)

(*)Esta es la transcripción del discurso de uno de los abogados que participa del cabildo en el filme. Como sabemos de las dificultades que existen para conseguir dicha película, lo publicamos para animarlos a conseguirla y a involucrarse con la problemática de los países africanos, retratada aquí en Malí.

(1) Desconocemos a lo que hace referencia.

(2) Haría referencia al nombre francés dado al Dr. Strangelove.

MISOSOAFRICA: Bárbara Igor Ovalle (1982), natural de Santiago de Chile. Es Licenciada en Artes, actualmente coordina las publicaciones en el presente espacio.

El cine de Guinea-Bissau

Galería