Archivo de la etiqueta: musica africana

El futuro de África y el futuro de la humanidad.

Estándar

Por Kalaf Epalanga* (Rede Angola)

de saltos¿Qué lugar es ese, que nosotros los negros ocupamos en la mente de la humanidad? Para muchos no pasamos de datos estadísticos, esto es, somos un número abstracto con el cual nadie sabe muy bien cómo lidiar, ni nosotros mismos. Somos millones, sin rostro, sin nombre, una masa de gente desesperada a la deriva en el mar mediterráneo de camino al infierno.  Unas decenas, unas centenas, en una villa remota, en una sala de clases, en cualquier ciudad de este vasto continente que aparentemente nadie ve, ni siquiera los que habitan en él.  Somos millares de cuerpos en una tierra bendecida, forzados a lidiar con su propia invisibilidad.  Incapaces de reconocer tanto el cuerpo que habitamos como el de aquellos que nos son próximos, a escasos metros inclusive, curvado en el suelo y a gritos, ojos salientes y a la espera del último golpe de catana que el brazo igual al suyo irá a despedir.   Aquel golpe fatal, no sólo mutila, mata, anula toda o cualquier resto de esperanza en la humanidad.

Si miramos de cerca, la diferencia entre víctima y victimario es tan ínfima, que si nos distrajésemos seríamos capaces de concluir que el número de tragedias e injusticias que hemos venido a catalogar, por lo menos, desde el fin de la colonización europea hasta el día de hoy, podrían ser entendidas como fruto de una serie de caprichos geográficos y religiosos. Pero no, el problema es que nadie sabe qué hacer con nosotros, ni los que nos guían espiritualmente ni los que nos gobiernan, ni muchos menos nosotros como grupo.  No sabemos o que se espera de nosotros.  África parece ser una de aquellas novelas con potencialidad pero inconsistente.  Todo porque el protagonista principal, por más bien intencionado que sea, no consigue traducir de forma clara sus motivaciones, mientras que todos los otros personajes secundarios, luego n las primeras páginas, nos revelan a lo que vienen.  Europeos, americanos, rusos, chinos y hasta los cubanos, siempre fueron claros en cuanto sus motivaciones, sólo nosotros, los africanos, tartamudeamos cuando nos preguntan que esperamos de este continente.

La historia de los negros, así como la historia de la humanidad, no es bonita.  Algunos de nuestros líderes pensadores más iluminados, valerosos, audaces o incluso alucinados, si lo prefieren, fueron incapaces de esclarecer lo que significa ser africano, ser negro y en algunos de los casos, para los más equivocados, lo que significa tener una tez más clara, o ser blanco en el continente cuna de la humanidad.  Si dejásemos de lucrar con la ceguera colectiva a la que nos sujetamos, aun en algunos casos de forma inconsciente, podríamos aprovechar el fuego que nos quema por dentrocuando nos vemos delante de más de una tragedia africana.  Y comenzar, quien sabe, a examinar los mitos que hemos venido perpetuando voluntaria o involuntariamente sobre África y su pueblo a la luz de los nuevos pilares ideológicos que servirán para sustentar el futuro de la humanidad.

Kalaf Epalanga.  BENGUELA, 1978.  Musico de Buraka Som Sistema.  Publicó “Estórias de Amor para Meninos de Cor” y crónicas en varios periódicos.

Traducción: Bárbara Igor (MisosoAfrica)

Anuncios

Christie Azumah and Uppers International / Ghana

Estándar

DISCO

“Reedición de alta calidad del Santo Grial del Funk ghanés de los 70, disponible por primera vez en 30 años.  Un sonido totalmente único, un excepcional intento de Funk por una cantante africana acompañada de los legendarios Uppers International, 3 impresionantes melodías afro-funk más algunos de los Highlife de más alto calibre.  Uno de los mejores y más raros discos africanos, en nuestra opinión, hechos alguna vez.  Incluye un excelente inserto con algunas fotos antiguas atesorables.  Edición limitada de 1.000 copias, ¡no te duermas!”  (Reseña de la reedición lanzada por el sello Superfly Records, País:  Francia  Año: 2013 // Edición Original: Din Ya Sugri (Afrodisia DWAPS 2008) Año: 1976)

RETURN FLIGHT TO GHANA 1974-83 – AFROBEAT

Estándar

En Blog de Needle

El afrobeat nace de la influencia del ‘highlife’, música africana que suma la cadencia de una guitarra eléctrica y suaves toques de vientos. Esto podría explicarse por la estadía de músicos ghaneses en Londres durante los ’60, quienes trabajan tocando jazz, y se divierten en ratos libres interpretando el highlife folclórico, y de ahí la fusión.

complex-1024x789

La recuperación de exponentes musicales de África tuvo en Nigeria un polo de marcado desarrollo, compilaciones de intérpretes y sonidos perdidos, una época de explosión discográfica y cultural al alero de vientos independistas que hoy se reedita en vinilo. En este proceso, Analog Africa es un ineludible acierto de investigación musical.

Este registro sorprende con trece cortes catalogados como rarezas, un sonido que refresca el legado anclado a la figura de Fela Kuti, pero que aquí abandona Nigeria. El destino es Ghana –“La costa de Oro”– para dar con los autores de una música que continuó su camino entre las naciones subsaharianas.

En los primeros cortes encontramos próceres de este pequeño pero influyente país. Abren los Uppers International y la voz de Chester Adams con “Aja Wondo”, con el esquema de coro y respuesta. Le sigue Ebo Taylor Jr, heredero de la gloria musical que arrastra su nombre, quien desata la fiesta con “Children don’t cry”. Ya en tercer orden, De Frank’s Band mantiene el ritmo con el single “Do Your Own Thing”.

El afrobeat nace de la influencia del ‘highlife’, música africana que logra sumar la cadencia de una guitarra eléctrica y suaves toques de vientos.Esto podría explicarse por la estadía de músicos ghaneses en Londres durante los ’60, quienes trabajan tocando jazz, y se divierten en ratos libres interpretando el highlife folclórico, y de ahí la fusión.

En este compilado, sobresale además una orientación rítmica que lo separa del afrobeat más conocido en la obra de Kuti. Esto se explica porque algunas piezas salen de Accra y Cape Coast, zona central cercana a la costa, y suma también piezas del norte sahariano, con grupos ligados a la corriente islámica, segunda religión dominante de este país.

Hay que destacar la especial dedicación de AA para separarse de la ola de compilados que hoy copan la “world music”. Un libro de 44 páginas con una completa revisión de los artistas, palabras de Samy Ben Redjeb y una importante colección de fotografías de la época, son parte del acompañamiento gráfico a un disco pensado para exigentes coleccionistas.

Needle: http://www.needle.cl/

Feliz cumpleaños a “Mamá África”

Estándar

Hoy Google nos sorprendió con su saludo a la gran Miriam Makeba, que hoy cumpliría 81 años de edad.  Miriam Makeba, natural de Johanesburgo, fue una ardua opositora al aparheid, fenómeno de segregación racial que dominó por cerca de 5 décadas a Sudáfrica.

MISOSOAFRICA se suma a este homenaje

¡que lo disfrutes!

MAIS QUE NADA

PATA PATA

Richard Bona – Música – Camerún

Estándar

Por Bárbara Igor (MISOSOAFRICA)

Richard Bona, nace en Minta, Camerún, el 28 de octubre de 1967.  Su afición por la música surge tocando el Balafón, instrumento que le construyera su abuelo a la edad de 4 años.  Con sólo 5 años se presenta en la iglesia de su pueblo.

A los 11 años se traslada a la ciudad portuaria de Douala, donde despierta su inquietud por incursionar con instrumentos más actuales.  Con sus propias manos construye una guitarra y finalmente consigue trabajo como guitarrista.  Hacia el año 1980, el dueño de un bar le encarga formar una banda de jazz.  En la misma época y gracias a la colección de discos del dueño del bar,  Richard Bona descubre el debut de Jaco Pastorius, gracias al cual decide que el bajo eléctrico sería su instrumento.

El año 1985, fallece su padre, y como es común en algunos pueblos africanos, el joven Richard Bona decide ir a probar suerte a París, donde comenzó a codearse con músicos como Salif Keita, Manu Dibango,  Didier Lockwood, entre otros.  Ya siendo reconocido en el medio como un virtuoso, Richard Bona comienza sus estudios para perfeccionar su beta de compositor, y luego de esto, forma su propia banda “Point cardinale”

Tiempo después y animado por Mike Stern, Bona decide trasladarse a Nueva York, donde rápidamente encuentra su lugar entre los grandes de la escena del jazz mundial, entre los que cuentan  Mike Stern, Michael Brecker, Bob James, Randy Brecker, Chick Corea y Bobby McFerrin.

Colaboró como corista y bajista en la gira mundial de Pat Metheny Group, pero ya hacia el año 2004, sin dejar de lado sus colaboraciones con  Mike Stern, Steps Ahead o con la  Jaco Pastorius Big Band , Bona se aboca a su proyecto personal, en la formación de un sexteto que se ha presentado en lo principales festivales de jazz del mundo.

A continuación los dejamos con una de sus colaboraciones para MTV Unplugged con uno de los grandes músicos brasileños, Lenine, y más adelante, con una pequeña muestra de su música.

 Dina Lam – Richard Bona

 Lokua Kanza – Richard Bona

 You- Richard Bona y Pat Metheny Group

 Sweet Mary- Richard Bona

FUENTES: WIKIPEDIA

Sahara nómade – Música

Estándar

Por Francisco MF. (Chile)

“… En ella no vemos rastros de estabilidad ni permanencia, ya que se mantiene en constante cambio. Fuertemente basada en repeticiones, sus frases son tan irregulares y veloces que parecieran haber sido cortadas y pegadas en una secuencia caótica …”

Agali “Ali” Ag Amoumine es un músico proveniente de Tombuctú, ciudad ubicada en Mali, centro de la expansión musulmana por todo el continente africano. No sabemos mucho acerca de él y, probablemente, nunca sabremos más de lo que podamos inferir de su música. Por su vestimenta y la zona donde habita, sabemos que es un músico Tuareg, tribu en su mayoría nómade que viaja itinerantemente por la zona del Sahara.

La música de Ali Ag Amoumine avanza a paso rápido y en direcciones múltiples, como una tribu Tuareg avanzando por el desierto en busca de un próximo lugar donde asentarse. En ella no vemos rastros de estabilidad ni permanencia, ya que se mantiene en constante cambio. Fuertemente basada en repeticiones, sus frases son tan irregulares y veloces que parecieran haber sido cortadas y pegadas en una secuencia caótica.

Estamos demasiado lejos para comprender de qué se trata esta grabación –si es música de ritual, sagrada o de entretención- pero por lo menos podemos dar algunas nociones musicales acerca de ella.

Sin afán de sobreetiquetar esta música, esto es verdadera música minimalista ya que consta con una limitación extrema de recursos pero tiene una riqueza musical interminable. Consideremos que Ali Ag toca con un Tehardent, instrumento de 3 cuerdas que se pulsa como una guitarra. Lo acompaña Alhassane Maiga en las percusiones que, con una calabaza muy grande y unas “challas” pegadas a esta para darle más brillo, va tocando secuencias irregulares. La mezcla de estos dos instrumentos es tan compleja que las repeticiones simplistas de Philip Glass parecen un juego de niños en comparación a este disco. Las canciones van pasando pero la sonoridad siempre es la misma. Cambian un poco las melodías pero es difícil percibir muy bien las diferencias, sobre todo en las primeras escuchas de este disco. Eso sí, poco a poco, la percusión te va llevando a un estado de movimiento interior que, complementado con el Tehardant distorsionado de Ali Ag Amoumine, es una experiencia única.

Los grandes pilares rítmicos que afirman la mayoría de la música occidental se basan en el 4/4, 3/4, o variaciones de estos. Sin ánimo de entrar en la teoría musical, estas fracciones representan, básicamente, cómo está dividido el tiempo. Por ejemplo, en un ritmo regular basado en 4/4, podemos tener que cada 4 segundos, el primer golpe será fuerte, acentuado. Así, creamos una estabilidad perceptible desde el primer momento. Todos los ritmos conocidos en occidente se pueden agrupar en estas fracciones –llamadas cifras- regulares o bien, aproximar a estas.

Hoy en día hay una cierta inquietud, sobre todo en los músicos DIY (do it yourself), en crear música a partir de ritmos irregulares. Esta es una tendencia muy ligada a experimentaciones caseras con máquinas de samplers y drum machines, que se ha manifestado como una cierta búsqueda por la inestabilidad sonora. En el caso de Ali Ag, es inestabilidad pura (por lo menos para nuestra percepción occidental), de hecho, representa muy bien lo que significa ser nómade. Pretender que su música sea estable es como pretender que las tiendas donde viven lo sean también. En los campamentos tuareg no encontramos grandes pilares de mármol, piedra o madera dispuestos en forma simétrica en el espacio, sino, refugios irregulares dispuestos para capear el sol y las tormentas de arena. Por lo mismo, su música no consta de grandes pilares ni menos es simétrica. En cuanto a las cifras, se hace inconcebible asociar esta música a un 4/4 o un 3/4 ya que, tanto el Tehardent como la percusión van llevando cifras distintas al mismo tiempo, similar a lo que pasa en la música clásica de la India. Además, lo que hace el Tehardent es tan irregular que parece imposible agruparlo bajo una categoría rítmica.

Como lo dijimos anteriormente, esta es una música que avanza rápido, pero a tropezones y hacia múltiples direcciones. No existe clímax ni final épico en esta música, ya que es un viaje sonoro que no necesita de estos recursos dialécticos. El contraste entre la monotonía de recursos pero la habilidad con que estos son manejados hace que sea música en constante transformación, sin más ejes ni referentes que la percusión y la nota pedal del Tehardent que, a veces cambia y otras veces no está. Imaginamos así también el desierto del Sahara, monótono pero inestable a la vez.

Hemos omitido completamente comentarios sobre la relación con la voz pero ustedes podrán sacar sus propias conclusiones.

Recomendadísimo este LP, que viene además con un EP anexo. Para los buscadores de sonidos y formas musicales nuevas, no se van a arrepentir.

Francisco MF., natural de Chile, es músico y actualmente está a cargo del proyecto Needle Active Listening.

Mory Kanté – Música – Guinea

Estándar

Mory Kanté (nacido el 29 de Marzo de 1950 en Kissidougou, Guinea) es vocalista e intérprete de Kora (instrumento de 21 cuerdas usado mayoritariamente en el Oeste de África)

Nació en una de las familias de músicos Griots más conocidas de Guinea (título hereditario). Después de ser criado en la tradición Griot ‘Madinka’ en Guinea, fue enviado a Mali a la edad de 7 años, donde aprendió a tocar el Kora, asi como también aprendió importantes tradiciones vocales, algunas de las cosas necesarias para convertirse en griot.

En 1971 Kanté se hizo miembro de la Rail Band, en donde Salif Keita era el cantante. Keita dejó la banda en 1973, dejando a Kanté como vocalista.

Kanté es conocido internacionalmente por su hit de 1987 ‘Yéké yéké’ que fue uno de los hits africanos más vendidos, además de ser número uno en Europa en 1988, haciéndolo el primer single africano en vender más de 1 millón de copias.

3 canciones de ‘Akwaba Beach’ (álbum del cual se desprende Yéké Yéké) fueron la fuente de inspiración para 3 de las canciones más taquilleras en las películas indias. Yéké Yéké fue tocada como fondo en la épica Agneepath de 1990, cuando Amitabh Bachchan la estaba mostrando en Islas Mauricio. ‘Tama’, otra canción de este álbum, inspiró ‘Tama Tama’ tema del hit de 1990 Thanedar, estelarizada por Sanjay Dutt y Madhuri Dixit asi como también el tema ‘Jumma Chumma DeDe’ de la obra maestra del director Sooraj R. Barjatya ‘Hum Aapke Hain Koun!’ de 1994. Otra canción del álbum, ‘Inch Allah’, inspiró las primeras líneas del tema principal de H.A.N.K (siglas de la película).

Kanté nuevamente recibió inesperada fama en 1994 cuando el dúo alemán Hardfloor creó un remix bailable de “Yéké Yéké”. Además apareció en 2006 como vocalista en “Narama” una realización de DJ británico Darren Tate.

El 16 de Octubre del 2001, Mory Kanté fue nominado Embajador de la FAO (Organización de las naciones unidas para la alimentación y la agricultura).

Aquí los dejamos entonces con el clásico Yéké Yéké, el que indudablemente ¡ya conocen!

Yéké Yéké

Fuentes: Wikipedia y otros.

Traducción y redacción de textos: Pablo Fontecilla (Chile).

Sugerencia Musical: Zwela África!

Seya, de Oumou Sangaré (Mali, 2009)

Estándar

11 canciones basadas en la tradición de la música wassoulou, aunque con muchas influencias de etnias vecinas, como el uso de los tambores sabar usados por los wolof en el tema korolo o las maravillosas cuerdas que aparecen en donso, recordando esa unión de la música negra con la gnawa árabe.


Ref: Recomendaciones de la mediateca, CASA AFRICA.

L’Orchestre National “A” de la République du Mali

Estándar

Modibo Kaita fue el primer presidente de Mali, gobernando la nación entre los años 1960 y 1968. Inspirado por Sékou Touré de Guinea, su gobierno promulgó una política cultural y radical que vio nacer a las orquestas regionales y nacionales.

L´Orchestre National “A” de la République du Mali fue la primera de estas bandas, y fue formada un día después de que Mali se independizara.  En concordancia con las políticas culturales del nuevo gobierno, la orquesta fue formada por “músicos que han jurado servir a su país contribuyendo con toda su genialidad a proteger y revalorizar la música de Mali”.  La orquesta tenía entre sus filas a algunos de los mejores músicos en su país, sin embargo no todos podían encajar en esta categoría, por lo que en los años venideros se formaron también las orquestas nacionales B y C.

La orquesta nacional “A” fue dirigida por Keletigui Diabaté, un multi-instrumentista que tocó la primera guitarra en la agrupación. La conexión entre las políticas culturales de Guinea y Mali se consagra en el grupo en parte gracias a Keletigui, quien también fue  uno de los miembros formadores de la Guinea’s Orchestré de la Garde Républicaine  (en su primera formación).  El único LP de la Orquesta nacional “A” (imagen de arriba) fue realizado aproximadamente en 1970 por el sello discográfico Barenreiter-Musicaphon.  Este contenía 2 canciones de la tradición narrativa épica de los griots, ‘Tara’ y ‘Duga’, esta última a la par con las mejores versiones registradas en Mali.  Sin embargo, lo mejor del LP es “Janfa”, una canción acerca de la tradición del amante (también interpretada por la Tjiwarra Band, entre otros). Es una excelente pieza, con un solo de guitarra fascinante interpretado por Keletigui Diabaté, y fue sin duda una inspiración para muchos de los músicos de la nación. Es difícil entender como este LP, junto con otro editados por Barenreiter-Musicaphon, nunca fueron re-editados.

Un cassette no estrenado comercialmente de la Orquesta Nacional “B” sobrevive, el personal incluía a Kessemady Diabaté en la voz, Madou “Guitare” Sangaré en la guitarra principal (ex-Kéné Star and Orchestre Régional de Mopti), y Baubacar Diallo en la guitarra rítmica (National Badema & Oumou Sangaré). En la orquesta nacional “C”, de quienes no se dispone de grabaciones, figuraban Daouda “Flani” Sangaré, Diabaté Zani y Madou “Guitare” Sangaré.  Las orquesta A y B se combinaron para formar la Orchestre National Badema, quienes aún siguen tocando, mientras que la orquesta nacional C se convirtió en la Super Djata Band.

Sugerencia Musical y traducción de textos: Pablo Fontecilla (Chile)

REF: RADIO ÁFRICA

El Rego, el padrino del Afro-funk

Estándar

Por David Bizarro (Diario El País)

Al escuchar Feeling You Got resulta inevitable aventurar que si James Brown hubiese nacido en África, respondería al apelativo de El Rego. Considerado como “el padrino del afro-funk”, Theophile Rego es toda una leyenda local en Benin a la espera de un mayor reconocimiento a nivel internacional. No se esfuercen en buscar su nombre en Wikipedia porque, aunque su relevancia artística es equiparable a la de Fela Kuti en Nigeria o K. Frimpong en Ghana, su legado ha permanecido eclipsado durante décadas. Una omisión que sellos especializados como Analog Africa y Daptone se han encargado de subsanar en los últimos años, gracias a recopilatorios como African Scream Contest Raw & Psychedelic Afro Sounds From Benin & Togo 70s (Analogue Africa, 2008), Legends of Benin (Analogue Africa, 2008) o el definitivo El Rego (Daptone, 2011).

Contando con la inestimable colaboración del coleccionista y DJ Frank Gossner (responsable del blog Voodoo Funk y verdadera autoridad en la materia), el sello de Brooklyn reúne por primera vez en un mismo volumen y convenientemente remasterizadas algunas de sus composiciones más representativas. La reciente edición de Daptone, publicada a finales de Octubre, aporta un fascinante libreto de veinte páginas que incluye fotografías del archivo personal de El Rego y las portadas originales de sus singles de vinilo.

Nacido en 1938 en Porto-Novo (Benin), El Rego experimentó su primera toma de contacto con la música tradicional africana durante sus años como estudiante en Dakar, tocando la armónica en una banda escolar bautizada como Le Jazz de Dakar. A su regreso a Benin en 1952, siendo apenas un adolescente, decidió formar su propia banda, Le Jazz Hot, junto al guitarrista G. G. Vickey, en un intento por digerir las nuevas corrientes del highlife de la época.

A finales de 1953, El Rego, gran admirador de Franco (alias artístico de Luambo Makiadi, el padre de la rumba africana), se estableció en Niamey (Niger) donde se unió a Los Cubanos, una banda de inspiración latina. Al poco tiempo, aprovechando la invitación de las autoridades de Burkina Faso, iniciaron una interminable gira en compañía de L’Orchestre Harmonie Voltaique, con la que recorrieron Costa de Marfil y Nigeria, con escala final en Cotonú, capital de su Benin natal en 1960.

De vuelta en casa, El Rego decidió poner en práctica lo aprendido durante su periplo musical. En 1962 se agenció un contrabajo para y formó la Daho Jazz, banda residente del Black & White Club. Pero el propietario del local exigía exclusividad absoluta a la orquesta, razón por la que El Rego abandonaría el conjunto para alistarse en Los Panchos de Gnonnas Pedro. Será en 1963 cuando por fin funde su propia banda, The Jets, que con el paso del tiempo mudaría de nombre (Los Paras, Los Commandos…) hasta dar con el definitivo El Regos et Ses Commandos en 1966.

Durante el resto de los años sesenta y setenta, el grupo patentó con gran éxito la fusión de los ritmos tradicionales del África occidental y el soul-funk importado de los Estados Unidos. Una explosiva combinación de percusiones tribales, guitarras con wah wah y bajos retumbantes que alentaron la independencia de Benin e influyeron decisivamente en la concepción del voodoo funk de La Tout Puissant Orchestre Poly-Rythmo de Cotonou.

A lo largo de una docena de canciones, los responsables de Daptone dejan constancia de la permeabilidad creativa de El Rego a la hora de pulir las aristas melódicas del soul (Hessa) e inculcar las enseñanzas de John Lee Hooker y Lightning Hopkins a la tradición yoruba.

Su faceta más funk le debe tanto a James Brown (Djobime) y Archie Bell & The Drells (Cholera) como a Fela Kuti (Zon Dede), desatando un groove genuinamente africano de teclados destartalados y vientos huracanados que alcanzaría su plenitud con Vimando Wingnan, previamente publicada como single e incomprensiblemente ausente en el presente recopilatorio. Un inconveniente relativo si de lo que se trata es de ensalzar la figura de un genio en la sombra que se resiste a pasar a la posteridad como una simple nota a pie de página.

Como punto final, un avance: el del prometedor documental Take Me Away Fast de Leigh Iacobucci, en el que la realizadora estadounidense acompaña a Frank Gossner en su viaje a África, incluyendo entrevistas con El Rego, Danialou Sagbohan y Gustav Bento (Orchestre Poly-Rythmo) entre otros. En un adelanto para Rolling Stone, El Rego reacciona sorprendido cuando Gossner le comenta que la gente todavía baila sus canciones en los clubs nocturnos. “El otro día pinché esta canción en Madrid, España”. “¿Y funcionó?”, pregunta el músico. “¡Increíble!”

Take Me Away Fast Documentary Trailer from Leigh Iacobucci on Vimeo.

MC Roger – Mozambique

Estándar

En publicaciones pasadas, MISOSOAFRICA presentó un poco de la historia del rescate que los músicos mozambiqueños están haciendo de una de sus músicas tradicionales: la Marrabenta.

Aquí, un poco del trabajo del músico MC Roger. “Porque la marrabenta está de buena salud”

Dança Marrabenta

Y aquí, una prueba de que somos una aldea global, y de que nadie está libre de “ciertas influencias”.  Amigo lector, ¡haga su propio juicio!

Superstar

Zwela! Africa saluda a MISOSOAFRICA

Estándar

Zwela! África es una producción original del angoleño Custódio Fernando.   En esta ocasión y pese a que no es posible hacer ningún tipo de traducción de este programa, lo publicaremos en íntegro para todos aquellos que se atrevan a descubrir los sonidos africanos.

Y bueno, tal como el título nos convoca, luego de los 10 primeros minutos de programa, se puede escuchar el saludo fraterno que nuestros amigos de Zwela  hacen a MISOSOAFRICA, en reconocimiento a nuestra labor en la difusión de la cultura africana.

Esta segunda edición de Zwela! África es  transmitido cada tarde de sábado por la radio angoleña Platina Line (www.platinaline.com), el mayor portal de entretención de Angola, bajo la conducción de Renata Leite y Custódio Fernando, desde São Paulo, Brasil.

Baloji – Música/Congo

Estándar

Baloji-Le jour d’apres

LE JOUR D’APRES / SIKU YA BAADAYE (INDEPENDANCE CHA-CHA) from BALOJI on Vimeo.

Karibu ya bintou

Baloji nace en la Republica democrática del Congo en el año 1978.  A temprana edad se separa de su familia y establece su residencia en Bélgica.  Su música, nacida de su afición al rap y la poesía, se mixtura con los sonidos de su tierra natal.

Por MISOSOAFRICA

FELA KUTI : ZOMBIE (1977)

Estándar

Por Maximiliano Vega

“Zombie es un disco histórico porque Fela Kuti les dice en su cara y sin miedo que ellos son los muertos vivos, los que no se han dado cuenta que su tiempo ha pasado, que andan podridos y que se alimentan de la gente trabajadora”.

Escucho por tercera vez Zombie, de Fela Kuti, y la música se apodera de todo. Escucho el tema principal de este disco monstruoso mientras veo una foto de Fela Kuti con sus 27 esposas.

Escucho el largo primer tema cuando veo que en el centro de la imagen se puede apreciar a un Fela Kuti ya casi desfigurado por su sonrisa.

Fela Kuti nace en Aboukuta, Nigeria. Su padre era un reverendo y su madre una activista feminista. El joven Fela se marcha de Nigeria para estudiar medicina en Inglaterra. No pasa ni si quiera un año y ya ha desertado al descubrir un sonido en su cabeza. Fela Kuti comienza a estudiar ese ritmo,que bautizará como Afrobeat. Viaja de vuelta a Nigeria con la idea de seguir trabajando esa música y darle contexto y forma.

Solo hay tres ritmos posibles en los 70: James Brown, el motorik de Neu! y el afrobeat de Fela Kuti, todos los demás son deudores, directa o indirectamente de ellos.

Por supuesto que mientras el ritmo de James Brown es sensual y dinámico, funky  y el de la banda alemana Neu! es frío,mecánico y matemático, el de Fela Kuti es un carnaval, un carnaval político y sexual, pasado de revoluciones, orgullosamente negro y festivo.

Disco histórico por las persecuciones en que se vio envuelto el mismo Fela Kuti y su banda la ” Afrika 70″ nombre que fuera un homenaje a las Panteras Negras que Kuti frecuentó en el año 69 en su breve paso por los Estados Unidos.

Zombie era un disco conceptual, y el concepto era bastante básico. Los zombies eran el ejército de Nigeria, la autoridad, el gobierno. Zombie es un disco histórico porque Fela Kuti les dice en su cara y sin miedo que ellos son los muertos vivos, los que no se han dado cuenta que su tiempo ha pasado, que andan podridos y que se alimentan de la gente trabajadora. Es histórico porque pocas veces una banda ha vivido en un estado de guerra de guerrillas contra un gobierno imperante. Un disco que tuvo consecuencias nefastas en el entorno íntimo de Kuti, siendo su comunidad destruida y su madre asesinada, siéndole incendiados los estudios de grabación que frecuentaba.

Lo peor de Zombie es su poder de virus, de contagio. Logró que Nigeria entera se burlara de la milicia al ritmo del afrobeat. Pero no todo es contexto político, porque el disco se mantiene moderno por su sonido, por esos casi 40 minutos ininterrumpidos de groove infeccioso y bien tocado, con unos músicos en estado de plenitud.

Todo eso y la percusión de Tony Allen.

Maximiliano Vega, natural de Chile, es Licenciado en Artes.  Aficionado a la música y la literatura, colabora periódicamente con la difusión de la música africana en  MISOSOAFRICA

Rail Band – Buffet Hotel de la Gare Bamako

Estándar

La legendaria banda que ha sido una institución en Mali desde los tardíos sesentas, Super Rail Band (Super banda del Riel), mezclaba instrumentos tradicionales africanos con Guitarras eléctricas, conducidos por la hipnotizante presencia del cantante y guitarrista Djelimady Tounkara.  La SuperRailBand nació de un subsidio del gobierno de Mali en los años cincuentas que se daba a grupos locales para integrar tradiciones folclóricas indígenas en su música, incluyendo canciones Mandingo Jeli y canciones “de caza”, las cuales la banda mezclaba con ritmos de danza Afrocubano, con guitarras eléctricas y baterías Traps.  Por años la banda ancló una animada escena internacional en el “dance bar”  operado por la Compañía Mali Rail, en la estación de trenes de Bamako, la capital de Mali.

Traducción a cargo de Leonardo Pacheco.

Selección Musical Nicolás Kliwadenko