Archivo de la categoría: kenia

África en los Juegos Olímpicos de Londres 2012

Estándar

Por Bárbara Igor

Mientras que Sudáfrica sigue al frente de la delegación africana de los juegos olímpicos, países como Kenia y Egipto han hecho de lo suyo. La delegación africana para Londres 2012 ha contado con 914 atletas, siendo de las delegaciones las de Sudáfrica, con 133 deportistas, Egipto con 117 y Túnez con 84, las más numerosas.

En MISOSOAFRICA, les dejamos entonces con un breve resumen de los protagonistas africanos de estos Juegos Olímpicos.

Taoufik Makhloufi – Argelia – 1500 metros

FOTO: EPA

Nace en Souk Ahras, Argelia, el 29 de abril de 1988. Consigue el oro olímpico un día después de haber sido descalificado de la competencia de los 800 metros, por haber abandonado la carrera. Dicha suspención le impediría participar de las restantes competencias, sin embargo, al considerar que su retiro se debió a una lesión médicamente justificada, le fue levantada el castigo, consiguiendo de este modo lo que sería la quinta medalla para Argelia, tres de las cuales corresponden a esta disciplina.

Abdalaati Iguider – Marruecos – 1500 metros (Medalla de Bronce)

Nace el 25 de marzo de 1987 en Echarridia, Marruecos. Consigue su medalla de bronce en los juegos olímpicos 2012 con un tiempo de 3:35,13.

David Rudisha – Kenia – 800 metros

FOTO: REUTERS

David Lekuta Rudisha, nuevo récord mundial y olímpico 2012, disminuyó la marca mundial de la especialidad a 1:40.91.

Nace en Kilgoris, Kenia, el 17 de diciembre de 1988. Hijo del también medallista olímpico Daniel Rudisha (México 1968, Prueba de Relevos 4x400mts), comenzó su carrera el año 2004, probando suerte con el decatlón, pero ya en 2005, como sugerencia de su entrenador, el irlandés Com O´Connel, incursiona en los 800 metros, especialidad con la que ha obtenido sus más gratificantes logros.

Nijel Amos – Botsuana – 800 metros (Medalla de Plata)

FOTO: REUTERS

Nace en Marobela, Botsuana, el 15 de marzo de 1994. Segundo tras David Rudisha, con un tiempo de 1.41,73, se corona como campeón nacional y Vice campeón de su disciplina en estos juegos olímpicos 2012.

Timothy Kitum – Kenia – 800 metros (Medalla de Bronce)

FOTO: GETTY IMAGES

Nace el 20 de noviembre de 1994 en Kenia . Consigue su medalla de Bronce con un tiempo de 1:42.53, superando así su marca personal.

Ezequiel Kemboi -Kenia – 3000 metros obstáculos

FOTO: AP

Nace en Matira, el 25 de mayo de 1982. Se inició en el atletismo luego de terminar sus estudios secundarios cuando fue descubierto por Paul Ereng, campeón olímpico de los 800 m en Seul ’88, quien se convierte en su mentor y entrenador.

El atleta de 30 años, ha sido dos veces campeón del mundo, obteniendo primero un oro en Atenas 2004, y este segundo en Londres 2012, donde venció con un tiempo de 8:18.56.

Cabe señalar que los corredores kenianos han ganado todas las medallas de oro olímpicas de esta disciplina desde 1984.

Alaaeldin Abouelkassem – Egipto – Florete

FOTO: Gallo Images

Nace el 25 de Noviembre de 1990 en Sétif, Algeria, pero siendo su padre egipcio, se traslada junto a su familia a Alejandría a la edad de 4 años.

Alaaeldin Abouelkassem ha sido la gran revelación de estos Juegos Olímpicos de Londres 2012, al derrotar, entre otros, al alemán cuatro veces campeón del mundo Peter Joppich, y al numero uno del mundo, el italiano Andrea Cassara.

Es de destacar que esta la primera vez que un deportista africano logra una medalla en Esgrima en los JJOO.

Van der Burgh – Sudáfrica – 100 braza

FOTO: LA VOX

Nace en Petronia, el 25 de mayo de 1988. Siendo autodidacta, ha conseguido un récord mundial con un tiempo de 58.46 segundos, siendo además el más joven en lograrlo con tan sólo 20 años.

Le Clos – Sudáfrica – 200 metros mariposa

FOTO: UOL

Chad Le Clos nace en Durban, el 12 de abril de 1992. Cumpliendo con las expectativas que se tenían sobre él en su país, Le Clos superó al gran favorito Michael Phelps, que no perdía esta prueba desde el año 2001, con un tiempo de 1:52:96, la tercera mejor marca de la historia.

Cuatro sin timonel de peso Ligero – Sudáfrica – Remo

FOTO: AFP

El cuarteto sudafricano estuvo conformado por James Thompson, Matthew Brittain, John Smith y Sizwe Ndlovu. Su inesperado triunfo fue una verdadera sorpresa, siendo este el primer oro para el país en dicha especialidad.

Asbel Kiprop – Kenia – 3000 metros obstáculos (bronce)

FOTO: IAAF

Nace en Uasin Gishu, Kenia, el 30 de junio de 1989. Campeón de los juegos olímpicos de Beijing en la especialidad de 1.500 metros, esta vez debió conformarse con el tercer puesto, siendo antecedido por el francés Mahiedine Mekhissi-Benabbad con medalla de plata, y su compatriota, Ezequie Kemboi, con medalla de oro en los 3.000 metros obstáculos.

Anuncios

Jose Chameleone – Uganda – Música

Estándar

Por Roxana Rusowsky*

Joseph Mayanja es un músico reggae nacido en Uganda el año 1979.   Se le conoce por diversos nombres artisticos, como Jose Chameleon, Joe Chameleon, Jose Chameleone o simplemente Chameleone o Chameleon.  Canta principalmente en idioma luganda, inglés y swahili.   Su estilo musical es una combinación de música folclórica de Uganda y de rumba, zouk y reggae de Africa Central.  Chameleone comenzó su carrera a principios de la década de los 90 en un club nocturno, mientras cursaba la enseñanza media en Mengo, Kampala Uganda.   Su primer álbum fue lanzado en Kenia en 1999.  Parte de su discografía incluye los discos “Bageya” en 2000, “Mama Mia” en 2001, “Njo Karibu” en 2002, “The Golden Voice” en 2003, “Mambo Bado”, en 2004 y “Kipepeo” en 2005.

Debido a su popularidad se le ha dado el título de ídolo del pop en África, y se le atribuye el haber rejuvenecido la música popular de Uganda.  Sus canciones son populares en todo el continente y suenan en las radios desde El Cairo hasta Capetown, y desde Mombasa hasta Freetown.

Es miembro de la “Comunidad de los Músicos”, una coalición de músicos que usan su fama y fortuna para erradicar la pobreza y crear campanas de prevencion del VIH/SIDA.

Ha actuado en numerosos países, incluyendo los Estados Unidos, Reino Unido, Suecia y Belgica, entre otros.

Su hermano menor también es músico y se le conoce por su nombre artístico Weasel.

Jose Chameleon actualmente profesa el islam.

En 2012, publicó un nuevo album llamado Valu Valu “Wasi wasi”, que fue un gran hit en Uganda.

Valu Valu “Wasi wasi”

Kuba Bulungui

—————————————————————————————————————————————————————–

Imagen: Ladybrille Magazine

Fuente: Wikipedia

*Traducción y redacción de textos Roxana Rusowsky (Canadá)

Somalia: la hambruna acabó, los refugiados siguen llegando.

Estándar

Por MANUEL RUIZ RICO

Addis Abeba (Etiopía)

El pasado 3 de febrero la ONU anunció el final de la hambruna en el Cuerno de África. La hambruna había sido declarada el 20 de julio del año anterior, en principio para las regiones de Bakool y Bajo Shabelle, aunque 15 días más tarde, el 5 de agosto, la declaración se tuvo que ampliar a otras tres áreas más (dos regiones del Shabelle Medio, el corredor de desplazados internos de Afgoye y el campamento de desplazados de Mogadiscio). El balance final de la hambruna sólo se puede calificar de dantesco: cientos de miles de refugiados y decenas de miles de muertos, en su mayoría niños. Sin embargo, el fin de la hambruna declarado el 3 de febrero ha hecho girar las miradas hacia otro lado, pero la situación no ha sido resuelta y la crisis humanitaria en la zona es profunda. El éxodo de refugiados somalíes no cesa y las previsiones apuntan a unas pobres cosechas en junio y julio. En Etiopía, el gobierno y el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) están buscando ya un emplazamiento para ubicar un nuevo campamento de refugiados en Dollo Ado, el sexto en poco más de medio año, en la frontera con Somalia, después de que el último de los abiertos esté al borde de su capacidad. La soga en torno a los cuellos de cientos de miles de somalíes vuelve a tensarse. “Actualmente, hay más de 17.000 refugiados en Buramino. La capacidad planeada para este campamento es de 26.000 personas”, asegura Natalia Prokopchuk, portavoz de Acnur en Etiopía, quien alerta de que “en la última quincena de marzo la media diaria de llegadas alcanzó las 133 personas. De hecho, la última semana de ese mes se registró el mayor número de llegadas de 2012, con casi 220 personas cada día”, unas cifras que están en los niveles registrados durante muchos de los meses de la hambruna. En apenas medio mes de abril, la cifra roza las 1.100 llegadas, mientras que febrero (con 3.324 llegadas) se mantuvo en las cotas de agosto, septiembre, noviembre y diciembre del año pasado, meses de hambruna declarada.

“La hambruna ha acabado pero no era la única razón que forzaba a la gente a dejar Somalia y convertirse en refugiados en Etiopía. Era una combinación de sequía y también los combates y la inseguridad. Los últimos factores permanecen. La gente huye ahora del conflicto y la violencia”, afirma Prokopchuk. “El motivo principal de estas llegadas a Dollo Ado son las luchas en el interior de Somalia”, aclara Prokopchuk. Se refiere a los combates entre las tropas de Kenia, Etiopía y el Gobierno Federal de Transición (GFT) de Somalia contra las milicias islamistas de Al Shabab, que controlan no pocos territorios somalíes, entre ellos, los más afectados por la hambruna. Una de estas zonas es Gedo, limítrofe con Somalia. “Según nuestros socios en terreno, en marzo se han contabilizado unos 2.000 desplazamientos internos en esa región, de los cuales la mitad tiene como destino los campamentos de refugiados de Dollo Ado”, destaca Andreas Needham, portavoz de Acnur en Somalia, quien añade: “Sin querer señalar lo obvio, si finalmente la media de precipitaciones está por debajo de lo normal, el número de desplazados incrementará sin duda”.

El campamento de Buramino, en Etiopía, está a menos de 9.000 personas de completar su capacidad. Con los datos de llegadas actuales, entre 100 y 200 personas cada día, Acnur y el gobierno etíope tienen entre un mes y medio y dos meses para abrir las puertas del sexto campamento. Buramino fue abierto en noviembre de 2011, cuando la hambruna afrontaba sus últimas semanas, sin embargo, en cinco meses está afrontando el final de su capacidad plena. En Dollo Ado había sólo dos campos antes de que se declarara la hambruna (Bokolmanyo y Melkadida, que acogen a 40.000 personas cada uno). Cuando ésta llegó, se tuvo que abrir Kobe en junio de 2011 (actualmente con 26.000 somalíes); Hilaweyn, en agosto de 2011 (también albergando ya 26.000 personas) y, finalmente, Buramino, en noviembre de ese año. En total, los cinco campamentos de Dollo Ado albergan 150.000 personas, según los datos de Acnur con fecha del 16 de abril.

Etiopía es el país que durante 2012 recibe la gran mayoría de refugiados de Somalia, reemplazando a Kenia, país que durante 2011 vio cómo los campamentos de refugiados de Dadaab superaban las 500.000 personas y se convertían en su tercera ciudad más poblada después de Nairobi y Mombasa. Debido a la incursión de tropas keniatas en Somalia y al cierre de fronteras con este país que esta ofensiva ha supuesto, el grueso de los refugiados somalíes escapan ahora de su país hacia Etiopía, hacia Dollo Ado. Según Acnur, durante 2012, más de 21.000 somalíes llegaron al país etíope y 6.000 cruzaron en patera a Yemen, un destino cada vez más en auge, frente a los apenas 2.000 que han llegado a Kenia. Esta trágica situación actual, además, no cuenta con buenos pronósticos, precisamente. La estación de lluvias que vive ahora el Cuerno de África y que comenzó a finales de marzo o primeros de abril, va a dejar precipitaciones muy por debajo de la media, según las previsiones hechas públicas por la Red de Sistemas de Alerta Temprana contra la Hambruna (FEWS NET, en sus siglas en inglés), el organismo vinculado a la ONU para la declaración de hambrunas. De este modo, las cosechas de junio y julio serán malas. Según fuentes de FEWS NET, “como se destaca en el informe del 3 de abril sobre el Cuerno de África, la estación de lluvias entre marzo y mayo ha comenzado tarde y estará pobremente distribuida en el espacio y el tiempo. Además, sólo dejará entre un 60 y un 85% de la media habitual”. La conclusión, insisten las fuentes, no puede ser más clara: “Las agencias humanitarias deberían implementar inmediatamente programas para proteger los hogares, los medios de subsistencia y el consumo de alimentos en esta región de África”. Si no es así, si la comunidad internacional vuelve a reaccionar tarde, el verano puede ser devastador para la zona. “Y entretanto”, recuerda Needham, “no hay que olvidar que en Somalia sigue habiendo 2,3 millones de desplazados internos, en un país de unos ocho millones de habitantes”. La hambruna terminó, pero la crisis humanitaria está y va a estar durante 2012 tan presente como entonces.

Ref: guinguinbali

Kenia Diariamente #7 – Nicole Rademacher

Estándar

Por Nicole Rademacher (Desde Kenia)

–¿Así que él es su esposo? pregunto.  Asiente con la cabeza que sí.

¿Cuántos años llevan casados? Elijo mis palabras con cuidado; su inglés es bastante limitado (sepan, por favor, que mi swahili todavía se trata de cortesías y mi kikuyu sólo sucede por casualidad), y si he aprendido algo de tanto tiempo de enseñar inglés y vivir al extranjero, ha sido a simplificar mis palabras y formar frases que resulten más en comunicación y menos en ¿¿??.

–Diez años, responde.

Anne* es una mujer menuda y la verdad es que al conocerla el día anterior pensé que era un nieto mayor de la familia. No me había fijado en la larga falda que usaba bajo su ondulada chomba de varón. Dado su pelo corto, y el hecho que en este pueblo de altitud extrema todos usan gorros de invierno, muchas veces resulta que una falda es el único indicio del sexo de los niños… y mujeres muy menudas.

Diez años me parece mucho. Me he dado cuenta que los kenianos no suelen representar sus edades (mencioné esto en mi primer post desde Kenia).  Ella también me dijo que tiene 28 años, que el mayor de sus dos hijos tiene nueve años, y que viene de un pueblo muy lejano así que nunca ve a su familia. Aun así diez años me parece mucho.

La leche ya está hirviendo fuerte, y ella añade el té y lo revuelve.

–Sí, diez años, repite riéndose. Parece una persona alegre y cuando estoy presente casi todo lo que hago y digo le da risa. A veces su propia respuesta le da risa.

Quita la olla del fuego con pedacitos de cartón como guantes para proteger sus dedos no tan delicados. Baja la olla al piso de barro y pone otra olla en el fuego y la llena con el agua fresca que por la mañana trajo del pozo. La familia tiene la suerte de tener el pozo en su parcela. He visto a muchas mujeres y niñas con grandes jarras de diez galones de agua en la espalda (creo que son de diez galones) con una correa en frente que sustenta el cargo. A pesar de lo que mis ojos occidentales ven como pobres condiciones, parece que a la familia le va bastante bien.

Agarra una tetera y un colador del armario aparte, con puertas que no hacen juego, y vierte el chai de la olla sin mucho cuidado, por el colador a la tetera. Mientras avisa a los otros que vengan, que el chai de la tarde está listo, tira la loza sucia y unos platillos del almuerzo a la futura agua de fregar calentando sobre el fuego.

*Nombre cambiado para privacidad de su protagonista.

Nicole Rademacher se encuentra en Kenia hasta el principio de mayo, haciendo investigaciones por su proyecto actual que trata sobre los rituales dométicos (patrocinado por el North Carolina Arts Council, EEUU, y muchos donantes privados).

Traducción:  Daniel Bloch

LEER ORIGINAL EN INGLÉS

Kenia Diariamente #6 – Nicole Rademacher

Estándar

 Por Nicole Rademacher (desde Kenia)

Parece ser que cada niño de escuela sabe como decir “How are you?”. Es un cántico que hacen. Un “mzungu” (persona blanca, literalmente traducido como “andariego”) está en la calle y todos los alumnos inmediatamente comienzan con el cántico “ouryou?” y repiten.

Sí, simpático al principio, y quizás les respondía, “fine and you?” cuando recién llegué . Pero ahora, los despido sabiendo que esto es una respuesta de memoria. Pero hay aquellos niños que en realidad quieren entablar una conversación (o lo intentan). Aquellos que sonríen, son curiosos y buscan algún tipo de interacción. Me sonrío detras de ellos, les muevo la mano despidiéndome o a veces, estrechamos las manos.

A menudo los alumnos te siguen, sobre todo en áreas menos pobladas. ¿Estarán protegiéndome? Probablemente solamente estén interesados en los “mzungu”. Me hace preguntarme como debo parecerles a ellos. Mientras más occidental soy, la “diversidad” se convierte en algo que no logro notar hasta que ya no está. Más aún, siempre me enseñaron que debía ignorar o “no mirar fijamente” a los que eran considerablemente “diferentes”.  Aquí, ellos te miran fijamente, te gritan (sí, hasta “OBAMA” me han gritado, aunque no pienso que fue porque sospecharan que yo era norteamericana).

La historia más encantadora que puedo compartir de esto, fue en el autobús. Como yo estaba sentada en el pasillo cerca de la mitad del autobús, observé para verificar a todos mis compañeros de viaje. Casi inmediatamente después de que una madre con un bebé abrigado en un kanga pasara de la mano con otra hija, sentí un tirón detrás de mi cabeza. Miré detrás de mí, pero todo lo que veía eran espaldas. El paseo era tranquilo, pero en el Hospital Kenyatta (una parada muy ocupada cerca del final de mi viaje), otra vez miré a los otros pasajeros mientras se iban. La madre pasó y al mismo tiempo sentí un tirón. Inmediatamente me di vuelta para ver al culpable: la mayor de las dos hijas de la mujer, de no más de 7 u 8.  Le sonreí.  Ella tímidamente apartó la mirada, y se apresuró hacia donde su madre y su hermana menor.

LEER EN INGLÉS

 

Nicole Rademacher está actualmente en Nairobi y hasta comienzos de mayo en labores de investigación y documentación del ritual domestico en Kenia, para su actual proyecto “Tierra Común”.  Esto es posible gracias a The North Carolina Arts Council, EEUU y a algunas donaciones privadas o patrocinadores.

Traducción:  Gladys Igor

Revisión de Textos:  Nicolás Kliwadenko

Kenia Diariamente #5 – Nicole Rademacher

Estándar

Por Nicole Rademacher (En Nairobi)

Primero las pela y luego las ralla.  Ella es Fe*, la ayudante de la casa. A los kenianos no les gustan las cáscaras, ella me explica, de hecho tampoco comen la zanahoria picada. Dice que también dentro de su propia familia tendría que rallarlas para cocinarlas, incluso las que cultivan allí mismo. Es joven, quizás tenga 25, pero ha estado fuera de la cocina raras veces. Me sorprende que ella esté trabajando en esta casa en particular, porque ella es de una tribu distinta de la que la familia. Quizás la madre sea de la misma tribu de ella, pero no puedo asegurarlo. Una chica es de donde es su padre hasta que se casa y pasa a ser de donde es su esposo. Los apellidos se cambian muy fácilmente, pueden durar solo tres generaciones. La historia oral adquiere mas peso aquí.

Me contó acerca de su hermano mayor, que dulce, inteligente, estudió en la universidad. Murió joven pero era extremadamente mañoso para comer, nunca comió zanahoria, los verdes ni cebolla.  Una vez que Fe tuvo la edad suficiente para cocinar, aprendió a quemar las cebollas para facilitarle la tarea de identificarlas y sacarlas. Hasta que fue a la universidad ella reconoce que él no comió verdes en la casa, y sólo zanahoria rallada y cebollas negras.

*nombre cambiado por privacidad.

LEA ESTE ARTÍCULO EN INGLÉS

Nicole Rademacher está actualmente en Nairobi y hasta comienzos de mayo haciendo investigación y documentación del ritual domestico en Kenia, para su actual proyecto “Tierra Común”.  Esto es posible gracias a The North Carolina Arts Council, EEUU y a algunas donaciones privadas o patrocinadores.

Traducción: Sebastián Arenas.

Revisión de Textos:  Nicole Rademacher/Bárbara Igor

Janet Wambui Kabue – Desde Kenia

Estándar

Mi nombre es Janet Wambui Kabue, nacida y criada en Thika, Kenia.

Cuando nace un niño en la comunidad Kikuyu (mi comunidad), ellos son llamados con el nombre de acuerdo a la linea familiar del marido, a la que se le da prioridad.  Así que, siendo la quinta nacida en mi familia -mis hermanas y hermanos ya habían sido nombrados con los nombres de los  padres de mi padre-, fui nombrada como la hermana de mi papá,  la tía Janet.  Eso es con los primeros  dos nombres, el tercer nombre es de mi papá.

El tesoro más grande que tengo en mi vida, es haber sido criada en una aldea. Ahí viví la vida en su totalidad, desde crecer rodeada de todos mis parientes, hasta caminar millas para ir a la escuela primaria, y poder estar cerca de la naturaleza.

Janet Wambui Kabue es natural de Kenia y actualmente reside en Nairobi.  Con este primer texto en clave biográfica, inicia sus colaboraciones con MISOSOAFRICA, bajo el tópico de la experiencia cotidiana como habitante del cuerno de África.   ¡No te lo pierdas!

Traducción: Gladys Igor

Revisión de Textos: Pablo Fontecilla

 LEER EN INGLÉS (ORIGINAL)

LER EM PORTUGUÊS

Kenia, en la calle – Nicole Rademacher

Estándar

Vista de Matahare Valley

Nicole Rademacher ha compartido con nosotros unas de las pocas fotos que ha tomado en Matahare Valley. Según sus propias palabras : “He sido muy austera en la toma de fotografías en la calle. Éstos son sólo un par por ahora”.

Nosotros esperamos poder ver muchas más, ¿Y ustedes?

Kenia Diariamente #4 – Nicole Rademacher

Estándar

Por Nicole Rademacher (desde Kenia)

Esther* lava toda la ropa los sábados. “No tengo quien me ayude, por lo que el sábado es el único día que puedo lavar todo.”  Casi inmediatamente se retracta de el “todo” y explica que la ropa pesada se lava los sábados, pero la ropa, la “ropa ligera”, se lava durante la semana – “un poco cada día”.

 

Supongo  que ella no tiene lavadora (todavía tengo que ver una lavadora incluso en los hogares de clase media), así que  intento calcular mentalmente cuánto tiempo le tomará lavar la ropa de vestir y la ropa de cama para una familia de tres, a mano.

 

Todo es fregar con escobillas y muchas de las mujeres que acuden como empleadas friegan demasiado duro y arruinan la ropa; por eso ella prefiere lavar todo por sí misma.  Esther tiene una hija de  23 años y me muestra una foto de ella en su smartphone. Ella me dice que su hija está terminando sus estudios, pero  requiere de ella para lavar su propia ropa. Las cargas son cada vez más ligeras. Yo todavía estoy tratando de calcular las horas que le toma lavar.

 

Cuando llegamos  a su casa por primera vez, es una tarde de Domingo – después de la iglesia.  Entramos por  la puerta principal metálica del edificio y hacemos nuestro camino por las escaleras de concreto con tenue iluminación.  Girando a la izquierda en el primer descanso, me saludó una mujer por la puerta de limpieza que estaba mete y saca, mete y saca, mete y saca el trapero. La ropa está colgada en una cuerda fina amarrada entre pasillos.  Una pausa en el parloteo llena el vestíbulo, que acompaña el ritmo del mete y saca de las mismas damas ocupadas.

 

La socialización construida en la vida de Nairobi me mantiene perpleja.  Me ha acondicionado a separar, clasificar y compartimentar, haciendo tiempo para todo, a través de decisiones estratégicas.

 

*Nombres cambiados para mantener la privacidad de los protagonistas.

——————————————————————————————————————————————————————

Traducción: Gladys Igor (Chile)

Revisión de Textos: Nicole Rademacher (EEUU)

Kenia Diariamente #3 – Por Nicole Rademacher

Estándar

Por Nicole Rademacher

En Nairobi, se puede detener el tiempo. Estoy contemplando el segundero en el reloj de la mujer a mi lado. Ella se queda mirando silenciosamente a las personas que no están congeladas, los hombres dan zancadas una tras otra, moviéndose rápidamente, y las mujeres nos pasan con menos prisa en parejas o en grupos de tres modestamente charlando vestidas en trajes de vestidos y tacones. Todos ellos ciertamente llegaron a sus casas antes que nosotros, pero nuestra existencia ha sido suspendida en el bus # 40 de Citi Hoppa hacia Ngumo.

Me sorprende que no oigo Hot 105 a todo volumen a través de los altavoces en promoción de “un segundo se puede ganar 1000 bob” (argot de Kenia para el keniano chelín). En cambio mi atención se moverá del segundero inmóvil por el tintineo de las monedas en la mano del cobrador. Miro hacia arriba y me dice, “40 bob” en poco más que un susurro. A pesar del ajetreo y el bullicio cosmopolita, la ciudad capital puede ser bastante taciturno, usando gestos para comunicarse. Él recoge nuestras tarifas, y me pasa 2 entradas separadas por una perforación.

Mientras le entrego su boleto, robo una mirada al reloj de mi vecina, pero el segundero es terco, el chofer del bus apaga el motor y activa el freno de mano. La mujer al otro lado del pasillo suspira mientras da vuelta la página en su libro sobre los hábitos de ser eficiente. El hombre frente a ella se relaja más en su asiento mientras una brisa entra el bus trayendo gases del tubo de escape de los otros autos y buses en el estacionamiento que a veces es Valley Road.

Cierro los ojos con el fin de afinar mis oídos al murmullo de una conversación detrás de mí, con la esperanza de espiar uno o dos detalles acerca de sus vidas.

Texto original en español.


Kenia, territorio en libertad

Estándar



En el este de África hay una nación llamada Kenia. Antes de ser territorio colonial eran extensiones de tierra habitadas por distintos grupos indígenas de origen Bantu, algunos de tradición nómada y otros sedentaria. Hay gente de lago, de mar, de río, de desierto, de sabana y de montaña. A pesar de tener ciertos rasgos comunes en cuanto a su cosmovisión, cada uno de estos grupos tiene una cultura particular y no siempre han coexistido pacíficamente.

…..Hacia las últimas décadas del siglo XIX, las puertas del corazón de África se abrieron ante los ávidos imperios europeos; Reino Unido, Francia, Alemania, Italia, Portugal, Bélgica y en menor proporción España, comenzaron a repartirse el continente.

…..En 1949 un misionero y filántropo inglés llamado Livingstone, emprendió una expedición hacia el sureste del continente africano en busca de la fuente de nacimiento del río Nilo. Desde su partida hasta su fallecimiento, en 1873, Livingstone develó a los ojos europeos que el corazón de África que se creía desierto tenía la riqueza de grandes lagos, así como una ruta de comercio de esclavos, establecida entre los swahilis de la costa oriental y el sultanato otomano de Zanzíbar.

…..El excursionista Speeke, en 1862, descubrió que la boca del río Nilo era el lago Victoria, en el occidente de lo que hoy es Kenia, cerca de la frontera con Uganda. En esencia, la expedición de Livingstone fue la que exhortó al Imperio Británico a adentrarse a esas nuevas áreas del continente, que se presentaban estratégicas para nuevos mercados. El misionero promovió que en África se emprendiera una cruzada de las tres “c”: civilización, cristianismo y comercio.

La repartición de África

Con el propósito de aprovechar la ruta comercial de los esclavos, los británicos construyeron un ferrocarril que comunicaba la costa del Océano Índico con lo que hoy es Uganda. Conforme se conoció la riqueza natural africana y el potencial de la tierra para el cultivo de café y té, fue cobrando importancia y atrajo colonos europeos.

…..Las investigaciones científicas también valoraron la diversidad del mundo animal y vegetal de la sabana. Fue entonces que la zona del este africano fue repartida entre Alemania e Inglaterra. Los límites geográficos de Kenia se marcaron y se decidió que el Klimanjaro sería la frontera con Tanzania, el lago Turkana el límite norte con Etiopía y, al oeste, el lago Victoria marcó el linde con Uganda. Así, limitada por una montaña, dos lagos y un mar, se conformó una colonia llamada Kenia, que tras un movimiento guerrero, obtuvo su independencia en 1963.

…..Una vez que Kenia se conformó como nación en 1963, a todas las etnias se les enmarcó en un mismo territorio: se les dijo que tenían que convivir, que ahora se llamarían kenyanos, que debían honrar a una bandera, regirse bajo las mismas reglas y obedecer a un presidente sin importar su origen tribal.

…..Frente a la diversidad de lenguas, el swahili* y el inglés se declararon idiomas oficiales. Estos se volvieron los códigos comunes para la educación, el comercio, la política y los medios de comunicación. Sin embargo, cada grupo mantiene su lengua particular. Kenia se ha enfrentado al reto de que la diversidad es muy amplia y la idea de nación se complica.

*El swahili es una lengua que nace en las costas del mar índico. Cuando los territorios que hoy conforman Kenya y Tanzania pertenecían al Imperio Otomano el swahili se convirtió en lengua común; es una composición de raíz bantú con vocabulario árabe, portugués y alemán.

Tras el pretexto de un tren…

Tras la construcción de la línea ferroviaria que unió la costa del Océano Índico con el interior del continente africano, Nairobi, capital keniana, cobró importancia como una estación estratégica del tren y con el tiempo comenzó a crecer. Se convirtió en el punto de encuentro de mercados así como en el centro de operaciones del gobierno colonial.

…..Hoy en día, en las calles y en los colegios de Nairobi, predominan ciudadanos de las distintas etnias: indios de distintas religiones, en cuyas manos está el mayor porcentaje del comercio y son la segunda o tercera generación en Kenia. Hay también una comunidad amplia de kenianos descendientes de colonos británicos, quienes en ocasiones pretenden revivir patrones de ese periodo.

…..Debido a que hay dos sedes de Naciones Unidas, PNUMA (Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente) y HABITAT (Programa de Naciones Unidas para los Asentamientos Humanos); y dada la importancia de su diversidad natural y cultural, Nairobi es una ciudad receptora de personas de todo el mundo, aunque predomina la gente proveniente del Golfo Pérsico y de Asia. También hay muchos europeos y uno que otro latinoamericano; de estos últimos, la mayoría son misioneros.

…..Esta urbe, como cualquier otra, es receptora de inmigrantes del medio rural. Pero en Nairobi hay poca industria, el Producto Interno Bruto de Kenia depende de la producción del té, el café y la afluencia turística que viaja, fundamentalmente, a visitar en safari la vida salvaje de las reservas naturales.

La Kenya natural

Aún hay un alto porcentaje de gente que vive de acuerdo a su economía tradicional, tal como lo hacen los nómadas pastores. Pero las condiciones de la naturaleza no siempre son favorables, y éstas se trastocan conforme se construye infraestructura o se abren las fronteras a nuevas formas de vida. Al salir de Nairobi, uno se pierde en un mundo de inmensas extensiones de tierra donde es poco común encontrar distritos con infraestructura contemporánea.

¿Quiénes colaboran con proyectos de desarrollo?

Organismos internacionales como el PNUD (Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo) o HABITAT han buscado proyectos para el desarrollo de las comunidades. Pretenden que todos tengan acceso a la educación, electricidad, agua potable y a los centros de salud. Pero el proceso ha sido lento. En este trabajo también han labrado un camino importante comunidades religiosas musulmanas, cristianas y católicas.

…..Desde la expedición de Livingstone y su llamado a la cruzada de llevar la cristiandad al continente africano, la evangelización ha participado de modo activo en el devenir de Kenia; algunos han intentado implantar modelos de desarrollo occidentales y suelen considerar muchos aspectos tradicionales como un obstáculo para el bienestar. Algunos son promotores de la migración a las ciudades y otros promueven el estudio de nuevos oficios. Dada la fuerte presencia árabe en el este de África, el Islam ha sido la religión más difundida y con mayor presencia económica en hospitales e infraestructura civil.

…..Las empresas de evangelización han jugado un papel primordial en el devenir de Kenia. El Islam ha sido la religión más aceptada, le sigue el cristianismo y por último el catolicismo. Cada una ha destinado inversión y trabajo para programas de desarrollo e infraestructura, aunque son cuestionables las transformaciones culturales que las tres religiones han ocasionado.

Alternativas para subsistir

Una de las razones para la diversidad cultural que tiene Kenia, es su variada composición climática: hay sabana, desierto, bosques, colinas de clima frío y costas. La región de la sabana se conserva fundamentalmente como parques naturales, que se sostienen del turismo fundamentalmente. Los grupos étnicos que viven en ellos han mantenido su vida tradicional, aunque es creciente la cantidad de migrantes hacia otros distritos; principalmente a Nairobi, donde aprenden el swahili e inglés.

…..La oferta de empleo suele ser en los sectores de servicios o como obreros. Quienes viven en tierras cultivables, conservan este oficio ya sea en tierras propias o como jornaleros de grandes propietarios. La pesca y el comercio son fundamentales para la economía del país y, sobre todo, para las comunidades que viven en las costas lacustres y marinas. La gente de la costa también ha encontrado alternativas de desarrollo en la afluencia turística.

Alternativas para el desierto

Pero la gente de las zonas áridas del norte, como el distrito de Isiolo, se ha enfrentado a otros problemas de incorporación con las nuevas dinámicas del mercado. En el norte de Kenya, habitado por grupos nómadas, la subsistencia se daba básicamente a través del trueque con ganado y la pesca en el lago Turkana. Pero las tierras en esta región han comenzado a ser vendidas. Por los procesos de construcción de carreteras y establecimientos de hoteles o el paso de los automóviles ha cambiado el clima de la región y las formas de subsistencia se han complicado.

…..En el distrito de Isiolo, en el noreste de Kenia, se han conformado grupos de ayuda para llevar a cabo proyectos de desarrollo. Existe un Comité de Desarrollo para el Distrito, el cual está encargado de coordinar las actividades de desarrollo y de servir como comité aprobatorio de cualquier iniciativa gubernamental o no. Hay 17 ONG´s trabajando, entre las que destaca la Diócesis católica, que es la que lleva más años en el lugar.

La Iglesia católica participa en el apoyo a la mujer

La Diócesis católica del Distrito de Isiolo es un ejemplo actual de la influencia que ha tenido la Iglesia en la subsistencia tradicional de las comunidades y en especial el rol de las mujeres. Los papeles sociales siempre han estado bien definidos, en la mayoría de las comunidades la mujer tiene un papel primordial en el trabajo físico: son campesinas, construyen las casas, preparan el alimento, entre otras labores. Pero el comercio, las decisiones políticas y la guerra han sido tareas dominadas por el género masculino.

…..En el 2002 la Diócesis del Distrito de Isiolo promovió microcréditos para las mujeres de familias nómadas, con el fin de que éstas se aventuren a aliviar la pobreza con el comercio del ganado. Hoy en día hay dos grupos, cada uno compuesto por 30 mujeres: éstos han tenido éxito y venden de 13 a 20 cabezas de ganado a la semana.

La administración del crédito

Estas mujeres dicen trabajar con el fin de proveer productos básicos a sus familias, así como de cubrir las cuotas escolares. Para obtener fondos se organizan entre ellas en una entidad de una cuenta de préstamo revolvente a la que le llaman “rondas de felicidad”. El modo organizado como condujeron este negocio promovió que se les diera un préstamo de 100 mil shillings kenianos*. Hoy en día se ha pagado el 85% del préstamo y una mujer del grupo dice que la comunidad ahora puede pagar escuela, vestimenta y alimento para la familia.

*Equivalencia 1 US dólar = 75 Shs (V-2004).

¿Cómo se organizan?

Cada cuatro días, las mujeres compran ganado barato local y contratan gente que les ayude a transportarlo a los mercados más dinámicos en áreas aledañas donde pueden ganar más dinero. Para ir a revender, el grupo vota para elegir un representante. Quien es elegido para ir a vender se embolsa 4 mil shillings y el resto de las ganancias se va al fondo común. Entonces el grupo decide cuánto se ahorra y cuánto se destina a pagar el préstamo.

Trabas para el éxito.

Los mercados de ganado están a miles de kilómetros de distancia de Nairobi. Hay un costo por el pago de quien transporta el ganado. Se corre el riesgo de que los animales salvajes ataquen la mercancía. El mercado ha apelado para que se revivan los sistemas de comercio de ganado, por lo que las comunidades solicitan que se establezcan mercados en puntos estratégicos de áreas marginales, con el fin de reducir el riesgo del ataque de ladrones y animales salvajes, así como el costo de transporte.

…..Estos mercados podrían atraer a marchantes de áreas lejanas, como las ciudades de Nairobi y Mombasa. El incremento en las ventas persigue el objetivo de que las mujeres puedan dedicarse a otros sectores de la economía, como abrir hoteles o casas para alimentar a los hombres de negocios que se acercan a estas zonas. Además de potenciar la economía de las mujeres y motivarlas para otras formas de subsistencia, a las empresas a mediana escala les han proporcionado cierta independencia de sus maridos en términos de provisión de productos básicos, con lo que se trastocan formas tradicionales de relación social.

Los roles cambian

La transformación de los roles trae consigo nuevas generaciones que se enfrentan a las formas tradicionales, las cuestionan y a veces las cambian. Existe un rechazo a la economía y a las formas heredadas, comienza a haber una adopción de nuevos valores y modelos de futuro.

…..Los proyectos de alternativas económicas para el desarrollo de una sociedad pueden ser una solución, pero los modelos no deben ser transportados de una cultura a otra sin anteponer un análisis político, cultural y económico. La esencia cultural de los pueblos es también motor de desarrollo y su destrucción implicaría un empobrecimiento irreversible para el mundo. Los microcréditos para un desarrollo sustentable han demostrado que son una muy buena alternativa para la independencia económica de algunas mujeres kenianas, así como un estímulo para los ingresos de la familia. Pero los programas económicos que se implementan deben conllevar una reflexión sobre los valores que fundan y resguardan la identidad de cada cultura.

FAMILIAS DE IDIOMAS

REF: KENIA, NACIÓN EN MOVIMIENTO

Gentileza de nuestro amigo y colaborador Carlos Souza (Brasil/RJ)

Kenia Diariamente #2 – por Nicole Rademacher

Estándar

Por Nicole Rademacher

A Wanjiru* no le gusta cocinar, sin embargo ha cocinado toda su vida, me dice sin rodeos mientras selecciona el frijol rojo (un grano que va a ser muy común durante mi estadía aquí, tal y como aparece en muchas comidas).   Me sorprende que a ella no le guste cocinar, porque la cocina para mí es un placer:  un hobby. Pregunto sobre sus aficiones. Ella no tiene ninguna. Después de terminar la clasificación de lo utilizable y lo descartable, ella va a la cocina para lavarlos y colarlos.

Mientras que su inglés es perfecto,tengo que acostumbrarme a algunas palabras de su dialecto. Cuando le pregunto por su carne favorita, Wanjiru responde con prontitud “leaver”, y sin entender yo la palabra, le di una mirada de confusión y me pregunto si me lo dijo en Swahili. Ciertos alimentos son conocidos por su nombre Swahili, en lugar del inglés.

Ella comenzó  a deletrear, L-I-V- (H-Í-G)

– Ahhhh, digo antes de que ella pueda terminar, ¡hígado! Le repito,corrigiéndola. ¿Estoy corrigiéndola?.

Me avergüenzo inmediatamente por haberlo dicho así, pero intento disimular preguntándole, carne de vacuno o cerdo?

Con una mirada desdeñosa dice, ¡carne de vacuno! No carne de cerdo, y  me da una mueca desdeñosa mientras niega con su cabeza.

Después de lavar y colar, deja los porotos remojar durante la noche y dice que tendrá que levantarse a las 6 am para cocinarlos – ella normalmente no cocina los domingos, es sabbath. Curiosamente yo le pregunto sobre su plan para el domingo.

– Usualmente, voy a la Iglesia de 10:30 a 1 pm-  me explica.

No es que Wanjiru no esté predispuesta a dar información, ella simplemente no me dice mucho a menos que explícitamente le pregunte. Por lo tanto me entrometo un poco más, ¿vuelves a casa después de la Iglesia?  No, me dice que después ella va y visita a su madre o visita a una amiga, que tiene un salón** en Kibera***.

Eso es suficiente, dice ya casi agotada, eso es suficiente.

*Nombre cambiado para privacidad de su protagonista.

**Salón o Salón de Belleza (Peluquería en Chile)

*** Kibera es el barrio o “barriada” más grandes de Nairobi.

———————————————————————————————————————————————————–

Traducción: Gladys Igor Ovalle (Chile)

Kenia Diariamente #1 – por Nicole Rademacher

Estándar

Nuestra amiga y colaboradora Nicole Rademacher ya está en Kenia.  Para quienes no lo saben, su viaje tiene como objeto una residencia artística así como también, la participación en un programa de voluntariado con un grupo de jóvenes en el Valle Mathare, uno de los barrios más poblados de Nairobi.

En MISOSOAFRICA publicaremos semana a semana los avances de esta experiencia tan enriquecedora tanto para la artista como para nuestro equipo, y lo que es más importante, para nuestros amigos lectores.

Bárbara Igor
(misosoafrica)

————————————————————————————————————————————————————–

Prólogo:

“Estos post no tendrán ningún orden en particular. He creado etiquetas para que puedes navegar algunos de los temas para mis post desde Kenia.

Tierra Común: Se refiere al proyecto en general. Este mostrará todos los posts, comenzando con el primero de CDG

Kenia-Programa juventud: Posts asociados con mi trabajo en el valle Mathare con el grupo joven de Maji Mazuri

Kenia-diariamente: Posts de mis experiencias personales, viviendo aquí el día a día.

Kenia-Tierra Común: Posts específicos refiriéndose a mi trabajo en este proyecto aquí en Kenia.”

Desde la casa en donde me estoy quedando, Jorge**, mi guía por el día y ahora compañero de trabajo, tomamos el bus #40 al centro y luego el Matatu. Estoy un poco recelosa de tomar el Matatu, principalmente porque yo no sé si me sentiré lista para tomar uno por mi misma la próxima vez. Un Matatu es una van (con cerca de 15 asientos) que es un tipo de transporte público. Todo el transporte público en Nairobi tiene precios fluctuantes, pero el día anterior, Morrison, mi otro guía y compañero de trabajo, me dijo que porque soy blanca ellos podrían decidir cobrarme más. Quizás cuando pueda defenderme por mi misma en Swahili, me sentiré más segura con la idea de tomar un Matatu sola.

Tomamos el bus # 46 al Valle Mathare. Una vez que pusimos los pies en el suelo Jorge lo anunció: “La barriada del valle Mathare”. Caminamos un poco más allá, por el camino hacia un edificio. Él quiere mostrarme una vista completa de la barriada. Me resulta perturbador que él continuamente use esa palabra. Quizás sea porque estoy acostumbrada a que se utiliza en forma despectiva, cuando realmente sólo se utiliza para describir la vida deficiente de este lugar. Caminamos detrás del edificio y en la escalera hay tres niños. La hermana mayor está poniendo trenzas en el cabello de la más pequeña. El pequeño niño me mira y dice hola en inglés. Hola le respondo.  Bien gracias, responde. Estoy un poco confundida de por qué él dijo eso. Más tarde me doy cuenta que “Hola” en Swahili (habari) funciona como saludo y también para preguntar “¿cómo estás?”. Jorge piensa que detrás del edificio será un buen lugar para una vista completa del Valle de Mathare, pero luego rápidamente se da cuenta de que donde estábamos antes era mucho mejor.

Volvimos a subir las escaleras y el pequeño niño corre detrás de nosotros. Vagamente lo escucho decir algo, pero no consigo comprender. Jorge apunta y dice: Este es todo el valle Mathare. ¿Allá también? pregunto, incluso pensando que se la respuesta, pero es obvio que Jorge está orgulloso de su hogar y este es inmenso. Todos los Kenianos engañan sobre su edad, pero es claro que Jorge es completamente joven, quizás tiene la misma edad que los otros jóvenes del programa. Él está orgulloso y feliz de compartir su hogar conmigo. Yo me siento muy bien recibida y quiero demostrar mi aprecio por su tiempo y franqueza.

Volvimos a una de las entradas de esa barriada, cerca de donde nos bajamos del Matatu. Jorge abre y avanza a través de una puerta de madera. Yo lo sigo. Lleva a un área abierta cubierta de hierba. A unos 3 metros desde la puerta hay una choza hecha con unas planchas de metal corrugado. Dentro hay unos 7 jovenes- pues, hasta este punto son todos hombres jovenes-un par, un grupo de tres hablando bajo en Swahilli, y dos están sentados mandando mensajes de texto. Me acerco para saludarlos. Estoy un poco insegura acerca de mi apenas existente Swahili. Digo “Hola” al primer joven, en Inglés, luego  el me dice su nombre y nos saludamos de mano. En mi estado cohibido olvidé devolver el saludo diciendo mi nombre y simplemente continué mi saludo con la siguiente persona. Pienso en corregir mi error con el segundo joven y digo, Soy Nicole. Con el tercer estudiante, reúno más confianza y saludo con “Habari” y sigo con “Soy Nicole”.

Algunos de los apretones de manos son largos, sólo sonrío y sigo agitando hasta que suelte. Jorge se aparece y los estudiantes comienzan a animarse.  Varios preguntan mi nombre nuevamente y de donde soy- lo cual es confuso de explicar. Porque menciono que vivo en Chile- después puntualizo que soy norteamericana- Ellos insisten con Chile, quizás porque usualmente no hay voluntarios de Latinoamérica. Un joven conoce bien Chile- un gran fan del fútbol- de hecho conoce de Chile porque ama al equipo argentino. Más tarde, en confianza, me cuenta que realmente no le gusta Messi, el
futbolista argentino, pero a pesar de eso el es un gran fan. Ellos preguntan por el tiempo en Chile;” Está en el sur. ¿Es verano allá?”. Pregunta uno de los jóvenes. Y yo les cuento que cuando dejé Chile la temperatura llegaba hasta los 35 grados Celsius- Todos ellos asienten con sus cabezas. Y están de acuerdo con que realmente es verano en Chile.

Mas estudiantes se nos unen y cada uno me saluda primero ya que estoy estratégicamente ubicada al lado de la puerta- accidente total, pero eso me sirvió. Ellos luego se pusieron alrededor. Algunos recibieron apretones de manos más entusiastas y/o complejos que otros. Luego de saludar a todos, toman sus asientos y conversan con sus amigos en Swahili. Yo trato de entender algunas palabras, pero en mi segundo día eso es difícil. Una niña se sienta sola, no porque no tenga amigos sino porque está esperando a alguien, a un chico en particular. Me doy cuenta de esto después – Una vez que la sesión termina- cuando todos dejan la sala de reuniones para socializar afuera. Realmente quiero hablar con ella porque durante el debate (más sobre ese en un momento), ella trató de participar varias veces, pero fue ahogada por los muchachos. Después de la sesión, cuando la vi intensamente enganchada en una conversación con dicho niño, la vi coquetamente enterrando su zapato en el suelo, ahí me quedó claro porque ella había estado esperando solita en esa banca antes de comenzar. Habrá tiempo para conocerla. No interrumpí la conversación, sólo observé silenciosamente de cerca.

El debate, actividad para la sesión del día, fue animado. Jorge les pidió inventar un tema. Tiraban algunos temas de sexo-guerra y, a continuación, una niña dijo “estilo de vida tradicional es mejor que el moderno”. Los estudiantes cuentan 1-2-1-2 para formar equipos de pro v/s contra.

Me impresionaron mucho los adultos jóvenes – su conocimiento de la actualidad, la historia, el medio ambiente… No hubo ninguna preparación – se separaron en grupos y entonces empezó con puntos y contra puntos.  Hablaron de la contaminación, transporte, esperanza de vida, avances de la medicina, la política… obviamente no había ningún corrector, lo que lo hizo mucho más impresionante. Además fue todo en inglés – sé que el Swahili es más cómodo para ellos: hubo un sólo lapso en Swahili.

Después de la sesión algunos de los estudiantes se acercaron y se presentaron ante mí.  Tan listos y expresivos. Me han dicho recientemente que tienen un montón de material – documental del programa – que desean editar en vídeos producidos, pero nadie sabe cómo editar.

Vamos a ver si puedo ayudar a cambiar eso.

Actualmente, soy voluntaria de Maji Mazuri en su “Programa para jóvenes de medios de comunicación” en el Valle Mathare, la segunda más grande barriada en África oriental. El objetivo del programa es ayudar a los jóvenes a mejorar la calidad de sus vidas trabajando con otros y con consejeros, para adquirir habilidades. El programa también está diseñado para proporcionar un entorno propicio en el que jóvenes puedan crecer y convertirse en adultos responsables. Dentro de este programa, un programa de “medios” es el de desarrollo actual, donde los estudiantes (16-27 añosde edad) pueden ganar habilidades tangibles y no-tangibles relacionadas con medios de comunicación (es decir, blogs, diseño web, producción de vídeo…).

06 De febrero de 2012 – mi segundo día en Kenia – era mi primera visita a un programa en el cual estaré trabajando de cerca los próximos meses.

Maji Mazuri fue fundada por la Dr. Wanjuki Kironyo en 1984, quien todavía en la actualidad se desempeña como su  directora. La conocí el lunes, después de esta primera visita y compartir estos pensamientos con ella.  Ella dijo, muchísimas gracias. Y fue en ese momento que verdaderamente se hizo claro para mí que esto es debido a ella y a su trabajo – además, de
todos los aquí presentes sobre el terreno, los donantes, pasado y futuros voluntarios… pero es su visión la que comenzó esto – que puedo decir acerca de estos hombres y mujeres jóvenes solo que me siento muy honrada de ser parte de esto. Sólo  espero poder contribuir tanto como se beneficiarán de esta experiencia.

Nicole Rademacher

**los nombres han sido cambiados para su privacidad

————————————————————————————————————————————————————–

Traducción:   Gladys Igor Ovalle (Chile)

Kenia: mujeres con grandes iniciativas

Estándar

Tipo de proyecto: adaptación a las consecuencias del cambio climático

Objetivo del proyecto: producción y elaboración de leche de camella como medio para garantizar la subsistencia.

Número de animales: en Kenia viven más de un millón de camellos.

Tamaño del proyecto: 200 mujeres participan ya en el negocio derivado de la leche de camella.

La vaca sigue siendo el animal más utilizado en las actividades agropecuarias en gran parte de África. Sin embargo, hay que adaptarse a las nuevas circunstancias derivadas del cambio climático. La habituales sequías y las elevadas temperaturas dejan a las vacas sin leche.  En Kenia, las campesinas apuestan por una alternativa: la leche de camella. A diferencia de las vacas, pueden ser ordeñadas durante todo el año, incluso durante los largos periodos de sequía.  Doscientas mujeres participan ya de la iniciativa.  La leche de camella, además, es más sana que la de vaca.

Un beneficio para las personas al que hay que añadir la posibilidad de vender leche a muy buen precio.

Un reportaje de Holger Trzeczak- Deutsche Welle.

Gentileza de nuestro amigo y colaborador Carlos Souza (Brasil/RJ)

Gisele Bundchen visita comunidades sin energía en África

Estándar

La top model brasileña Gisele Bundchen, embajadora del programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (Pnuma) estuvo en África la semana pasada para ver en terreno los problemas ocasionados por la falta de energía eléctrica. Esa realidad afecta al 70% de las familias en la África Subsahariana.

La modelo visitó comunidades rurales de Kenia y llamó la atención sobre un dato: con sólo el 3% de la inversión global en energía es posible llevar el beneficio a todos los habitantes del planeta.  El viaje es parte de una campaña del Pnuma (Instituto Brasil PNUMA es una entidad privada sin fines de lucro, que tiene como actividad principal la divulgación de los resultados del trabajo de PNUMA y sus publicaciones, además de la promoción y participación en actividades de educación y concientización ambiental), ya que el 2012 fue declarado “El Año de la Energía Sustentable para todos”, por la Asamblea General de la ONU. En una entrevista hecha durante la misión, por e-mail,  Gisele dijo que el problema afecta especialmente mujeres y niños: Son las mujeres que están en la cocina, inhalando el humo tóxico de los fogones alimentados por madera.  Y los niños  no tienen como estudiar por la falta de energía en casa, por lo que acaban abandonando la escuela.

Aquí en Kenia, en las áreas rurales, dos de cada tres familias no tienen acceso a la energía y millares de personas mueren todo el año por causa del humo inhalada en la cocina.  La top visitó locales donde hay proyectos de Pnuma para minimizar estos impactos.   En Kenia, la organización tiene sociedad con una ONG cuya campaña  “Use solar, salve vidas” ha sido ampliada al uso de pequeños sistemas solares en las casas donde la red eléctrica no llega.   Gisele va a presentar esta semana un informe con ideas para la actuación de la ONU en el local:  Es necesario localizar a las mujeres líderes de cada comunidad para que ellas puedan ayudar en la educación de la población sobre esos problemas. Ellas necesitarán de apoyo financiero para tener acceso a las diferentes formas de energía para cada realidad,  dijo la top model.

Gisele conoció también otros proyectos, como la generación de biogás en la favela de Kibera, substituyendo el carbón en los fogones. Ya en la región de Kisumo, en la área rural, hay “fogones eficientes”, hechos de cerámica que reducen hasta un 70% del humo y son más sustentables, pues precisan apenas de la mitad de la leña para hacer fuego. La meta establecida por la ONU es volver universal el acceso a la energía hasta 2030, con apoyo del gobierno y otras instituciones internacionales y locales.  El beneficio es considerado esencial para el desarrollo de un país, dando oportunidad, por ejemplo, para pequeños emprendedores.

REF:  O Globo. Martes, 17 de enero de 2012.  Por Camila Nobrega

Gentileza de nuestro amigo y colaborador  Carlos Souza (Brasil/RJ)

Nicole Rademacher y su “Tierra Común”

Estándar

imágenes de la obra de Nicole Rademacher

Nuestra amiga Nicole Rademacher ha sido invitada a una residencia artistica en Lake Victoria Arts Residency Program (LVARP) en Kenia, programada para los meses de febrero y marzo de 2012.

Nicole, en su carrera artística ha enfatizado en lo que considera su temática, la que dice relación con el registro de rituales domésticos y modos de vida de las diferentes culturas existentes en el mundo.  Esta vez, queriendo llevar más allá su desafío, inicia este viaje a Kenia, una cultura que tal y como ella ha dicho “es supuestamente muy distinta a la mía”.  El proyecto a desarrollar lleva por nombre “Tierra Común”, nombre que ejemplifica la búsqueda que emprende.

Nicole Rademacher es estadounidense, original de Carolina del Norte y desde hace un par de años reside en nuestro país (Chile).

Les escribo porque lancé una campaña online para recaudar fondos a través de indiegogo.com. Me puedes ayudar por varias vías.  Armé varios “regalos” para las donaciones que son muy buenos (postales, impresos, un libro autografiado) y además de esto, necesito de tu ayuda para ¡¡¡¡DIFUNDIR MI CAMPAÑA!!!

Enlace a la campaña: http://igg.me/p/43753?a=194290&i=shlk

La mejor manera de difundir es el boca a boca:

Para MISOSOAFRICA es de vital importancia que el plan de Nicole se concrete, porque junto con registrar el actual modo de vida de la cultura keniana, el que diariamente amenaza con ser modificado por innumerables factores externos, ella será nuestro primer puente informativo con el cuerno de África.

¡Esperamos tu ayuda!