Archivo de la etiqueta: musica

RETURN FLIGHT TO GHANA 1974-83 – AFROBEAT

Estándar

En Blog de Needle

El afrobeat nace de la influencia del ‘highlife’, música africana que suma la cadencia de una guitarra eléctrica y suaves toques de vientos. Esto podría explicarse por la estadía de músicos ghaneses en Londres durante los ’60, quienes trabajan tocando jazz, y se divierten en ratos libres interpretando el highlife folclórico, y de ahí la fusión.

complex-1024x789

La recuperación de exponentes musicales de África tuvo en Nigeria un polo de marcado desarrollo, compilaciones de intérpretes y sonidos perdidos, una época de explosión discográfica y cultural al alero de vientos independistas que hoy se reedita en vinilo. En este proceso, Analog Africa es un ineludible acierto de investigación musical.

Este registro sorprende con trece cortes catalogados como rarezas, un sonido que refresca el legado anclado a la figura de Fela Kuti, pero que aquí abandona Nigeria. El destino es Ghana –“La costa de Oro”– para dar con los autores de una música que continuó su camino entre las naciones subsaharianas.

En los primeros cortes encontramos próceres de este pequeño pero influyente país. Abren los Uppers International y la voz de Chester Adams con “Aja Wondo”, con el esquema de coro y respuesta. Le sigue Ebo Taylor Jr, heredero de la gloria musical que arrastra su nombre, quien desata la fiesta con “Children don’t cry”. Ya en tercer orden, De Frank’s Band mantiene el ritmo con el single “Do Your Own Thing”.

El afrobeat nace de la influencia del ‘highlife’, música africana que logra sumar la cadencia de una guitarra eléctrica y suaves toques de vientos.Esto podría explicarse por la estadía de músicos ghaneses en Londres durante los ’60, quienes trabajan tocando jazz, y se divierten en ratos libres interpretando el highlife folclórico, y de ahí la fusión.

En este compilado, sobresale además una orientación rítmica que lo separa del afrobeat más conocido en la obra de Kuti. Esto se explica porque algunas piezas salen de Accra y Cape Coast, zona central cercana a la costa, y suma también piezas del norte sahariano, con grupos ligados a la corriente islámica, segunda religión dominante de este país.

Hay que destacar la especial dedicación de AA para separarse de la ola de compilados que hoy copan la “world music”. Un libro de 44 páginas con una completa revisión de los artistas, palabras de Samy Ben Redjeb y una importante colección de fotografías de la época, son parte del acompañamiento gráfico a un disco pensado para exigentes coleccionistas.

Needle: http://www.needle.cl/

Anuncios

Mory Kanté – Música – Guinea

Estándar

Mory Kanté (nacido el 29 de Marzo de 1950 en Kissidougou, Guinea) es vocalista e intérprete de Kora (instrumento de 21 cuerdas usado mayoritariamente en el Oeste de África)

Nació en una de las familias de músicos Griots más conocidas de Guinea (título hereditario). Después de ser criado en la tradición Griot ‘Madinka’ en Guinea, fue enviado a Mali a la edad de 7 años, donde aprendió a tocar el Kora, asi como también aprendió importantes tradiciones vocales, algunas de las cosas necesarias para convertirse en griot.

En 1971 Kanté se hizo miembro de la Rail Band, en donde Salif Keita era el cantante. Keita dejó la banda en 1973, dejando a Kanté como vocalista.

Kanté es conocido internacionalmente por su hit de 1987 ‘Yéké yéké’ que fue uno de los hits africanos más vendidos, además de ser número uno en Europa en 1988, haciéndolo el primer single africano en vender más de 1 millón de copias.

3 canciones de ‘Akwaba Beach’ (álbum del cual se desprende Yéké Yéké) fueron la fuente de inspiración para 3 de las canciones más taquilleras en las películas indias. Yéké Yéké fue tocada como fondo en la épica Agneepath de 1990, cuando Amitabh Bachchan la estaba mostrando en Islas Mauricio. ‘Tama’, otra canción de este álbum, inspiró ‘Tama Tama’ tema del hit de 1990 Thanedar, estelarizada por Sanjay Dutt y Madhuri Dixit asi como también el tema ‘Jumma Chumma DeDe’ de la obra maestra del director Sooraj R. Barjatya ‘Hum Aapke Hain Koun!’ de 1994. Otra canción del álbum, ‘Inch Allah’, inspiró las primeras líneas del tema principal de H.A.N.K (siglas de la película).

Kanté nuevamente recibió inesperada fama en 1994 cuando el dúo alemán Hardfloor creó un remix bailable de “Yéké Yéké”. Además apareció en 2006 como vocalista en “Narama” una realización de DJ británico Darren Tate.

El 16 de Octubre del 2001, Mory Kanté fue nominado Embajador de la FAO (Organización de las naciones unidas para la alimentación y la agricultura).

Aquí los dejamos entonces con el clásico Yéké Yéké, el que indudablemente ¡ya conocen!

Yéké Yéké

Fuentes: Wikipedia y otros.

Traducción y redacción de textos: Pablo Fontecilla (Chile).

Sugerencia Musical: Zwela África!

Seya, de Oumou Sangaré (Mali, 2009)

Estándar

11 canciones basadas en la tradición de la música wassoulou, aunque con muchas influencias de etnias vecinas, como el uso de los tambores sabar usados por los wolof en el tema korolo o las maravillosas cuerdas que aparecen en donso, recordando esa unión de la música negra con la gnawa árabe.


Ref: Recomendaciones de la mediateca, CASA AFRICA.

No disuelvan el Kuduro

Estándar

Por Custódio Fernando (Angola)

Después de leer este artículo, las personas podrán cuestionar quien soy y donde estuve.  Todo va a depender del punto de vista.  Si su ángulo de visión está dirigido hacia los famosos y las estrellas, ¡olvídalo! ¡Tú nunca vas a saber quien soy! Entre tanto si así como yo, es de aquellos que aun a lo lejos acompañan las actividades que nuestros ídolos andan por ahí haciendo, entonces tu sabes quién soy yo.  ¡Soy el pueblo! Soy tu, sólo que en otro cuerpo y con otra mente.  Pero como no podemos ser la misma persona dividida en dos cuerpos, entonces…. Digamos que somos dos personas en dos cuerpos, dos personas preocupadas con el estado de salud de nuestra sociedad.

Esta sociedad se forma con personas de los más variados estrados, con los más diversos gustos,  y las más raras manías.  Y fue en esta sociedad a la que pertenecemos, que un día surgió un estilo musical que más tarde vino a ser llamado Kuduro.  Quien creo, quien desarrolló, quien animaba o quien danzaba mejor, ¡eso no nos interesa discutirlo ahora! Interesa decir que hoy el Kuduro se tornó una auténtica fuente de recetas que va proporcionando bien estar a los que consiguen ejecutarlo en el más alto escalón, y algún desahogo a los que en la base van grabando esta o aquella música que cae en el gusto del pueblo y así consigue surgir, aunque de modo descartable.  Pero no siempre fue un mar de rosas, y eso es lo que me preocupa.  Ya fue duro hacer Kuduro.  Y nadie, además de los “animadores” (si, escribí ANIMADORES-sólo hoy es que nosotros los conocemos como Kuduristas) se atrevían a defender el estilo.  Todos escapaban!  Lanzaban piedras contra los artistas, agitaban para que las radios no los tocaran porque eran considerados bandidos y vagabundos.  Pero el Kuduro prosperó.  Ya fue mbrututo, ya fue azúcar, ya fue gato preto, ya metió dibengo, se volvió mamakudi, mamadi, y sus “creadores”  sobrevivieron agresiones después de los shows hasta que hoy ya todo está bien.

Hoy tenemos personas diciendo que se identifican con el Kuduro.  Si, ustedes aman el Kuduro y nosotros también.  Pero no vengan a usar el Kuduro como hándicap para la internacionalización de sus carreras. Queremos internacionalizar el verdadero, el original, el Kuduro Kazenga, del Rangel, del Sambila, de los Combatientes, de la Viana, el Kuduro que se sienta en la “bauca” y se reparte por los “candongueiros” por hasta llegar a las 18 provincias, ya que lo que nace allá, no tiene kumbu para llegar a la Nguimbe, la capital de esta, ¡nuestra Angola!  Porque el kuduro es de Angola y debe ser reconocido como tal.

Por eso, un recado para ti, que no te conozco, sin embargo ni tu a mi me conoces.  Si quisiéramos mostrar el Kuduro en la diáspora, traiga Los Lambas, traiga Nacobeta, traiga el Xru Bantu, traiga Puto Prata o al maestro Yara, Fofandó o Noite e Dia, traiga a quien tu creas que es kudurista, pero no venga a cantar semba dando “toques de Kuduro” y presentar ante los “pulas” como Kuduro.  ¡Eso no por favor!  ¡El Kuduro es otra cosa! El Kuduro es nuestra historia, es la contemporaneidad del angoleño cuyas letras o mensajes sólo sirven, reparten lo que vivimos hoy en los barrios de Luanda con una luz que oscila, y en el oscuro de la periferia de Angola donde la luz ni llega.  Por eso cantamos, por eso hacemos “el” Kuduro para seguir adelante y continuar felices.  Viva el Kuduro.

Bauca: en los “colectivos” o “van” de Luanda, el sector del motor (caliente y movedizo) donde generalmente va sentado quien no tiene dinero o más espacio para viajar.

Candongueiros: es el nombre dado a los taxistas informales.  Viene de la palabra Kimbundu Kandonga, que significa “negociante o explotador”

Pulas: En Angola, blancos extranjeros.

Custódio Fernando, es angoleño, natural de Malanje. Es periodista, locutor de radio y escritor.  Actualmente vive en São Paulo-Brasil, donde estudia audiovisual y es co-productor y animador del programa Zwela! África como nunca ouviu!

—————————————————————————————————————————————————–

IMAGEN GRACIAS A LA GENTILEZA DE LA GRAN PARADOJA

TRADUCCIÓN: BÁRBARA IGOR (MISOSOAFRICA)

Un himno de lo imperecedero – Eritrea – Música

Estándar

Por Maximiliano Vega (MISOSOAFRICA)

Esto es un himno de liberación. Eso es lo que escuchamos en este cover de la banda post-punk The Ex.

El ser occidental mira afuera, a oriente, a África cada vez que necesita un nuevo aire, un nuevo punto de vista, como si la precariedad de la mayoría de los países africanos, la hambruna, las dictaduras insanas, no pudieran borrar una cultura, lo más grande que puede dejar de herencia el ser humano. Esto apenas da para un pie de página, que surge a propósito de la escucha reiterada del tema Huriyet, tema de la liberación Eritrea. Surge casi una pregunta sobre como algunos lugares tienen todo para preservar la cultura y no lo hacen, y como países que tienen esta materia casi en el aire, en la memoria, lo mantienen, de generación en generación, la comparten , y no se pierde.

The Ex- Huriyet

Eritrea 1990: “Huriyet” Bilen Music


Maximiliano Vega, natural de Chile, es Licenciado en Artes. Aficionado a la música y la literatura, colabora periódicamente con la difusión de la música y la literatura africana en MISOSOAFRICA

FELA KUTI : ZOMBIE (1977)

Estándar

Por Maximiliano Vega

“Zombie es un disco histórico porque Fela Kuti les dice en su cara y sin miedo que ellos son los muertos vivos, los que no se han dado cuenta que su tiempo ha pasado, que andan podridos y que se alimentan de la gente trabajadora”.

Escucho por tercera vez Zombie, de Fela Kuti, y la música se apodera de todo. Escucho el tema principal de este disco monstruoso mientras veo una foto de Fela Kuti con sus 27 esposas.

Escucho el largo primer tema cuando veo que en el centro de la imagen se puede apreciar a un Fela Kuti ya casi desfigurado por su sonrisa.

Fela Kuti nace en Aboukuta, Nigeria. Su padre era un reverendo y su madre una activista feminista. El joven Fela se marcha de Nigeria para estudiar medicina en Inglaterra. No pasa ni si quiera un año y ya ha desertado al descubrir un sonido en su cabeza. Fela Kuti comienza a estudiar ese ritmo,que bautizará como Afrobeat. Viaja de vuelta a Nigeria con la idea de seguir trabajando esa música y darle contexto y forma.

Solo hay tres ritmos posibles en los 70: James Brown, el motorik de Neu! y el afrobeat de Fela Kuti, todos los demás son deudores, directa o indirectamente de ellos.

Por supuesto que mientras el ritmo de James Brown es sensual y dinámico, funky  y el de la banda alemana Neu! es frío,mecánico y matemático, el de Fela Kuti es un carnaval, un carnaval político y sexual, pasado de revoluciones, orgullosamente negro y festivo.

Disco histórico por las persecuciones en que se vio envuelto el mismo Fela Kuti y su banda la ” Afrika 70″ nombre que fuera un homenaje a las Panteras Negras que Kuti frecuentó en el año 69 en su breve paso por los Estados Unidos.

Zombie era un disco conceptual, y el concepto era bastante básico. Los zombies eran el ejército de Nigeria, la autoridad, el gobierno. Zombie es un disco histórico porque Fela Kuti les dice en su cara y sin miedo que ellos son los muertos vivos, los que no se han dado cuenta que su tiempo ha pasado, que andan podridos y que se alimentan de la gente trabajadora. Es histórico porque pocas veces una banda ha vivido en un estado de guerra de guerrillas contra un gobierno imperante. Un disco que tuvo consecuencias nefastas en el entorno íntimo de Kuti, siendo su comunidad destruida y su madre asesinada, siéndole incendiados los estudios de grabación que frecuentaba.

Lo peor de Zombie es su poder de virus, de contagio. Logró que Nigeria entera se burlara de la milicia al ritmo del afrobeat. Pero no todo es contexto político, porque el disco se mantiene moderno por su sonido, por esos casi 40 minutos ininterrumpidos de groove infeccioso y bien tocado, con unos músicos en estado de plenitud.

Todo eso y la percusión de Tony Allen.

Maximiliano Vega, natural de Chile, es Licenciado en Artes.  Aficionado a la música y la literatura, colabora periódicamente con la difusión de la música africana en  MISOSOAFRICA