Uno de cada cuatro niños en los países pobres no consigue leer una frase, elevándose el porcentaje a 40% en la África Subsahariana.escola

Por Orlando Castro.

Cerca de 250 millones de niños en el mundo no están aprendiendo a leer, revela un reporte de la UNESCO, alertando que la educación está en crisis, con los gobiernos necesitando cerca de 129.000 millones de dólares anualmente.

Una educación inadecuada en todo el mundo dejó un legado de analfabetos más generalizado de lo que se pensaba inicialmente, informa el reporte anual de la UNESCO.

El documento informa que uno de cada cuatro niños en los países pobres no logra leer una frase, y el porcentaje se eleva a 40% en los países de la África Subsahariana.

¿Cuál es el sentido de la educación si los niños, después de cinco años en la escuela, salen sin las herramientas que necesitan?, cuestiona Pauline Rose, responsable por el informe de cerca de 500 páginas sobre la Educación Global.

En un tercio de los países analizados, menos de tres cuartos de los profesores de educación básica existentes, fueron entrenados para normas nacionales, mientras 120 millones de niños en edad primaria en todo el mundo tenían poca o ninguna experiencia escolar, de acuerdo con el reporte.

“En los últimos diez años, las personas viven en los grupos más marginalizados y continúan siendo privados de oportunidades educacionales.”, subrayó Pauline Rose en el documento.

Treinta y siete países monitoreados por el informe están perdiendo por lo menos la mitad de la suma que gastan en educación primaria, por que los niños no están aprendiendo, revela la UNESCO.

En países desarrollados como Francia, Alemania o Reino Unido, los hijos de los inmigrantes quedan atrás de  de sus pares, con dificultad para cumplir  las metas mínimas de aprendizaje.  También grupos indígenas en Australia y Nueva Zelanda enfrentan problemas similares, revela el informe.

“El acceso no es la única crisis – la mala calidad está atrasando el aprendizaje de aquellos que logran ir a la escuela”, escribe la directora general de la UNESCO, Irina Bokova, en el prefacio del reporte.

Cerca de 250 millones de niños en todo el mundo no aprenden lo básico, según el documento, que recuerda que en 2011 había 57 millones de niños fuera de la escuela, la mitad de ellos en países afectados por conflictos.

Para lograr una mejoría, es necesario “profesores competentes”, argumenta el informe, haciendo un llamado a los gobiernos a formar y a colocar a los mejores disponibles para aquellos que más necesitan”.

Los profesores deben recibir formación inicial que combine “el conocimiento de los asuntos a ser enseñados con el conocimiento de los métodos de enseñanza”, bien como formación sobre “como concentrar la ayuda en los niños desfavorecidos”.

El informe recomiende además que los profesores sean ubicados “en áreas donde la ayuda es más necesaria, creando incentivos para que se comprometa la educación a largo plazo, con un “salario que se corresponda por lo menos con sus necesidades básicas, buenas condiciones de trabajo y una oportunidad de crecimiento profesional”.

¡Anímate! y déjanos tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s