Archivo de la etiqueta: Youssou N’Dour

Batalla campal en las calles de Dakar

Estándar

Dakar17/02/2012


Este viernes por la tarde se han vivido graves enfrentamientos entre manifestantes y policías en las calles del centro de Dakar cuando  grupos de jóvenes intentaron alcanzar la plaza de la Independencia para expresar su rechazo a la candidatura del presidente  Abdoulaye Wade a las elecciones del próximo 26 de febrero. Hay un número indeterminado de heridos leves por contusiones en la  refriega, entre ellos algún policía apedreado. La mezquita Zawiya de la cofradía Tidjiania ha recibido el impacto de granadas de gases  lacrimógenos y la indignación popular se ha disparado.

Rotonda del mercado de Sandaga, en pleno centro de Dakar a unos cientos de metros de la plaza de la Independencia. Una pick-up de  la unidad BIP de la Policía senegalesa con media docena de agentes hace guardia. Durante toda la tarde se han vivido enfrentamientos  en las calles aledañas. De repente, les cae una lluvia de piedras de gran tamaño. Los policías se ven obligados a saltar del coche y  protegerse; uno de ellos, recibe un impacto. Y comienzan a lanzar gases lacrimógenos a todas partes.

Esta escena y otras parecidas se vivieron ayer en el barrio de Plateau de la capital senegalesa, una ciudad en la que aumenta cada día la  indignación por la proximidad de unas elecciones presidenciales entre cuyos candidatos se encuentra el actual jefe de Estado,  Abdoulaye Wade, pese a que ha superado el límite de dos mandatos establecido por la Constitución. E indignación porque la policía se  está empleando sin contemplaciones y cada vez con más dureza contra los manifestantes.

Tras la jornada de ayer jueves en la que la policía impidió por la fuerza que un grupo de manifestantes de Y’en a marre tomara la plaza  del Obelisco, deteniendo a dos de sus principales líderes, Kilifeu y Simon, y a una decena de miembros de este movimiento, todo  parecía apuntar a que este viernes se volvería a liar en Dakar. Y así fue. En los últimos días, los jóvenes parecen haber perdido el miedo  a las pelotas de goma y los gases y se han enfrentado con la policía que custodiaba la plaza de la Independencia para evitar  cualquier tipo de protesta en ella.

Las calles de Plateau se convirtieron en el escenario de una especie de juego del gato y los ratones entre policías y manifestantes, pero  los momentos de mayor violencia se vivieron frente al mercado de Sandaga, donde la policía tuvo que emplearse a fondo para  dispersar a los jóvenes que les lanzaban piedras, y en la mezquita Zawiya, de la cofradía Tidjiania, que sufrió daños en sus ventanas a  consecuencia del lanzamiento de gases lacrimógenos por parte de la policía, además de que los fieles sufrieron las consecuencias de estos gases.

Por otra parte, al menos dos periodistas sufrieron heridas de diversa consideración durante el desempeño de su trabajo. Por la tarde noche, la tensión y los enfrentamientos continuaban en algunos puntos de la ciudad. Toda esta situación se vive a una semana de la  primera vuelta de unas elecciones presidenciales de máximo riesgo para la estabilidad del país.

JOSÉ NARANJO (TW: naranjo_p)
REF: guinguinbali

Gentileza de nuestro amigo y colaborador Carlos Souza (Brasil/RJ)

Anuncios

Día de disturbios en el centro de Dakar

Estándar

Mañana de disturbios en el centro de Dakar.  La policía se ha empleado a fondo para dispersar a un grupo de decenas de manifestantes  que logró llegar hasta la plaza de la Independencia, encabezados por dos de los candidatos de la oposición a las presidenciales, Cheikh  Bamba Deye e Ibrahima Fall, con la intención de protestar contra la candidatura del presidente Abdoulaye Wade a las elecciones del  próximo día 26. Tras la carga policial para dispersarlos se produjeron numerosas escaramuzas entre jóvenes y policías por varias  calles del barrio de Plateau de la capital senegalesa.La mañana se presentaba caliente.

El Movimiento 23 de junio había convocado a  una manifestación desde la sede de la Radio Televisión Senegalesa (RTS) hasta la plaza de la Independencia, un recorrido que no había  sido autorizado por el prefecto de Dakar.  Frente a la televisión pública senegalesa, sobre las doce del mediodía, se habían congregado  unos doscientos manifestantes y decenas de policías que intentaban impedir por todos los medios que la gente avanzara en dirección  al centro de la ciudad.Allí se produjeron los primeros lanzamientos de gases lacrimógenos y altercados entre manifestantes y policías.  Sin embargo, muy pronto la tensión se trasladó hasta la calle que circunda la plaza de la Independencia, en el corazón de Dakar, donde  había logrado llegar el candidato Cheikh Bamba Déye y su comitiva, que incluía una pick-up y un camión con cartelería electoral. En  torno a Deye se fueron congregando decenas de personas que aplaudían la voluntad del candidato de quedarse en esta plaza a modo de protesta. Entre los que iban llegando apareció otro de los candidatos de la oposición,  Ibrahima Fall, y, posteriormente, un tercero,  Cheik Tidiane Gadio.

La policía esperaba a una prudente distancia y observaba todo con atención, intentando convencer a los líderes  de la oposición de que se marcharan y no interrumpieran la circulación. Sobre la una de la tarde, un grupo de cinco o seis jóvenes  comenzó a organizar una sentada en la calle, momento en que la Policía comenzó a lanzar gases lacrimógenos y una granada de humo  para dispersarlos. La explosión de la granada fue el detonante. Todo el mundo empezó a correr por las calles aledañas a la plaza y la  policía les perseguía con todos sus medios disponibles, disparando al aire y arrojándoles agua desde una tanqueta. En ese instante la  confusión era enorme. Grupos de jóvenes comenzaron a improvisar barricadas con señales de tráfico y otros enseres y a hacer frente a  la policía lanzándoles piedras. A cada piedra, la policía respondía con pelotas de goma, fogueo y gases.

El centro de Dakar se  convirtió en una batalla campal. Con el paso de los minutos, la cosa parecía que se iba tranquilizando. Sin embargo, grupos de jóvenes  intentaban otra vez regresar a la plaza de la Independencia y se encontraban de nuevo con un fuerte dispositivo policial que les  impedía el paso. Sin embargo, en lugar de desistir en su intento, los jóvenes pretendían seguir avanzando contra los escudos policiales.  Y volvían de nuevo a volar los gases y las pelotas de goma y el agua a presión. Sobre las dos de la tarde, una aparición  estelar en la plaza de la Independencia. El cantante Youssou N’Dour hacía acto de presencia para dejar claro que él también está  contra la candidatura de Abdoulaye Wade. Y de nuevo, momentos de tensión que no pasaron a mayores. En este momento, el centro  de Dakar está tomado literalmente por la policía y circulan mensajes llamando a la población a regresar a la plaza para plantar cara a  un presidente que se quiere volver a presentar a las elecciones pese a haber superado ya el límite constitucional de dos mandatos.  Estos disturbios son los más graves desde los habidos hace quince días, cuando el Consejo Constitucional validó la candidatura de Abdoulaye Wade a las elecciones.

REF: JOSÉ NARANJO (TW: NARANJO_P) | Dakar jornal Guinguibali

———————————————————————————————————————————————————–

Gentileza de nuestro amigo y colaborador Carlos Souza (Brasil/RJ)

Los estudiantes de la Universidad se suman al combate en Dakar

Estándar

JOSÉ NARANJO (Dakar)

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Los estudiantes de la Universidad Cheikh Anta Diop de Dakar se unieron este miércoles a las protestas contra la candidatura del presidente Abdoulaye Wade en Senegal y protagonizaron una jornada de graves enfrentamientos con la Policía. El epicentro de los enfrentamientos fue la Avenida Cheikh Anta Diop, donde quemaron un microbús. La policía usó gases lacrimógenos para dispersarlos y los estudiantes les lanzaron una lluvia de piedras. Parece que Senegal, y más en concreto Dakar, no va a tener ni un día de tregua de aquí hasta las elecciones. Al menos eso es lo que ocurrió este miércoles 1 de febrero cuando miles de estudiantes decidieron sumarse a las protestas contra la candidatura de Wade con el objetivo de “vengar” la muerte de Mamadou Diop, un joven de 30 años que la noche anterior fue arrollado por un camión de la Policía cuando yacía en el suelo durante la carga policial contra la manifestación anti Wade de la plaza del Obelisco.  Ya desde por la mañana, un numeroso grupo de estudiantes intentó entrar por la fuerza en el hospital donde se encontraba el cadáver del joven Diop, pero la Policía logró contener este primer movimiento. Posteriormente, los estudiantes se fueron reagrupando en la Avenida Cheikh Anta Diop, donde se encuentra la universidad del mismo nombre, y un grupo pegó fuego a un microbús.  Fue entonces, a primera hora de la tarde, cuando intervino la Policía para dispersar a los chicos que para entonces ya eran varios cientos. Y ahí comenzó el lanzamiento de piedras por parte de los estudiantes y de gases lacrimógenos por parte de la Policía. Muchos jóvenes se refugiaron en las residencias universitarias y las facultades de la zona. Los estudiantes han protagonizado varias protestas en las últimas semanas toda vez que la huelga de profesores, a quienes el Gobierno hace meses que no les paga su salario, está a punto de hacer, si no lo ha hecho ya, que todos ellos pierdan un año de carrera. En la enseñanza secundaria la situación es similar. Este caldo de cultivo, unido a la indignación por la muerte de Diop, “has cruzado una línea que no debías cruzar”, le dijeron por la mañana mediante un comunicado, hace que la situación en la Universidad sea explosiva y ha hecho que los estudiantes se sumen de manera clara a las protestas contra Wade.

REF: guinguinbali.

Gentileza de nuestro amigo y colaborador Carlos Souza (Brasil/RJ)

El cantante Youssou N’Dour, posible candidato a la presidencia de Senegal

Estándar

El artista, de 52 años, se presenta como alternativa a Abdoulaye Wade, presidente desde 2000, pero según informaciones de último minuto, su campaña no habría sido aceptada por no cumplir con el mínimo de firmas que la avalen.

El cantante senegalés Youssou N’Dour optará a la presidencia de su país de origen en las elecciones del próximo mes de febrero. El artista, de 52 años, ha anunciado este lunes su candidatura para los comicios presidenciales de Senegal como un “deber patriótico” en respuesta a la “petición” popular. Así lo ha asegurado en declaraciones a los canales de televisión de su propiedad RFM y TFM, según la agencia AFP.

Presentarse a las elecciones “es un deber patriótico supremo”, ha subrayado N’Dour, un personaje relevante para la opinión pública africana. “He escuchado, he oído, y respondo favorablemente a vuestra petición. Soy candidato”, ha añadido el cantante, calificado por algunos como el músico más famoso de África y líder del movimiento ciudadano Fekke ma ci bollé (“Estoy aquí, participo”, en lengua wolof), creado en 2010.

“Soy una alternativa”, ha proclamado N’Dour, en referencia al mandato del presidente Abdoulaye Wade, un liberal que llegó al poder en el año 2000 después de 40 años de poder socialista. Como alternativa a Wade, N’Dour promete iniciativas por la paz en la problemática región de Casamance (al sur de Senegal), el desarrollo de la agricultura y más atención a la sanidad y la educación públicas.

“Es verdad, no tengo estudios superiores, pero la presidencia es una función y no un oficio”, ha señalado. “He probado competitividad, compromiso, rigor y eficiencia (…). En la escuela del mundo he aprendido mucho. El viaje instruye tanto como los libros”, ha señalado el artista, nacido en un barrio popular de Dakar en 1959, incluido por la revista Time entre las 100 personas más influyentes. N’Dour Llegó a pedir públicamente al jefe del Estado que retomara el diálogo con la oposición que boicoteó las elecciones legislativas. En Senegal posee un periódico, L’Observateur (el más vendido, con 60.000 ejemplares diarios), para “dar voz a los que no tienen”, una radio, una red de acceso a Internet para personas con pocos recursos, un estudio de grabación, una compañía de discos…

Las irregularidades ante las presidenciales en Senegal provocan violentos disturbios.

Senegal vive momentos de crisis ante las próximas elecciones, previstas para el 26 de febrero y en las que el presidente, Abdulaye Wade, de 85 años y en el poder desde 2000, podría extender su mandato siete años más. Policías y manifestantes se enfrentaron durante el fin de semana en las calles de la capital, Dakar, y otras ciudades del país, tras el anuncio del Tribunal Constitucional de que Wade podrá presentarse a las elecciones presidenciales por tercera vez.

La Constitución senegalesa fue modificada en 2001 para limitar los mandatos presidenciales a dos, pero Wade, que había sido elegido presidente el año anterior, argumenta que este cambio no afecta a su primera legislatura. “Abdulaye Wade ha declarado la guerra al pueblo, pero la decisión que acabamos de tomar le mostrará que este es un país de personas libres”, señaló a los periodistas Amath Dansakho, líder del partido PIT y miembro del colectivo opositor M23. “Convertiremos el país en ingobernable”.

La oposición dice que Wade no debería poder presentarse a un tercer mandato y critica que en sus 12 años como presidente no ha hecho nada para combatir la pobreza en Senegal.

“Es un golpe de Estado constitucional y un preludio de lo que acabará siendo un golpe de Estado electoral”, ha dicho M23 en un comunicado sobre la decisión del tribunal. “Invitamos a la población a que se organice y movilice para enfrentarse a Wade. El combate ha empezado”.

El tribunal aprobó otras 13 candidaturas para las presidenciales pero denegó la del conocido cantante Youssou N’Dour. La corte alegó que N’Dour no había conseguido las 10.000 firmas necesarias en apoyo a su candidatura.

“Ante las elecciones, existe la preocupación, dada la tendencia reciente a la falta de transparencia, de que Wade podría usar recursos del Estado de forma irregular para favorecer su propia campaña”, dijo a EL PAÍS Corinne Dufka, jefe de Human Rights Watch en África.

Tras el anuncio del tribunal, Dakar vivió horas de “sangre y fuego”, según los medios locales, que también denunciaron agresiones contra periodistas. Grupos de manifestantes se congregaron en las calles de Dakar e intentaron marchar hacia el palacio presidencial. Por el camino se enfrentaron a la policía con piedras, quemaron neumáticos y volcaron coches. Las fuerzas de seguridad respondieron con gas lacrimógeno y al menos un agente murió después de que un ladrillo le golpeara en la cabeza, según el Ministerio del Interior.

La policía arrestó a decenas de manifestantes, incluido Alioune Tine, un conocido activista y opositor y uno de los líderes del M23, al que acusan de ser uno de los organizadores de las protestas. “Senegal se está convirtiendo cada vez más en un Estado policial, ahora incluso están pinchando teléfonos”, dijo el cantante N’Dour en una rueda de prensa después de que la policía impidiera a él y a otros miembros de la oposición visitar a Tine. “Mi respuesta será política incluso aunque las amenazas sean atacarme físicamente”, insistió

La hermandad Mouride, la comunidad islámica más importante y poderosa en un país de mayoría musulmana, ha hecho un llamamiento a la calma en un comunicado: “El Marabout pide a todas las partes que hagan lo necesario para preservar la paz en el país”.

Fuentes: Diario El País