Archivo de la etiqueta: mpla

20 muertos y un centenar de heridos en Angola tras manifestación de carácter nacional

Estándar

Por Orlando Castro

cas

La policía Naciona, apoyada por la Unidad de la Guardia Presidencial y por helicópteros de la Fuerza Aerea, repelió hoy, de forma brutal y nunca vista, la manifestación pacífica convocada por UNITA, y que tuvo el apoyo en terreno, entre otras organizaciones y personalidades, de la CASA_CE, PRS y el Bloque Democrático, en memoria de los activistas Alves Kamulingue e Isaías Cassule, asesinados por el régimen de José Eduardo dos Santos.

En todo el país se registraron centenares de detenciones, cerca de 20 muertos y decenas de heridos.  Además de Luanda, los principales incidentes de registraron en Cabinda, Cuando-Cubango, Huambo y Namibe.  La represión fue de tal magnitud que las fuerzas policiales y militares hayanaron las sedes de la UNITA en las ciudades de Menongue, capital provincial de  Cuando-Cubango, Anfulo, en Bié y en el Municipio de Cacuaco, en Luanda.

Por la mañana, abriendo fuego la policía intentó impedir la concentración de gente junto al Cementerio da Santana, lugar donde se registraban los primeros heridos.  Se intentó que uno de los heridos fuese tratado en el centro médico en Rangel, sin embargo, ante el rechazo de sus responsables, fue asistido en la Clínica Snide, en el Bairro Popular.

Ni los líderes de la Oposición escaparon al ensañamiento represor de las fuerzas del régimen, como sucedió con Joaquim Nafoia del partido Renovación Social, Isaías Samakuva de la Unita, David Mendes del Bloque Democrático y Abel Chivukuvuku del CASA-CE.

La policía Nacional lanzó varias granadas de gas lacrimógeno contra los dirigentes partidarios que acompañaban a los manifestantes, usó carros lanza agua y fuego real.  Samakuva y el vicepresidente de la UNITA, Ernesto Mulato, tuvieron varias dificultades para salir del lugar.

A la vez que reprimía de forma violenta e inusitada la manifestación de la Oposición, la Policia Nacional garantizó la segurança de otra marcha, organizada por el MPLA, partido en el poder.

Algunos de los periodistas presentes de la Agencia Lusa, Reuters, RTP y AGI vieron su material de trabajo confiscado.

Por lo menos 126 dirigentes nacionales y militantes de base del CASA-CE fueron detenidos durante la jornada de hoy, aunque la gran mayoría ya había sido liberada.

Lindo Bernardo Tito, vicepresidente del CASA-CE, dijo que entre los detenidos estaba Américo Chivukuvuku, hermano de Abel, líder del partido, hecho que motivó la confusión al indicar previamente que había sido detenido por la Policía Nacional.

Las detenciones ocurrieron cuando varias brigadas formadas por dirigentes y militantes del CASA-CE se repartieron por la ciudad para pegar afiches que denunciaban el secuestro y asesinato, hace casi un año y medio, de los ex-militares Alves Kamulingue e Isaías Cassule.

Entre los muertos registrados está, conforme confirmó  Abel Chivukuvuku,  el dirigente del CASA-CE Wilbert Ganga, de la Juventud Patriótica, ala juvenil del partido, asesinado por efectivos de la Unidad de Guardia Presidencial.

Además de Américo Chivukuvuku, miembro del Secretariado Ejecutivo Nacional, fue detenido otro dirigente nacional: Xavier Jaime, también miembro del órgano en donde dirige el Gabinete Técnico.

El macabro capítulo, que hoy fue escrito por las fuerzas del régimen con la sangre y el dolor de los angoleños será, oportunamente, motivo de un análisis más pormenorizado.

El caso será llevado a  instancias internacionales.

Anuncios

URGENTE/está pasando: Angola en Estado de Sitio

Estándar

cas

En una tentativa de impedir las manifestaciones de mañana sábado 23 de noviembre, convocadas en varios puntos de Angola, policías y militares de la UGP  (Unidade da Guarda Presidencial), sitiaron las principales ciudades, principalmente Luanda.

Mas de un centenar de militantes de la CASA-CE, que procedían a pegar carteles y repartir panfletos fueron detenidos, y la propia cede del partido en Luanda, fue tomada por asalto por la policía.

La manifestación, entre otras cosas, tenía por objeto protestar contra la desaparición de Alves Camulingue e Isaías Cassule, cuyo secuestro y asesinato habría sido recientemente admitido.

Si el MPLA va a barrer con la oposición en Angola, entonces en la colonia de Cabinda será mucho peor

Estándar

Por Orlando Castro

Porque la esperanza es legítima y es lo último que se pierde, muy buenas personas desean que el próximo día 31, los angoleños muestren una tarjeta roja al régimen que desgobierna Angola desde 1975.

Todo indica, como es típico en las dictaduras, que eso no va a suceder.  La máquina del MPLA, con la criminal venia de la comunidad internacional, va – como dijo hace días el ministro Kundi Paihama – a “barrer” la Oposición.

Y si en Angola es así, en su colonia de Cabinda va a pasar lo mismo.  Además, tal como sucede con los angoleños, también los cabindeses pasan hambre, viven en una pobreza generalizada y en cuanto a la salud, la situación es gravísima, no teniendo los hospitales siquiera las condiciones mínimas para realizar un parto.

Teniendo los cabindeses una elevada estatura moral, continúan serenamente sin dar al régimen colonial la oportunidad que espera para barrerlos de la región.

Siendo un pueblo pacífico que, con todo, no se arrodilla delante de los hombres, apuesta por la vía del voto a decir a los políticos angoleños que la represión, entre otras técnicas dictatoriales, tiene un plazo de validez que hace mucho que caducó.

Los cabindeses, y la comunidad no sabe eso sólo porque se vendió al régimen angoleño), saben bien que en materia de empleo, por ejemplo, sólo son admitidos los que tuvieran  Tarjeta del MPLA.  Tal como saben que por las reglas del régimen colonial angoleño, son siempre culpables hasta que se pruebe lo contrario.

Sin embargo, gran parte del Pueblo de Cabinda ni siquiera tiene libertad para cultivar sus campos, buscando de esta forma medios mínimos de subsistencia.  Los militares ocupantes, determinan hasta el acceso a los campos de cultivo.

Lamentable es que la Comunidad de Países de Lengua Portuguesa (CPLP) pase por el lado de la realidad y ni si quiera toma posición en relación al hecho de que en Cabinda, si una mujer embarazada en labores de parto, quiere ser atendida en el Hospital – en caso de que quiera tener alguna asistencia – el alcohol, el algodón, las ligaduras, las compresas y las jeringas.

Esa situación que si no fuese tan dramática seria ciertamente anecdótica, no impide que la Procuraduría General de la Republica en Cabinda, tenga dinero para poner en terreno campañas de lo que llama “educación cívico-jurídica electoral” pero que, en realidad, se puede traducir como “manifiesto de solicitud al voto por el MPLA”

De acuerdo con el Procurador de la Republica de Angola en la colonia de Cabinda, Antonio Nito, la campaña tiene como objetivo prestar apoyo institucional a los órganos que intervienen en la organización de las elecciones generales del 31 de este mes.

Las campañas, dice la propaganda del régimen, apuntan también a la elevación de la consciencia jurídica de los ciudadanos sobre la organización de las elecciones, teniendo en cuenta que los periódicos electorales son potenciadores de conductas contrarias a la ley, a las buenas costumbres, como a las reglas democráticas.

El magistrado destacó la urgencia de disciplinar la conducta de los partidos políticos o coaliciones de partidos, candidatos, militantes y simpatizantes de los partidos, órganos de comunicación social, fuerzas de orden público, electores, miembros de las asambleas de votos, observadores y delegados de listas en las asambleas de votos.

Están contenidos en los paquetes de estas campañas, temas como “las elecciones generales y la libertad de prensa a la luz de la constitución de la ley”, “La ley contra la violencia doméstica y las ofensas como consecuencia de la divergencia política en el seno de las familias”, “Las elecciones generales a la luz de los derechos, libertades y garantías fundamentales”.

Traducción: Bárbara Igor (MISOSOAFRICA)

El régimen angoleño suma un nuevo “éxito”

Estándar

Por Orlando Castro (Portugal)

Cerca de 28 millones de personas del CPLP son desnutridas, siendo Angola, Mozambique, Guinea-Bissau y Timor Oriental los países más problemáticos, con 44%, 37%, 31% y 23% de desnutrición respectivamente.

Y como se sabe, con excepción de Angola, todos los otros países referidos son ricos, muy ricos.  ¿O será al revés?

“No basta aprobar leyes y estrategias.  Es necesario ir al origen del problema. Es necesario que produzcamos comida suficiente para alimentar a nuestros pueblos”, dijo la directora de la organización mozambiqueña Mujer Género y Desarrollo (MuGeDe), Saquina Mucavele, hablando en nombre de la Red de Organizaciones para la Soberanía Alimentaria (ROSA).

Tiene razón.  Pero está claro, es necesario dar tiempo al tiempo y comprender que en el caso de Angola, por ejemplo, el MPLA sólo está en el poder desde 1975, que el país sólo está en paz total hace diez años, y que el presidente de la República en el cargo – sin nunca haber sido electo – hace 33 años.

Ahora, para que dejen de existir cerca de un 70% de pobres en Angola, es necesario que el MPLA se mantenga en el poder ahí durante unos 30 años.

Mucavele dijo también que la seguridad alimentaria y nutricional depende, en gran medida, de inversión en agricultura, particularmente en los países pobres, donde la producción de alimentos  aun es muy baja, apelando a los gobiernos para que realicen más inversión para la producción de comida.

Esa recomendación, como es obvio, no tiene cabida en Angola.  Las preocupaciones del régimen están puestas en otras latitudes.  Entonces, el pueblo puede alimentarse muy bien de la mandioca que encuentre en las labranzas o de sus sobras.

A su vez, la Coordinadora de la Organización Mundial de la Agricultura y Alimentación (FAO) para el derecho a la Alimentación, Bárbara Ekwall, dijo que la pregunta que se instala es que la producción mundial de comida aumentó en los últimos años, pero que paradojamente, hay cada vez más personas padeciendo hambre.

Angola es uno de los países lusófonos con la mayor tasa de mortalidad infantil y materna y de embarazo adolescente, según las Naciones Unidas.

Pero eso qué importa? Importante es saber el hecho de que la hija del presidente, Isabel dos Santos, suma y sigue, incluso cuando se sabe que el régimen es uno de los más corruptos del mundo. ¿O será por eso mismo?

Sin embargo, muchos de los angoleños que raramente saben lo que es una refacción, podrán ciertamente alimentarse con el hecho de que la hija del presidente vitalicio es también dueña de los antiguos colonizadores.

La inversión pública y el aumento de la producción de petróleo (además robado de la colonia de Cabinda) va a permitir a los angoleños, o sea, al régimen, o sea al clan de José Eduardo dos Santos, crecer más de un 8% este año.

Los pobres también van a aumentar, pero ellos no cuentan en el análisis del Banco Mundial ni para las estadísticas de los países que tienen relaciones con Angola.  Lo que cuenta es, ahora y siempre, que Angola, el segundo mayor productor petrolífero de la África Subsahariana, va a crecer este año y a muy buen ritmo.

Todo, ciertamente, gracias al oro negro.  De hecho, el petróleo representa más del 50% del producto Interno Bruto de Angola, 80% de las recetas estatales y más del 90% de las exportaciones.

Es claro que, según los estándares generados por occidente, hay buenos y malos dictadores.  Muammar Gadhafi pasó a ser malo y Eduardo dos Santos continúa siendo bueno.  Mañana se verá.

Portugal continúa de rodillas delante del régimen de Luanda, tal como estaba en relación a Muammar Gadhafi que, citando a José Sócrates, era “un líder carismático”.  Tal vez un día llegue a la conclusión de que, finalmente, Eduardo dos Santos también es un dictador. No se, sin embargo, si alguna vez el lo va a decir.  Todo porque, diariamente el clan del presidente angoleño se vuelve dueño de las occidentales playas lusitanas.

¿Alguien todavía recuerda, por ejemplo, que en Marzo de 2009, en el Palacio de Belém, sólo dos periodistas de cada país tuvieron derecho a hacer preguntas a Cavaco Silva y a Eduardo dos Santos?

¿Se acuerdan que uno de ellos, ciertamente en el cumplimento de su profesión, pero claramente, revelándose contra las reglas de los dueños de los periodistas y de los dueños de los dueños de los periodistas, cuestionó a Cavaco Silva sobre ese eufemismo al que se llama “democracia” en Angola?

¿Se acuerdan que Cavaco Silva se limitó a… no responder?

¿Se recuerdan que el día 3 de septiembre de 2008, cuando el mismo Cavaco Silva hablaba en Polonia a propósito de las elecciones en Angola, dijo lo obvio (una de sus especialidades): “Deseo que las elecciones ocurran con toda la paz, sin ninguna perturbación, justas y libres como acostumbran decir las Naciones Unidas en los procesos electorales”?

¿Se recuerdan que, en esa época, como siempre Cavaco Silva nada dijo sobre el hecho de que cuatro organismos de comunicación social portuguesa – SIC, Expresso, Público y Visão – hubieran sido impedidos de entrar en Angola a cubrir las elecciones que fueron todo, menos justas y libres?

Finalmente, hoy, Cavaco Silva, aunque más comedido, continúa pensando de la misma forma que José Sócrates, Passos Coelho o Paulo Portas, para quien Angola nunca estuvo tan bien, incluso teniendo a un 70% de los angoleños en la miseria.

De hecho, como hace ya algunos años decía Rafael Marques, los portugueses sólo están mal informados porque quieren, o porque tienen intereses eventualmente legítimos pero poco ortodoxos y mucho menos humanitarios.

Cuesta creer, pero es verdad, que los políticos, los empresarios y los (supuestos) periodistas portugueses (hay excepciones, por supuesto) hacen un esfuerzo tremendo (si se quiere, bien remunerado) para intentar legitimar lo más equivocado que sucede con las autoridades angolanas, las que están en el poder desde 1975.

¿Alguien, pregunto yo, escuchó a Cavaco Silva recordar que el 70% de la población angoleña está afectada por la pobreza, que la tasa de mortalidad infantil es la tercera más alta del mundo con 250 muertes por cada 1000 niños? No, nadie pregunta, incluso porque él no responde.

¿Alguien lo oyó recordar que apenas el 38% de la población tiene acceso al agua potable y solamente el 44% dispone de saneamiento básico?

¿Alguien lo oyó recordar que apenas un cuarto de la población angoleña tiene acceso a servicios de salud, que en la mayoría de los casos, son de mala calidad?

¿Alguien lo escuchó recordar que el 12% de los hospitales, 11% de los centros de salud y el 85% de los puestos de salud existentes en el país presentan problemas a nivel de sus instalaciones, de la falta de personal y de carencia de medicamentos?

¿Alguien lo escuchó recordar que la tasa de analfabetos es bastante elevada, especialmente entre las mujeres, una situación que es agravada por el gran número de niños y jóvenes que todos los años quedan fuera del sistema educativo?

¿Alguien alguna vez lo oirá decir que el 45% de los niños angoleños sufren de desnutrición crónica, siendo que uno de cada cuatro (25%) muere antes de cumplir los cinco años?

¿Alguien alguna vez lo oirá decir que la dependencia socio económica en base a favores, privilegios y bienes es el método utilizado por el MPLA para amordazar a los angoleños?

¿Alguien alguna vez lo escuchará decir que el 80% del Producto Interno Bruto angoleño es producido por extranjeros; que más del 90% de la riqueza nacional privada es sustraída de las arcas públicas y está concentrada en menos de un 0,5% de la población; que el 70% de las exportaciones angoleñas de petróleo tienen origen en su colonia de Cabinda?

¿Alguien alguna vez lo escuchará decir que el acceso a la buena educación, a los condominios, al capital accionista de los bancos y de las aseguradoras, a los grandes negocios, a las licitaciones de los bloques petrolíferos, está limitado a un grupo muy reducido de familias ligadas al régimen en el poder?

No.  El silencio (o cobardía) es de oro para todos aquellos que existen para servirse y no para servir.  Y ese silencio dará, obviamente, derecho a ser convidado a pasar las vacaciones en la casa flotante (de la foto) de Isabel dos Santos, la hija del presidente.

 Vea el Yate de Isabel dos Santos (Artículo)

Orlando Castro es Angoleño-portugués. Reside actualmente en Portugal donde desarrolla su trabajo como periodista independiente y Escritor.

Traducción: Bárbara Igor (MISOSOAFRICA)

Nuevas manifestaciones de ex militares en Luanda

Estándar

Por Eugénio C. Almeida

Esta mañana, más concretamente hacia el final de la mañana, ocurrió una nueva manifestación, y para no variar, una no autorizada por el GPL (si fuese del partido mayoritario, ni habría necesidad de plantearse cuestionamientos sobre legalidad, pero como no es…),  llevada a efecto por los antiguos militares en retiro que continúan aguardando el pago de sus salarios adeudados, algunos incluso desde el año ¡¡1992!!

Como no estaba autorizada la manifestación, hubo intervención policial, y de acuerdo con las noticias recibidas de la capital de la Kianda había no sólo movimiento y empujones entre los manifestantes, si no que habría habido disparos.

Según parece todo habría comenzado en Maianga (conforme se percibió  por medio de varias informaciones rápidas y algunas con apariencia de seria preocupación que se leían en las redes sociales (facebook) y después confirmadas vía e-mails).

Y la situación debe estar más crítica de lo que se puede especular, como para que el corresponsal de la RTP en Luanda, Paulo Catarro, se haya referido al asunto, luego de la apertura del programa noticioso “Repórter” de la RTP-África…

Pero lo que vale, es que en sus palabras, y contrariando lo que se dice y afirma en  Facebook y en los e-mails que he recibido en los últimos 5 minutos, ya está todo bien y en calma.

No me parece que sea un buen indicio en vísperas de las elecciones presidenciales.

Tal como no fue de buen juicio el comunicado del Estado Mayor relativo a una eventual presencia de fuerzas políticas ¡junto a los ex militares!

Hay mucho dinero en los cofres de la Hacienda Pública, lo suficiente para pagar lo adeudado.  Y por esto mismo, independientemente de quien sean partidarias, las dos antiguas fuerzas están movilizadas por el mismo objetivo: deben ser inmediatamente saldadas sus deudas.

¡Esto sería muy importante para la estabilidad necesaria en vísperas de elecciones presidenciales!

27 de mayo y ya son 35 años…

Estándar

Por Eugénio C. Almeida (Portugal)

Han transcurrido 35 años desde que aconteció una de las páginas más negras de la historia político-social de Angola.

Hace 35 años ocurría el nunca esclarecido fratricidio del 27 de mayo entre militantes del MPLA, en ese entonces MPLA-Partido de los Trabajadores.

Por un lado, partidarios de Agostinho Neto, en esa época, presidente de la entonces República Popular de Angola, y del entonces Mayor José Eduardo dos Santos, relator del proceso a Nito Alves.

Del otro lado, precisamente Nito Alves – a quien se atribuye la autoría de la famosa carta que contendría las no menos famosas “13 Tesis de Nito Alves”, aunque se crea que las mismas habrían sido escritas por un militante y comisario político en Cabinda de nombre Pedro Santos (*) – y de otras personalidades que fomentarían el “fraccionismo”, como fue descrito por los colaboradores de Neto, como Zita Valle, Ademar Valles o José Van-Dunem.

Es cierto que hubieron, esos son por lo menos los diversos testimonios más o menos creíbles, una enorme cantidad de muertos y centenares de detenidos, algunos de los cuales continúan desaparecidos.  Oficialmente, sólo han sido referidos como “muertos oficiales” 7 angoleños partidarios y adversarios: los 4 arriba citados del “fraccionismo”, Saydi Mingas, Helder Neto y Eugénio Veríssimo da Costa “Nzaji”.

Esta fue una crisis que traspasó el canal del MPLA. En ella, intervinieron directa e indirectamente soviéticos y cubanos.  Con la particularidad de que cada uno apoyaba una de las facciones.  Según algunos autores y analistas habría sido aquí que comenzaron a enfriarse las relaciones entre la antigua URSS y Cuba.

Hay quien también afirma que fue aquí que Neto comenzó a perder la “simpatía” de Moscú y…

35 años después, todavía hay familias a las que les gustaría hacer el debido luto.

Sólo que las autoridades angolanas, o mejor, las cúpulas del MPLA mantienen un absurdo mutismo sobre el 27M y sus consecuencias.

Es hora de que el MPLA se abra, de una vez a la comunidad y cree internamente o incluso a través del Gobierno Nacional, en la línea de lo que hizo, y muy bien, Sudáfrica y recientemente Brasil: una comisión de Verdad donde todo pudiese ser transmitido a la comunidad para liberar a los fantasmas.

No creo que eso venga a crear nauseas al partido minoritario, por el contrario.  La transparencia es el mejor remedio y las familias respirarían finalmente.

Mientras esto ocurra, muchos angoleños continuarán mirando el 27M y esperando…

(*)Esta materia puede ser leida en el Libro “Angola: potencia regional emergente”

Eugénio C. Almeida, natural de Lobito, Angola, es Doctor en Ciencias Sociales y Relaciones Internacionales.

Traducción: Bárbara Igor (MISOSOAFRICA)

“Evento del año en Angola y la Diáspora” – Informativo

Estándar

Por medio de Alto Hama no hemos enterado de la existencia del movimiento “Juventude Angolana”, que en estos momentos organiza vía internet una manifestación contraria al gobierno de José Eduardo dos Santos.  Nos parece importante darla a conocer, respetuosamente, como una muestra legítima del derecho a la democracia y a la libertad de expresión.

 

Los días 25, 26 y 27 de Mayo de 2012 a las 13 horas, en Angola y en la Diáspora, en conjunto viviremos las más bonitas emociones del año y el fin del reino del dictador José Eduardo dos Santos, así como el fin del JES/MPLA régimen del  terror anti-democrático y conservador del poder colonial.

 

ASUNTOS  DEL DÍA

1- confirmamos : 5-11-11 día de la libertad y 11-11-11 día de la independencia y día de la juventud,  día de nuestra independencia nacional, y ¡nuestra independencia total ! ¡Angola, nuestra Angola, es nuestra tierra !

2-apoyamos : Querella criminal contra el dictador José Eduardo dos Santos, exigimos que presente todas sus cuentas bancarias en el extranjero y el dinero robado al Pueblo.

Querella criminal contra la humanidad, crimenes cometidos por sus generales “DIAMANTES DE SANGRE”

3-acusamos : al presidente en ejercicio de la Republica de Angola José Eduardo dos Santos por diversas causas, incluyendo su incapacidad de salvar Angola de la hipoteca colonial.  JES usa el dinero de los fondos del Petróleo, Diamantes y otras riquezas para su propio beneficio, el de su familia, del MPLA/JES, de sus amigos y seguidores. JES es un presidente ilegítimo, nunca fue electo democráticamente.  El Gobierno de JES/MPLA es ejemplo de una gobernación mafiosa, asamblea nacional de corruptos, regimen del terror autoritario y anti-democrático, conservador del poder colonial

4- exigimos : la dimisión inmediata e incondicional del presidente de la República de Angola, ingeniero José Eduardo dos Santos. Apertura de los procesos de Querella criminal en el Tribunal Supremo de Angola (TSA). Y liberación de todos los presos políticos en todo el territorio nacional.  La prisión es el lugar para los criminales.

5- determinamos : el Fin del reino del dictador Dos Santos y el fin del régimen dictatorial en Angola, ¡nuestra Angola y nuestra tierra !

Para ver la información original  PRESSKING

Diez años de paz en Angola – Entrevista con Orlando Castro

Estándar

El próximo 4 de abril, Angola conmemora un aniversario importante: diez años de paz. Los cambios son visibles en el país, pero analistas ven un largo camino hasta que el desarrollo llegue a todos los angoleños.

Tal vez haya sido la guerra colonial una señal de lo que vendría después. Fueron más de tres décadas de conflicto armado entre el Movimiento Popular de Liberación de Angola (MPLA), actualmente el partido gobernante, y la Unión Nacional para la Independencia Total de Angola (UNITA), mayor fuerza de la oposición.

Angola alcanzó la soñada paz el 4 de abril de 2002 – hace una década. Fue necesario que el líder rebelde Jonas Savimbi, al frente del UNITA, muriese en combate para que se firmase un acuerdo de paz.

Con el fin de la guerra, mucho se avancó.  Se explotan petroleo y diamantes. Se construye.  Se reconstruye. Los angoleños ganaron el derecho de ir y venir, pero todavía necesitan conquistar muchas otras posibilidades, como la libertad de expresión y de manifestarse. Es lo que cuenta a DW África el periodista y analista luso-angoleño, Orlando Castro, en la entrevista a continuación.

“Un período de diez años sin que el lenguaje de las armas sea el que más habla en el país es desde luego un punto muy importante” (Orlando Castro)

DW África: Cuáles son, bajo su punto de vista, las mayores conquistas en estos diez años de paz?

Orlando Castro: Desde luego, la propia paz. “Un período de diez años sin que el lenguaje de las armas sea el que más habla en el país es desde luego un punto muy importante” . Hay un balance positivo en el sentido de la confraternización entre hermanos que estaban desavenidos hace muchos y muchos años.

Desde el punto de vista de la economía del país, se recuperaron muchas de las infraestructuras destruidas por la guerra, principalmente carreteras y puentes. Desde el punto de vista de la construcción civil, estos diez años fueron importantes. Pero sirvieron, al mismo tiempo, para revelar la macrocefalia del poder y de Luanda, porque la Angola real fue olvidada. No se invirtió en fuentes de producción, en fábricas, en escuelas y en hospitales.

Por lo tanto, fueron diez años en que se perdió mucho, satisfaciendo a la clientela de los dos partidos principales, beligerantes durante la guerra, que estaban ávidas de beneficiarse del espólio del conflicto – y que firmaron, por un lado, los acuerdos de paz para dejar de comer mandioca y pasar a comer lagosta, y, por otro lado, el vencedor, en este caso el MPLA, que se aprovechó de la situación de paz para también beneficiar a su enorme clientela sobre todo a través de bienes materiales.

Para el periodista, el crecimiento económico de Angola no llegó a sus ciudadanos porque las inversiones fueron mal distribuidas, quedando todo concentrado en la capital (foto)

DW África: A continuación de la paz, Angola vivió uno de los mayores crecimientos económicos entre todos los países del mundo, alcanzando un crecimiento de más de 20%, en 2005 y en 2007.  A pesar de eso, muchos angoleños continúan viviendo en la pobreza. Como se explica esta falta de “dividendo de la paz” para muchos?

OC: El crecimiento económico de Angola no fue dirigido hacia una de las tesis de Agostinho Neto, que decía que lo principal era resolver los problemas del pueblo.  Eso fue olvidado y el crecimiento económico sirvió sólo para convertir a Luanda en una capital vistosa, para convertir a los que ya eran ricos en mucho más ricos y los que ya eran pobres en mucho más pobres.

Las fuerzas políticas, el gobierno, el régimen de Angola no supo, de hecho, canalizar todo ese potencial económico, todo su crecimiento, para diversificar el crecimiento de los diferentes puntos y regiones de Angola – concentrando todo, o casi todo en Luanda y casi haciendo de Luanda una isla, a parte del resto del país. De ahí el hecho de que cerca del 70% de la población angoleña continúa viviendo en la pobreza.

DW África: ¿Los recursos naturales que abundan en Angola, como el petróleo y los diamantes, son una bendición o una maldición para el país?

OC: En la perspectiva de personas de buena fe, sería una bendición. Porque un país rico, en diez años de paz, podría efectivamente haber hecho muchas cosas buenas. Todo el problema es que es una maldición, por causa de la ambición de los hombres, la ambición de los que están en el poder -y  sobre todo porque están en el poder hace muchos y muchos años.

Nosotros no nos podemos olvidar de que, por ejemplo, el presidente José Eduardo dos Santos, está en el poder hace 32 años sin nunca haber sido electo. Todos sabemos que si el poder corrompe, el poder absoluto corrompe aun más.

El petróleo, los diamantes y otras riquezas que deberían servir en primer lugar para beneficiar al pueblo –  darles educación, casa, empleo, hospitales – no sirvió para nada de eso. Sirvió apenas para solidificar el espíritu megalómano de un clan que está en el poder y que allá se quiere perpetuar.

En Angola, recursos los naturales son una maldición, considera Orlando Castro, “por causa de la ambición de los hombres”

DW África: Se compara el estado de la libertad antes del fin de la guerra y la realidad en los días actuales, ¿cuál es su balance?

OC: Durante la guerra existía una libertad muy condicionada, porque los que eran adeptos al MPLA tenían alguna libertad en el círculo del MPLA y los que eran adeptos a la UNITA tenían esa libertad si estaban del lado de la UNITA.  Finalizado ese conflicto surgió otro conflicto, que es el de intereses.

Por lo tanto, la libertad en el sentido lato, como la libertad de prensa, fue restringida porque el régimen angoleño prefiere ser asesinado por el elogio que salvado por la crítica. Si los angoleños quisieran decir lo que piensan, y si lo que piensan no coincidiera con las reglas del régimen, están visiblemente condenados.

Eso es realmente lamentable, porque Angola estaría mucho más evolucionada y al servicio de su comunidad si se entendiese que la libertad de expresión y de manifestarse es un derecho democrático que cabe a cualquier pueblo.

La guerra civil angoleña terminó hace 10 años, pero fue sustituida por los conflitos de intereses.

DW África: Para los próximos diez años de Angola, ¿cuál sería su deseo?

OC: Temo que la eventual salida de escena del presidente (José) Eduardo dos Santos, si no fuese por una vía democrática, pueda complicar y re encender conflictos antiguos.  En un país que vivió la guerra colonial, después vivió la guerra civil y tiene diez años de paz, diez años más de paz no serán todavía suficientes para solidificar todo ese espíritu pacífico que se espera que se tenga.

Así, sepan los políticos comprender que la libertad de cada uno termina donde comienza la libertad del otro. Si todos entendemos eso, probablemente Angola conseguirá ser un conjunto de personas, un pueblo, una nación, cosa que hoy manifiestamente no es.

Un cambio de presidente, se no fuese por vía democrática, podría “complicar y re encender conflictos antiguos”, afirma el analista.

Autor: João Carlos (Lisboa)
Edición: Cris Vieira / Renate Krieger

Traducción: Bárbara Igor (MISOSOAFRICA)

El jefe de puesto* manda, el cipayo* cumple

Estándar

Por Orlando Castro (ALTO HAMA)

Es sólo estar atento. Un día de estos el cipayo que dirige el periódico de Angola va a probar que Jonas Savimbi aún era más criminal de lo que dice el MPLA.

Vamos, por lo tanto a quedar enterados de que fue Savimbi quien preparó las siguientes masacres:

En Luanda, ordenando el aniquilamiento de ciudadanos Ovimbundus y Bakongos, en el cual fueron muertos más de 50 mil angoleños, entre los cuales el vice-presidente de la UNITA Jeremías Kalndula Chitunda, el secretario general Adolosi Paulo Mango Aliceres, el representante en la CCPM, Elias Salupeto Pena, y el jefe de los servicios Administrativos en Luanda, Eliseu Sapitango Chimbili.

La del Pica-Pau, el 4 de junio de 1975, donde cerca de 300 niños y jóvenes, en su mayoría huérfanos, fueron asesinados y sus cuerpos mutilados en el Comité de Paz de la UNITA en Luanda.

La del puente del río Kwanza, el día 12 de Julio de 1975, en el cual 700 militantes de la UNITA fueron bárbaramente asesinados, cerca del Dondo (Provincia de Kwanza Norte), ante la pasividad de las fuerzas militares portuguesas que garantizaban su protección.

La de más de 40.000 angoleños que fueron torturados y asesinados en todo el país, después de los acontecimientos del 27 de mayo de 1977, acusados de ser adherentes de Nito Alves u opositores al régimen.

Las que, entre 1978 y 1986, provocaron que centenares de angoleños fueran fusilados públicamente, en las plazas y estadios de las ciudades de Angola, una práctica iniciada en el día 3 de diciembre de 1978 en la Plaza de la Revolución en el Lobito, con el fusilamiento de 5 patriotas y que tuvo su auge el 25 de agosto de 1980, con el fusilamiento de 15 angoleños en el Campo de la Revolución en Luanda.

La del día 29 de septiembre de 1991, en Malange, donde fue asesinado el secretario provincial de La UNITA en aquella provincia, Lourenco Pedro Makanga, a la que se siguieron muchos otros en la misma ciudad.

La de los días 22 y 23 de enero de 1993, cuando en Luanda se registró una nueva persecución a los ciudadanos angoleños Bakongos, y que resultó en cerca de 300 civiles muertos.

Las de junio de 1994, cuando la aviación bombardeó y destruyó la escuela de Waku Kungo (Provincia del Kwanza Sul), siendo muertos más de 150 niños y profesores.

Las que, entre enero de 1993 y noviembre de 1994, resultaron de los ataques de la aviación a la ciudad de Huambo, a la Misión Evangélica del Kaluquembe y a la Misión Católica de Kuvango, causando más de 3000 muertos civiles.

Los que, entre abril de 1997 y octubre de 1998, en la extensión de la Administración al abrigo del protocolo de Lusaka, resultaron en el asesinato de más de 1200 responsables y dirigentes de los órganos de Base de la UNITA en todo el país.

Recuérdese que en dos dias más harán diez años que álguien dijo: ha muerto el mayor, ahora ustedes iréis a coger café en tierras del norte como contratados*.

Sekulu ese que también decía: “Esse okufa, etombo livala” (prefiero antes la muerte, que la esclavitud).

————————————————————————————————————————————————

**’El cipayo era un soldado indígena, usado por las autoridades coloniales portuguesas para fines de tipo policial en las comunidades rurales nativas. Los hubo en casi todas las colonias portuguesas, también en la India y en Macau, donde habitualmente se destacaban compañías de sipayos africanos (da ahí que, aunque los sipayos puedan haber tenido origen en la India, en el caso portugués eran mayoritariamente negros africanos).

**El ‘jefe de puesto’ era el representante de la administración colonial en las circunscripciones menos desarrolladas y hacía de administrador, autoridad policial, juez, recaudador de impuestos, etc. Eran casi sempre europeos o cabo-verdianos, puesto que eran los colonizados más instruídos y desarrollados, si exceptuamos a los bramanes de la Índia portuguesa (para más información vea http://pt.wikipedia.org/wiki/Posto_administrativo).

Repárese que el ‘jefe de puesto’, aun teniendo una posición fundamental en la administración colonial, era el funcionario de más baja categoría de la jerarquía administrativa y el sipayo le estaba subordinado y cumplía sus ordenes.

**Contratados: Se denominaba “contratados” a la mano de obra regulada por las autoridades coloniales con la complicidad o colaboración de los jefes tribales, en un régimen de trabajo que, en la práctica, se aproximaba mucho a la esclavitud. Ya ad portas del siglo XX la esclavitud, era mal vista por la comunidade internacional, particularmente da O.I.T., a la que Portugal pertencia y a cuyas convenciones estaba vinculado, por lo que los trabajadores eran supuestamente ‘contratados‘ (de ahí su nombre), vale decir, se fingía que ellos trabajaban a voluntad, contratados por los dueños de los campos.

Traducción: Carla Vargas y Bárbara Igor

Notas explicativas: agradecemos la ayuda de nuestros amigos de WORDREFERENCE, por su desinteresado apoyo.

Vea el nuevo Yate de Isabel, hija del mandatario de Angola José Eduardo dos Santos.

Estándar

¿CASA EN LA PLAYA ? ¿PARA QUÉ ?

Por Orlando Castro (Portugal)

Una empresa francesa y otra de Mónaco juntaron las manos para construir este yate con enormes dimensiones para Isabel Santos hija del Presidente de la República Popular de Angola Eduardo dos Santos:

58 metros de largo y 38 metros de ancho.

El Yatee, tiene un área de 3.400 m2 con capacidad para 12 pasajeros y 20 tripulantes.
Se trata de un Yate “verde”


El Wally et Hermès usa energía verde, 20 a 30% de economía de combustível y consumo de electricidad 40 a 50% a bordo.  Por lo tanto, hay 900 m2 equipados con paneles solares, produciendo diariamente 500 kW


Tres plataformas, una piscina de 25 metros , un “spa”, “helipuerto”, sauna, gimnacio y sala de masaje,
un paseo de 130 metros , una sala de música, una sala para cenar, una sala de cine, “decks sol”, suites, terrazas, un “lounge”.

El lujo está en el “rendez-vous”.  Los pisos son unidos por escaleras, pero hay también un elevador.

Una área de 200m² cubre completamente el tercer nivel (Este es  el cuarto).

La vista al mar es grande y hay una terraza privada de 25 metros de largo.

UN MAR DE LUZ

El Yate tiene la forma de una herradura y tiene un tejado que es bañado por un mar de luz.

SALÓN ESPACIOSO

En el piso inferior son las premisas comunes, como “lounge”, piano bar y sala para cenar …

SALA DE CENAS

…CON TOTAL VISTA AL MAR…


Suítes para invitados…

Para los huéspedes, 5 suites con vista al mar (en el “middle-deck”).
Hay también una sala de lectura equipada.

Sencillo ¿no?

Orlando Castro es Angoleño-português. Reside actualmente en Portugal donde desarrolla su trabajo como periodista y Escritor

MPLA recupera texto escrito para Gadafi y que nunca llegó a ser publicado (*)

Galería