Archivo de la etiqueta: lenguas bantu

Esclavitud y Africanía: Las convergencias bantú registradas en las Américas y el Caribe

Estándar

Por Simão Souindoula

Es con gran realce que se delínea hoy, luego de persistentes esfuerzos emprendidos a nivel del Centro Internacional de las Civilizaciones Bantú de la Universidad madrileña de Alcalá de Henares, con el tenaz africanista congolés Luis Beltrán, y de la Universidad amazónica de Rodonia, con el veterano lingüista belga Jean Pierre Angenot.

Esos empeños se realizan tras uno de los períodos de desplazamiento humano ultra marino, de entre los más significativos de la historia de África y que se consubstanció en la instalación masiva de millones de sus habitantes en América y el Caribe.

Esta migración forzada provocó, naturalmente, el enraizamiento de expresiones culturales negras que el célebre etnólogo cubano Fernando Ortiz designo por “africania”.

Una de las orientaciones tomadas, traspasó este concepto de ligación genérica y la identificación de las culturas de origen.

Es así que teniendo en cuenta las condiciones de reagrupamiento y embarque de los cautivos y del poblamiento particular de África central, oriental y austral, fueron establecidas adhesiones a la cultura bantú.

Evidenciaremos en este esbozo de estudio, la necesidad, como en el continente de origen de la aplicación del método comparativo en las sobrevivencias de las expresiones culturales de los “Atu” y destacaremos su importancia, convergente para el Nuevo Mundo.

Tentativas comparadas.

Uno de los ensayos emprendidos en este sentido, publicado en 1982 en Bogotá en el contexto de la creación del CICIBA, fue el del colombiano Nicolás del Castillo, antiguo embajador de su país en Costa de Marfil, en su notable obra “Esclavos negros en Cartagena y sus aportes léxicos”.

La institución establecida en la capital gabonesa se precia de publicar, dos años después, un resumen de este trabajo en su revista científica y cultural “Mantu”.

Dentro de las concordancias bantú puestas en relevo, en su ejercicio de lingüística comparada, el investigador latinoamericano indica el termino guandu, guandul (Cajanus indicus(L) Spreng).

Las comunidades de raíz bantú perpetuarán la misma palabra en el continente y en el conjunto insular.

  • Guandu en los vecinos Brasil y Colombia
  • Guandu en Costa Rica
  • Guadul en Cuba, Puerto Rico y en la República Dominicana.

Se trasluce de esos datos que el término de origen bantú (kikongo) “wandu” (yerbas) fue conservado, salvo inexplicablemente en la parte occidental de la antigua “Española”, el actual Haití, donde ésta muy apreciada planta leguminosa es conocida como “Pois Angole” y Pois Congo”.

Las poblaciones de esta parte de la isla caribeña privilegiaron el origen de esta variedad de frijol, alimento tradicional del septentrión de nuestro país.

En efecto, la preciosa “Relatione di Reame di Congo…” del italiano Filippo Pigafetta y del portugués Duarte Lopes, publicada en Roma en 1591, una de las primeras fuentes escritas sobre nuestra historia confirma que esta “kassa” era uno de los alimentos base en esta región, en los siglos XVI y XVII.

Insistimos en la necesidad de desarrollar el método lingüístico comparativo en nuestro estudio intitulado “Método comparativo y estudios bantú en América Ibérica” (Universidad de Alcalá de Henares, 1998).

Realzamos en este análisis, a título indicativo, las siguientes concordancias, recurriendo al proto-bantú, los siguientes radicales y sus reflejos americanos y caribeños:

-ganga (medicine-man, curandero)

a) en Brasil: nganga (maestro de ceremonia religiosa)

b) en Cuba: gangulero o mwana nganga (joven iniciado); mojiganga (iniciado), Tata nganga (maestro de ceremonia)

-Kiti (fetish, hechizo)

a) en Brasil: enquice

b) en Cuba: nkiso

-dogi (withcraft, hechicero)

a) en Brasil: endoque

b) en Colombia: endoqui

c) en Venezuela: ndoki

-angu (water, sea, rio, mar)

En Argenitna, Colombia y Venezuela, El término “kalunga” tiene la misma connotación, de práctica purificadora, que la utilizada por los Bantú Occidentales.

-jambe, yambe (God, Dios)

Esta designación se perpetró en casi todas las comunidades de origen bantú en el Nuevo Mundo.

Es Zambi o Zambi a Pongo.

-gunga (bell, sino)

Se reencuentra la forma kanga que apunta a una flauta, mientras en Cuba, ella es reservada a las percusiones metálicas.

-dimba (metalófono)

El sustantivo sobrevivió en prácticamente todos los crioulos y semi-crioulos con una base lexical bantú.

En efecto, se encuentra invariablemente en esos hablares el famoso marimba.

.futi (sculpture)

En Cuba, la palabra indica un instrumento de fricción y en Venezuela, una estatuilla sagrada.

Parentesco Genético.

Es incontestable, por la fuerza de esos elementos lingüísticos, que un fuerte porcentaje de africanos instalados en las nuevas tierras americanas o caribeñas, venían de la mayor macroestructura etnolingüística de África: el dominio bantú.

Al inicio del tráfico negrero, el área cultural que será convencionalmente clasificada en el siglo XIX como “bantú” (tierra de los hombres), tenía visiblemente la configuración global que ella tiene hoy, representando el ¼ de la Afrikiya y conteniendo medio millar de lenguas.

Es necesario agregar a esta realidad histórica, la organización en esta zona de puertos, extraordinariamente activos en la exportación de la mano de obra esclava tales como São Tomé, en el Golfo de Guinea, Malembo, Cabinda, Mpinda, Ambriz, São Paulo de Loanda, Benguela la Vieja, San Felipe de Benguela, en el litoral del actual territorio angoleño, Quelimane y Pemba, en la contra costa.

Consecuencia lógica de esas migraciones forzadas bantú, esta vez fuera del continente, en dirección al Atlántico Occidental, las civilizaciones bantú dejaron trazos lingüísticos y antropológicos intensos en las culturas afro-americanas y afro-caribeñas.

La sustancia bantú, está presente, efectivamente, en los crioulos y hablares semicreolizantes, las creencias, la expresión religiosa, la arquitectura, la gastronomía, las estructuras sociales, los antropónimos, la música, la danza, los ritos funerarios,el sistema de producción, la medicina y la farmacopea, etc.

Una de las particularidades de los estudios sobre los trazos bantú en las Américas y el Caribe, es que son muy localizados, muy segmentados.

Ellos son, muchas de las veces, limitados a las fronteras nacionales, a las de los actuales Estados, sin verdadera tentativa de relación de las similitudes.

En suma, ellos no son suficientemente sometidos a un examen comparativo.

Pensamos que este método que permitió esclarecer el parentesco genético de las lenguas y culturas de África central, austral y oriental, debe ser cada vez más aplicado en el Nuevo Mundo.

Conclusión.

Los ejemplos que tomamos confirman que tenemos en este dominio un campo de trabajo bien vasto.

Y los estudios sobre los bantuísmos en el continente y en las islas de los “moleques” deben progresar.

Ellos deben escapar de la mono-lingüística en vista de que el concepto bantú se deslizó, coherentemente por la fuerza de las evidencias de su cuna lingüística para las reconstrucciones arqueológicas e históricas, así en dirección a las reedificaciones filosóficas, antropológicas e igualmente, antropobiológicas.

Este desafío se muestra como una de las mayores apuestas con vista a la producción de nuevos conocimientos sobre la “africania” en los próximos decenios.

Es el único método que nos permitirá enriquecer nuestros conocimientos sobre el componente bantú de las culturas de más allá del Atlántico con más elementos de civilización. Ello nos permitirá igualmente poner en relieve una de las fibras unificadorasdel poblamiento niger en el Nuevo Mundo, y de considerar plenamente la existencia de un mundo americano y caribeño bantú.

Traducción: Bárbara Igor (MISOSOAFRICA)

Anuncios

Menú linguístico angoleño

Estándar

Por Custódio Fernando (Angola)

Debo confesar: de todos los asuntos de los que me propuse escribir, este es el que más trabajo me dió, dada las variadas opciones del menú lingüístico angoleño.  Este término, cardapio*lingüístico,  que la primera vez que lo lei fue en el e-mail que recibí de un amigo, es el que voy a utilizar para justificar la existencia de varios idiomas que se hablan en Angola, además de la lengua portuguesa, que es la lengua oficial.

En efecto, sería mas fácil describir el asunto si sólo se tratase de un idioma, así como es más fácil escoger qué comer cuando no existen otros sabores en el menú, lo que ciertamente no sucede en este texto, pues, además de correr el riego de ser mal interpretado por algunos compatriotas con ideales regionalistas, corro también el riesgo de recibir varios tirones de orejas de estudiosos de los fenómenos etnolinguísticos de Angola.  Desde ya, debo adelantar que lo que me motiva a estar en este momento delante del computador es tan sólo compartir con otros amigos y hermanos luusófonos los míseros conocimientos que tengo, resultado de la poca información existente sobre este asunto que se consustancia en disertar  sobre los dialectos de mi y nuestra Angola.

Aprendí en historia que de la mayor parte de las lenguas que se hablan en Angola (entiéndanse idiomas o dialectos), siete de ellas promovidas al estatuto de lenguas nacionales en función tal vez de la cantidad de hablantes (Kimbundo, Umbundo, Kikongo, Kwanhama, Fiote, Kokwe e Ynhaneka Umbi), tienen como origen la lengua de los pueblos Bantú, nómades que durante varios años “zumbaran” por este inmenso territorio donde comparten, pacíficamente o no, con los Koisans y los Bosquimanos, también conocidos como Camussequeles.  Las lenguas nacionales se juntan a otras llamadas regionales, donde, para evitar que sean muchos mis errores, cabe apenas resaltar dos que efectivamente son habladas en mi tierra natal, Malanje, y también en el Kwanza Sur, Kwanza Norte y una por las Luandas que son el Mbangala y el Songo.

Recuerdo que a los doce años y porque la vida en Luanda en época de guerra era lo más cara posible, mis padres me enviaron a Namibe donde además de aprender a hablar inglés, encontré el incentivo de aprender una lengua nacional.  Por increible que parezca, el incentivo partió de una empleada que tuvimos, que cuando descubrió que era posible oir su idioma en la Televisión, me preguntó si yo sabia hablar tal idioma.   Claramente ella notó que yo no sabía hablar, finalmente vió que me levanté del sofá cuando el programa comenzó (para mi eran los treinta minutos más tediosos de la televisión) pero aun así esperó mi respuesta que era nada más y nada menos que NO, a lo que luego agregó: “entonces el mano no puede ser comisario.  ¿Cómo le va a hablar al pueblo?”.

Me chocó saber que el pueblo, aquel que tiene el poder de escoger a sus gobernantes, estima a los que pueden oir y resolver sus problemas usando el lenguaje que entendían, y que yo, aunque tuviese a penas poco más que una década de vida en aquel año, no estaba apto para ser líder de este pueblo del que formo parte.  Y como dice un proberbio en mi lengua materna, el Kimbundo: “Kala Wenda”(#)!  Sólo andando aprendí la lección de que necesitaba comenzar la búsqueda de los ingredientes para degustar uno de los platos del menú lingüístico angoleño.

Y ahora que creo que este texto no va a la carpeta de los borradores, permítanme hablar del miedo que siento cuando imagino que la cantidad de hablantes de las lenguas nacionales está disminuyendo.  Hoy nos admiramos más cuando vemos un niño de siete u ocho años hablando inglés que cuando oímos a un niño de cinco años hablando Umbundo por ejemplo.  La idea que se tiene es que el niño que habla inglés es “inteligente” porque ya habla una lengua extranjera, mientras el niño que habla Umbundo es “atrasado” porque habla la lengua del mato*.  El fenómeno se debe al bombardeo de otras culturas que comenzó con la llegada del navegante Diogo Cão en 1482, a la desembocadura del río Zaire, territorio en esa época perteneciente al Reino del Congo, cuya capital se encontraba exactamente en la provincia que hoy es conocida como Zaire.

Esta mañana oí de un sociólogo entrevistado en un programa de TV que las primeras relaciones entre los portugueses y angoleños eran pacíficas, pero que con el correr del tiempo el cuadro cambió, con el principio de la colonización.  A partir de ahí los angoleños eran obligados a dejar sus costumbres y a pasar a adoptar hábitos occidentales en caso de que quisiesen ser considerados civilizados.  Una vez más me arriesgo a ser reprendido y/o mal interpretado al decir que uno de los más conocidos ejemplos es el Bautismo de uno de los personajes más conocidos de la lucha contra el dominio portugués, la Reina Njinga Mbandi, que pasó a ser llamada D. Ana de Souza(*).

Después de más de quinientos años todavía se siente este impedimento si consideramos que los niños que hoy nacen en las ciudades no son incentivados a aprender a comunicarse en los idiomas maternos, por ser considerados lengua de los analfabetos.

Custódio Fernando, es angoleño, natural de Malanje. Es periodista, locutor de radio y escritor. Actualmente vive en São Paulo-Brasil, donde estudia audiovisual y es co-productor y animador del programa Zwela! África como nunca ouviu!

——————————————————————————————————————————————————-

(#) “Kala Wenda”! Según los más viejos, detentores de la sabiduría, sólo descubrimos las cosas si salimos en su búsqueda.  Kala Wenda literalmente significa: anda para ver, anda y sabrás.

(*) Todavía son controversiales las razones del bautismo de la reina Njinga Mbandi (soberana del reino del Ndongo y de la Matamba).  Muchos creen que se trató de una estrategia usada por ella con la intención de establecer relaciones diplomáticas con los portugueses para poner fin al yugo colonial mediante el diálogo, mientras otros (inclusive su hermano el Rey Ngola Kiluanji) lo consideran una traición al reino.

Cardápio lingüístico*  Original en Português.  Cardápio: menú, lista de platos.

Publicado en Portugués por la Revista O Patifundio! quien nos cedió gentilmente, junto a Custódio Fernando, los permisos para su traducción y publicación en español.

Traducción: Bárbara Igor (MISOSOAFRICA)

Kenia, territorio en libertad

Estándar



En el este de África hay una nación llamada Kenia. Antes de ser territorio colonial eran extensiones de tierra habitadas por distintos grupos indígenas de origen Bantu, algunos de tradición nómada y otros sedentaria. Hay gente de lago, de mar, de río, de desierto, de sabana y de montaña. A pesar de tener ciertos rasgos comunes en cuanto a su cosmovisión, cada uno de estos grupos tiene una cultura particular y no siempre han coexistido pacíficamente.

…..Hacia las últimas décadas del siglo XIX, las puertas del corazón de África se abrieron ante los ávidos imperios europeos; Reino Unido, Francia, Alemania, Italia, Portugal, Bélgica y en menor proporción España, comenzaron a repartirse el continente.

…..En 1949 un misionero y filántropo inglés llamado Livingstone, emprendió una expedición hacia el sureste del continente africano en busca de la fuente de nacimiento del río Nilo. Desde su partida hasta su fallecimiento, en 1873, Livingstone develó a los ojos europeos que el corazón de África que se creía desierto tenía la riqueza de grandes lagos, así como una ruta de comercio de esclavos, establecida entre los swahilis de la costa oriental y el sultanato otomano de Zanzíbar.

…..El excursionista Speeke, en 1862, descubrió que la boca del río Nilo era el lago Victoria, en el occidente de lo que hoy es Kenia, cerca de la frontera con Uganda. En esencia, la expedición de Livingstone fue la que exhortó al Imperio Británico a adentrarse a esas nuevas áreas del continente, que se presentaban estratégicas para nuevos mercados. El misionero promovió que en África se emprendiera una cruzada de las tres “c”: civilización, cristianismo y comercio.

La repartición de África

Con el propósito de aprovechar la ruta comercial de los esclavos, los británicos construyeron un ferrocarril que comunicaba la costa del Océano Índico con lo que hoy es Uganda. Conforme se conoció la riqueza natural africana y el potencial de la tierra para el cultivo de café y té, fue cobrando importancia y atrajo colonos europeos.

…..Las investigaciones científicas también valoraron la diversidad del mundo animal y vegetal de la sabana. Fue entonces que la zona del este africano fue repartida entre Alemania e Inglaterra. Los límites geográficos de Kenia se marcaron y se decidió que el Klimanjaro sería la frontera con Tanzania, el lago Turkana el límite norte con Etiopía y, al oeste, el lago Victoria marcó el linde con Uganda. Así, limitada por una montaña, dos lagos y un mar, se conformó una colonia llamada Kenia, que tras un movimiento guerrero, obtuvo su independencia en 1963.

…..Una vez que Kenia se conformó como nación en 1963, a todas las etnias se les enmarcó en un mismo territorio: se les dijo que tenían que convivir, que ahora se llamarían kenyanos, que debían honrar a una bandera, regirse bajo las mismas reglas y obedecer a un presidente sin importar su origen tribal.

…..Frente a la diversidad de lenguas, el swahili* y el inglés se declararon idiomas oficiales. Estos se volvieron los códigos comunes para la educación, el comercio, la política y los medios de comunicación. Sin embargo, cada grupo mantiene su lengua particular. Kenia se ha enfrentado al reto de que la diversidad es muy amplia y la idea de nación se complica.

*El swahili es una lengua que nace en las costas del mar índico. Cuando los territorios que hoy conforman Kenya y Tanzania pertenecían al Imperio Otomano el swahili se convirtió en lengua común; es una composición de raíz bantú con vocabulario árabe, portugués y alemán.

Tras el pretexto de un tren…

Tras la construcción de la línea ferroviaria que unió la costa del Océano Índico con el interior del continente africano, Nairobi, capital keniana, cobró importancia como una estación estratégica del tren y con el tiempo comenzó a crecer. Se convirtió en el punto de encuentro de mercados así como en el centro de operaciones del gobierno colonial.

…..Hoy en día, en las calles y en los colegios de Nairobi, predominan ciudadanos de las distintas etnias: indios de distintas religiones, en cuyas manos está el mayor porcentaje del comercio y son la segunda o tercera generación en Kenia. Hay también una comunidad amplia de kenianos descendientes de colonos británicos, quienes en ocasiones pretenden revivir patrones de ese periodo.

…..Debido a que hay dos sedes de Naciones Unidas, PNUMA (Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente) y HABITAT (Programa de Naciones Unidas para los Asentamientos Humanos); y dada la importancia de su diversidad natural y cultural, Nairobi es una ciudad receptora de personas de todo el mundo, aunque predomina la gente proveniente del Golfo Pérsico y de Asia. También hay muchos europeos y uno que otro latinoamericano; de estos últimos, la mayoría son misioneros.

…..Esta urbe, como cualquier otra, es receptora de inmigrantes del medio rural. Pero en Nairobi hay poca industria, el Producto Interno Bruto de Kenia depende de la producción del té, el café y la afluencia turística que viaja, fundamentalmente, a visitar en safari la vida salvaje de las reservas naturales.

La Kenya natural

Aún hay un alto porcentaje de gente que vive de acuerdo a su economía tradicional, tal como lo hacen los nómadas pastores. Pero las condiciones de la naturaleza no siempre son favorables, y éstas se trastocan conforme se construye infraestructura o se abren las fronteras a nuevas formas de vida. Al salir de Nairobi, uno se pierde en un mundo de inmensas extensiones de tierra donde es poco común encontrar distritos con infraestructura contemporánea.

¿Quiénes colaboran con proyectos de desarrollo?

Organismos internacionales como el PNUD (Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo) o HABITAT han buscado proyectos para el desarrollo de las comunidades. Pretenden que todos tengan acceso a la educación, electricidad, agua potable y a los centros de salud. Pero el proceso ha sido lento. En este trabajo también han labrado un camino importante comunidades religiosas musulmanas, cristianas y católicas.

…..Desde la expedición de Livingstone y su llamado a la cruzada de llevar la cristiandad al continente africano, la evangelización ha participado de modo activo en el devenir de Kenia; algunos han intentado implantar modelos de desarrollo occidentales y suelen considerar muchos aspectos tradicionales como un obstáculo para el bienestar. Algunos son promotores de la migración a las ciudades y otros promueven el estudio de nuevos oficios. Dada la fuerte presencia árabe en el este de África, el Islam ha sido la religión más difundida y con mayor presencia económica en hospitales e infraestructura civil.

…..Las empresas de evangelización han jugado un papel primordial en el devenir de Kenia. El Islam ha sido la religión más aceptada, le sigue el cristianismo y por último el catolicismo. Cada una ha destinado inversión y trabajo para programas de desarrollo e infraestructura, aunque son cuestionables las transformaciones culturales que las tres religiones han ocasionado.

Alternativas para subsistir

Una de las razones para la diversidad cultural que tiene Kenia, es su variada composición climática: hay sabana, desierto, bosques, colinas de clima frío y costas. La región de la sabana se conserva fundamentalmente como parques naturales, que se sostienen del turismo fundamentalmente. Los grupos étnicos que viven en ellos han mantenido su vida tradicional, aunque es creciente la cantidad de migrantes hacia otros distritos; principalmente a Nairobi, donde aprenden el swahili e inglés.

…..La oferta de empleo suele ser en los sectores de servicios o como obreros. Quienes viven en tierras cultivables, conservan este oficio ya sea en tierras propias o como jornaleros de grandes propietarios. La pesca y el comercio son fundamentales para la economía del país y, sobre todo, para las comunidades que viven en las costas lacustres y marinas. La gente de la costa también ha encontrado alternativas de desarrollo en la afluencia turística.

Alternativas para el desierto

Pero la gente de las zonas áridas del norte, como el distrito de Isiolo, se ha enfrentado a otros problemas de incorporación con las nuevas dinámicas del mercado. En el norte de Kenya, habitado por grupos nómadas, la subsistencia se daba básicamente a través del trueque con ganado y la pesca en el lago Turkana. Pero las tierras en esta región han comenzado a ser vendidas. Por los procesos de construcción de carreteras y establecimientos de hoteles o el paso de los automóviles ha cambiado el clima de la región y las formas de subsistencia se han complicado.

…..En el distrito de Isiolo, en el noreste de Kenia, se han conformado grupos de ayuda para llevar a cabo proyectos de desarrollo. Existe un Comité de Desarrollo para el Distrito, el cual está encargado de coordinar las actividades de desarrollo y de servir como comité aprobatorio de cualquier iniciativa gubernamental o no. Hay 17 ONG´s trabajando, entre las que destaca la Diócesis católica, que es la que lleva más años en el lugar.

La Iglesia católica participa en el apoyo a la mujer

La Diócesis católica del Distrito de Isiolo es un ejemplo actual de la influencia que ha tenido la Iglesia en la subsistencia tradicional de las comunidades y en especial el rol de las mujeres. Los papeles sociales siempre han estado bien definidos, en la mayoría de las comunidades la mujer tiene un papel primordial en el trabajo físico: son campesinas, construyen las casas, preparan el alimento, entre otras labores. Pero el comercio, las decisiones políticas y la guerra han sido tareas dominadas por el género masculino.

…..En el 2002 la Diócesis del Distrito de Isiolo promovió microcréditos para las mujeres de familias nómadas, con el fin de que éstas se aventuren a aliviar la pobreza con el comercio del ganado. Hoy en día hay dos grupos, cada uno compuesto por 30 mujeres: éstos han tenido éxito y venden de 13 a 20 cabezas de ganado a la semana.

La administración del crédito

Estas mujeres dicen trabajar con el fin de proveer productos básicos a sus familias, así como de cubrir las cuotas escolares. Para obtener fondos se organizan entre ellas en una entidad de una cuenta de préstamo revolvente a la que le llaman “rondas de felicidad”. El modo organizado como condujeron este negocio promovió que se les diera un préstamo de 100 mil shillings kenianos*. Hoy en día se ha pagado el 85% del préstamo y una mujer del grupo dice que la comunidad ahora puede pagar escuela, vestimenta y alimento para la familia.

*Equivalencia 1 US dólar = 75 Shs (V-2004).

¿Cómo se organizan?

Cada cuatro días, las mujeres compran ganado barato local y contratan gente que les ayude a transportarlo a los mercados más dinámicos en áreas aledañas donde pueden ganar más dinero. Para ir a revender, el grupo vota para elegir un representante. Quien es elegido para ir a vender se embolsa 4 mil shillings y el resto de las ganancias se va al fondo común. Entonces el grupo decide cuánto se ahorra y cuánto se destina a pagar el préstamo.

Trabas para el éxito.

Los mercados de ganado están a miles de kilómetros de distancia de Nairobi. Hay un costo por el pago de quien transporta el ganado. Se corre el riesgo de que los animales salvajes ataquen la mercancía. El mercado ha apelado para que se revivan los sistemas de comercio de ganado, por lo que las comunidades solicitan que se establezcan mercados en puntos estratégicos de áreas marginales, con el fin de reducir el riesgo del ataque de ladrones y animales salvajes, así como el costo de transporte.

…..Estos mercados podrían atraer a marchantes de áreas lejanas, como las ciudades de Nairobi y Mombasa. El incremento en las ventas persigue el objetivo de que las mujeres puedan dedicarse a otros sectores de la economía, como abrir hoteles o casas para alimentar a los hombres de negocios que se acercan a estas zonas. Además de potenciar la economía de las mujeres y motivarlas para otras formas de subsistencia, a las empresas a mediana escala les han proporcionado cierta independencia de sus maridos en términos de provisión de productos básicos, con lo que se trastocan formas tradicionales de relación social.

Los roles cambian

La transformación de los roles trae consigo nuevas generaciones que se enfrentan a las formas tradicionales, las cuestionan y a veces las cambian. Existe un rechazo a la economía y a las formas heredadas, comienza a haber una adopción de nuevos valores y modelos de futuro.

…..Los proyectos de alternativas económicas para el desarrollo de una sociedad pueden ser una solución, pero los modelos no deben ser transportados de una cultura a otra sin anteponer un análisis político, cultural y económico. La esencia cultural de los pueblos es también motor de desarrollo y su destrucción implicaría un empobrecimiento irreversible para el mundo. Los microcréditos para un desarrollo sustentable han demostrado que son una muy buena alternativa para la independencia económica de algunas mujeres kenianas, así como un estímulo para los ingresos de la familia. Pero los programas económicos que se implementan deben conllevar una reflexión sobre los valores que fundan y resguardan la identidad de cada cultura.

FAMILIAS DE IDIOMAS

REF: KENIA, NACIÓN EN MOVIMIENTO

Gentileza de nuestro amigo y colaborador Carlos Souza (Brasil/RJ)