Archivo de la etiqueta: brasil angola

“EL REY EDUARDO Y SU ORO NEGRO” – Angola

Estándar

Por Orlando Castro (Portugal)

¿Angola es uno de los países más corruptos del mundo? Sí, es.  ¿Es uno de los países con peores prácticas democráticas? Sí, es.  Es un país con enormes desigualdades sociales? Sí, es.

A pesar de todo esto, el régimen continúa siendo adulado por medio mundo, estando el otro medio a la espera de oportunidades para también adularlo.   Todo porque Angola tiene petróleo y este oro negro está en las manos de media  docena de elementos del clan del presidente.

Recientemente el jefe de división del departamento africano del Fondo Monetario Internacional, Mauro Mecagni, elogió el desempeño positivo de la economía angoleña, debido a las buenas políticas que están implementándose por parte del Ejecutivo angoleño.

Si eso en nada contribuye para el bien estar de los angoleños o para la transparencia del régimen, o para la democraticidad, o para el respeto por los derechos humanos, poco importa.

Nótese que las compañías petrolíferas Total y Petrobras, hicieron de eso un motivo de festejo internacional, al firmar con la empresa del régimen (la Sonangol) acuerdos de producción de petróleo en el Presal angoleño.

La compañía francesa Total firmó con la Sonangol tres contratos de participación en la producción que le confieren, en  calidad de operadora, una participación de 50% en el bloque 40 y otra de 35%, en el bloque 25. Un tercer contrato da a la compañía francesa una participación del 15% por ciento en el bloque 39, pero en calidad de asociada.  Y lo que importa es exactamente eso.  Además de que, es más fácil negociar con una dictadura en que son siempre los mismos que están en el poder. En cuanto al pueblo que muere en la miseria, ese no es un problema ni de Total ni de Petrobras porque, de hecho, no son ciudadanos franceses ni brasileños.

El director de investigaciones de Total declaró recientemente la satisfacción de la compañía francesa con los resultados de la licitación y reafirmó el compromiso del grupo petrolífero en mantenerse como uno de los principales inversores y operadores petrolíferos de Angola.

“Estamos satisfechos con los resultados de la licitación, que ilustran el compromiso de Total de continuar siendo uno de los principales inversores y operadores petrolíferos en Angola y de asumir un papel destacado en la investigación de esta prometedora cuenca del offshore profundo, un sector donde el grupo ya demostró competencia y su know-how”, declaró Marc Blaizot.

A su vez, el director de la división internacional del Grupo Petrobras anunció, en Río de Janeiro, que la compañía inicia este año pozos de prospección en el bloque 26 del Presal angoleño, localizado a lo largo de la cuenca de Benguela.

Jorge Zelada mencionó la existencia de algunos proyectos en la costa occidental del continente africano, en países como  Benin y Gabón, y proyectos de producción de bio combustibles en Mozambique.

Apesar de todo,  Francia continua jugando bien en diversos tableros africanos. En el caso de Angola, de vez en cuando el régimen acusa a los franceses de estar involucrados en conspiraciones contra los países, principalmente contra la democracia que (no) existe, contra la legitimidad de un presidente (no) electo, contra las reglas del Estado de Derecho que Angola (no) es.

El régimen del MPLA acusa sobre todo a  la Agencia Francia Press de hacer campaña contra Angola, sugiriendo inclusive (a través de su órgano oficial – el Jornal de Angola) que – por ejemplo – han habido conexiones entre  Francia y el ataque a la escolta militar angoleña contra la selección togolesa de fútbol, en la colonia de Cabinda.

Todo estaría bien si, como hizo el presidente portugués, Anibal Cavaco Silva, Nicolás Sarkozy hubiese dicho que el territorio de Angola va de Cabinda a Cunene. No lo dijo y por eso el régimen angoleño, que ocupa militarmente Cabinda, no perdona.  Pero ciertamente que ahora François Hollande va a corregir la puntaría.

No se porqué, pero creo que, viendo bien las cosas, los franceses saben más de la Historia de Portugal que los propios portugueses.  Siendo cierto que para las actuales autoridades de Lisboa parece que esa misma Historia sólo comenzó a ser escrita en Abril de 1974.

París sabe muy bien que el régimen que desgobierna Angola desde 1975 es una dictadura y que, por eso, entiende que quien piensa de manera diferente es obligatoriamente enemigo.

“Quedé triste con este artículo (del Jornal de Angola) que sugiere que Francia debe ser acusada de fomentar una conspiración contra Angola a través del FLEC.  Es absurdo, en primer lugar, y también extraño,” dijo en la ocasión Francis Blondet, entonces embajador de Francia en el reino de José Eduardo dos Santos.  Pero, viéndolo detenidamente, no tiene nada de extraño.  Además la ira del dueño de Angola, José Eduardo dos Santos, tiene otros orígenes, siendo el más conocido el del caso “Angolagate”.

Además de eso, Hollande – tal como hasta ahora Sarkozy – no puede olvidar que más de 70 empresas francesas están establecidas en Angola, inclusive – ¡pues claro! – la gigante del petróleo Total, que es el segundo mayor productor de petróleo en el país, después de Chevron…

Título original: “Sarkozy, Hollande e o Rei Eduardo”

Traducción: Bárbara Igor (MISOSOAFRICA)

 Orlando Castro es Angoleño-portugués. Reside actualmente en Portugal donde desarrolla su trabajo como periodista y Escritor

Anuncios

“Angola Nación Madre, Brasil País Hijo”

Estándar

Arrancada de sus Reinos en la Madre África e introducida en Brasil por el proceso colonial esclavista, la población negra se componía de dos vertientes. La primera en ser traída, fue la de los Bantus, provenientes de Angola, para trabajar en las labranza del Café, Caña de azúcar y algodón. A segunda, llegada casi doscientos años después, ya hacia fines del siglo XVIII, época de la descubierta del oro y piedras preciosas en Minas Gerais, fue la de los Nagôs o Yorubás; para trabajar en la minería, ya que eran considerados buenos mineros, allá en la Tierra Madre . La población negra bantu-angoleña siempre desempeñó un papel determinante en todas las fases de producción de riquezas y del desarrollo del país. De la expansión tecnológica angoleña, usada largamente en la agricultura inclusive con el incremento da actividad textil hasta la construcción de los ferrocarriles y ciudades, hechos que llevaron a Brasil a ser reconocido como nación en el exterior. De la creación de la cultura representada por el acervo material e inmaterial a través de lo culinario al folclore afro-brasileño representado por los usos y costumbres en su mayoría venidos de Angola como el samba, capoeira, maracatu, jongo y sus derivados. De la atención con la salud por las comunidades religiosas representadas por los Inkices de los candomblés de origen Bantu-Angoleño, a través de las hiervas medicinales del poderoso Katendê (Ossanha), el dios de las hojas, hasta la formación de nuestra lengua, como nación madre, conjuntamente con el indio y el portugués. De todos modos, la Historia omite este gran capítulo, pues no explica la vertiente negra responsable por todo eso, quedando todo ese mérito para o pueblo de origen Nagô llegado casi dos siglos después y en gran evidencia ya hacia el fin de la esclavitud. Culminando aun, con la quema de todos los registros en archivos y libros de las haciendas referentes a posesión de esclavos, por orden del entonces Ministro da Hacienda, Rui Barbosa, a través de la circular nº 029 del 13 de mayo de 1891. Este acto , según el para borrar la vergüenza nacional que fue la esclavitud. Otros juzgan que tal actitud fue para no tener que indemnizar los homéricos prejuicios de los señores de esclavos. Pero lo peor fue para los negros que además de pasar por los rigores de la esclavitud quedaron sin saber sus orígenes.

Aquí en Brasil, la población negra se encuentra bajo las determinaciones restrictas del sistema capitalista sobreviviendo en el desempleo en actividades remuneradas, (trabajillos), sin acceso a los bienes urbanos y culturales en esos más de 120 años de Liberación sin Emancipación. “Ayer”, como ejemplo de lo que todavía sucede en Angola nación madre, negras que equilibraban en la cabeza parte de los productos que conseguían coger de sus parcas labranzas, intentando venderlos para garantizar el sustento de sus bebés amarrados a sus espaldas por no tener donde o con quien dejarlos. “Hoy”, en los atochamientos de las vías y en los semáforos, pobres y en su mayoría negros, vendiendo todo tipo de mercaderías en la lucha por la sobrevivencia de sus familias. De ahí la necesidad de la Promoción de la Igualdad Racial, no sólo para esta población que continua siendo blanco predilecto de toda la suerte de mazelas, discriminaciones, faltas a sus derechos y violencia material y simbólica, pero también para todas las razas que viven bajo régimen de discriminación, por ejemplo: Indígenas, Gitanos, Judios y otros. Tenemos las conquistas de la Ley de Cotas para la educación superior, del Programa de Apoyo a los Quilombolas ,de la aprobación del Estatuto de Igualdad Racial. Pero nos falta Educación, Salud, Trabajo, aprobación del FGTS para las trabajadoras domésticas en su mayoría negras, democratización del poder y de los medios de comunicación y en la distribución de renta, en el acceso a la propiedad de la tierra, la construcción de moradas, Inclusión Social. Y por fin, ampliar la aplicación de los dispositivos de la Ley 10.639, que torna obligatoria la enseñanza de Historia y Cultura africana y afro-brasileña, enseñando el verdadero papel de Angola como Nación Madre en la construcción del Brasil Hijo.

Texto original en português extraído de la página del Tata Ananguê.

Traducción: Bárbara Igor (MISOSOAFRICA)