Por Eugénio Costa Almeida.

Según la radio VOA (Voz de América), la provincia de Kuando Kubango está en la mira de individuos, según parece, chinos, que estarían ocupando indebida e inesperadamente tierras agrícolas y de pasto para cultivo de arroz, principalmente  en la región del Rio Longa.

Si ya era incomprensible la usurpación de terrenos, sin que los sobas y las autoridades tradicionales locales nada consigan hacer para impedirlo, más impresionante es la acusación de que los mismos individuos están reclutando menores, entre los 14 y 17 años, para hacer su servicio agrícola, con un pago – más que simbólico, ya que el habitual es también bajo – de 90 dólares.

Y todo esto a escasos 90 kms de la capital provincial, Menongue.

Es sabido que la provincia de KK es considerada como “tierra del fin del Mundo” pero, realmente será tan fin del mundo que el Gobierno provincial y las fuerzas policiales nada sepan, nada oigan, nada vean y permitan que esta absurda e incomprensible situación sea ya del dominio público internacional?

Quiero creer que no.  Que todo esté siendo hecho contra la voluntad de nuestras autoridades y que Luanda, en último caso, haga una intervención eficaz y objetiva sobre todas esas infracciones denunciadas.

Ya hace tiempo se supo que brasileños estaban ocupando excelente terreno agrícola en Kwanza Sur para la producción de soya que sería reenviada a posteriori, y probablemente, como producto brasileño, para China.

Ahora esta extraña, absurda, anómala e incomprensible situación, la que se junta una vez más a la acusación de que China estará “exportando” condenados suyos para Angola.   Recuerdo que ya hace cerca de 5 años, cuando mantenía responsabilidades asociativas, oí esta acusación que nunca me probaron.  Pero….

Todavía, déjenme ser ingenuo, y no querer creer que el “internacionalismo” chino va a tal punto y que los subsidios financieros de China ya no sean sólo pagados por el petróleo.

Entre tanto, la agricultura de subsistencia de los angoleños, está desapareciendo en aquella región.

Y ¿a quién le interesa esto?…

———————————————————————————————————————————————————————————

Eugénio C. Almeida, natural de Lobito, Angola, es Doctor en Ciencias Sociales y Relaciones Internacionales.

Traducción: Bárbara Igor (MISOSOAFRICA)

Un comentario »

  1. Yo también lo quiero creer, quiero creer que las injusticias y los abusos se cometen por ignorancia, sin maldad pero, la mayoría de las veces, desafortuandamente no es así. es la maldad, el egoísmo y el ansía de lucro y poder lo que les empuja. Un beso esperanzado.

¡Anímate! y déjanos tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s