GuinGuinBali cumple su segundo aniversario este domingo 26 de febrero: Más de 450.000 visitas y 700.000 páginas vistas en los últimos doce meses. Con nuevos proyectos bajo el brazo y sin dejar de soñar con que este portal de noticias especializado en África siga creciendo. Así era la oficina el primer día…

Un año más, ¡parece mentira!. Permitannos la licencia coloquial. Pero es la primera vez que podemos decir eso de ‘uno más’; porque solo es el segundo.

Aunque, quizás ‘solo el segundo’ no es la manera más justa de resumir el camino que hemos recorrido hasta este aniversario. Esta celebración no merece un “solo”.

Lo que sí merece, si nos lo permiten también y antes de entrar en cualquier otra cuestión, es un felicidades. Un felicidades y un gracias: a todos los que se siguen sumando a esta familia de colaboradores que es GuinGuinBali, que enriquecen este medio con sus artículos, con sus lúcidas opiniones, con el relato de sus experiencias; también a todos -y cada vez son más, creannos- los que confían en nosotros para informarse de lo que sucede en África. A todos los que nos eligen durante un ratito de sus vidas para acompañarles, y emocionarse o divertirse con alguna de las historias que les ofrecemos. A todos los que de un modo u otro, dos años después de que diéramos a luz a esta criatura que es todavía GuinGuinBali (lo es porque soñamos para ella mucho más aún) nos siguen acompañando, animando y empujando en determinados momentos para que no perdamos de vista la senda marcada. A todos, gracias, de corazón.

Muchos de ustedes saben que debíamos llegar a esta cita con el segundo anuario de GuinGuinBali en nuestras manos, con su hermoso diseño, su olor a papel recién impreso, con la selección de los mejores reportajes y artículos de opinión. En lugar de eso, aquí tienen un especial digital, más humilde, pero cargado con la misma intención. Porque eso no ha cambiado desde que pusimos en marcha este proyecto: contar más sobre África, traer historias que nos ayuden a descubrir sus mil caras, hacerlo entre todos, compañeros de aquí y de allí.

Pero quizás los recursos sí.

Nacimos en medio de una crisis económica que en nuestra opinión, es también de valores; y como si de una muñeca rusa se tratara, también inmersos en la crisis de nuestra propia profesión, el periodismo. No tenemos porque ocultarlo porque lejos de avergonzarnos, nos sentimos orgullosos de seguir aquí, aún cuando en ocasiones nuestro sueño no encaje en un modelo de negocio; sí, a veces solo nos mueve el activismo, y eso ya es bastante. No es que creamos que el periodismo llegó a la tierra para derrocar dictaduras ni cambiar el curso de la historia; no nos creemos tan importantes. Pero nuestro compromiso con ese granito de arena que supone contar lo que ocurre sí es muy serio.

Nuestro compromiso con los derechos humanos, ya saben, si acaso, nuestra única linea editorial; por eso regresamos a la cita anual con la Conferencia Internacional sobre derechos humanos de la población homosexual en África, este año en Las Palmas de Gran Canaria; por eso no nos dejamos amedrentar cuando sufrimos el ataque cibernético desde Marruecos que logró por unos días hackear GuinGuinBali y llenar la portada de fusiles en defensa, según los atacantes, de un Sahara marroquí; reforzamos la seguridad y seguimos adelante. Por eso quisimos ser sus ojos en el Foro Social Mundial que se celebró en Dakar, donde el mensaje de la revolución del pueblo, del cambio generado en África para los africanos, recorría ya el ambiente de las cientos de organizaciones sociales que acudieron bajo el lema de que otro mundo es posible; y otra África, imprescindible.

Aunque también nuestro compromiso con otras mil caras del continente, con la información plural, con otras mil perspectivas. Por eso, por ejemplo, pusimos en marcha GuinGuinBali en las maletas, para poner a su disposición la abrumadora oferta turística de África, para contarles poco a poco lo mucho y bueno que cada país tiene que ofrecer, a veces destinos del top ten, otras, con un potencial maravilloso y a tiempo aún de sacarle partido sin incurrir en su destrucción, como suponen otros tantos modelos turísticos.
Por eso hemos entrevistado a artistas, cantantes, escritores. Por eso no nos hemos olvidado del deporte.

Todo por ese compromiso, si, que adquirimos hace dos años. Salgan o no los números económicos. Porque hay muchas clases de números, y GuinGuinBali tiene cifras que celebrar: En el último año contamos con más de 450.000 visitas únicas y más de 700.000 páginas vistas.

Pero no nos conformamos con eso. Un aniversario es el momento oportuno para hacer balance, sí; pero también para mirar al futuro. Y queremos hacerlo junto a ustedes. Contarles que preparamos proyectos igual de ilusionantes. Y seguimos en constante transformación. Porque algo vamos aprendiendo por el camino. Hemos descubierto, por ejemplo, que Latinoamérica está sedienta de información sobre África, que las raíces del continente se pueden encontrar en todos y cada uno de sus países y la celebración en 2011 del Año de la Afrodescencia no es casual; muchos de nuestros lectores nos visitan desde México, Argentina o Venezuela. Y nuestro propósito este año será trabajar también para ellos. Para contarles en español lo que sucede en África, como ya lo hacíamos, pero también para ir descubriendo las historias que, ligadas a África, transcurren ya en tierra americana. Será uno de nuestros ejes principales.

Trabajamos además en nuevas alianzas; porque en los tiempos que corren la colaboración es más pertinente que nunca; porque la red permite buscar el enriquecimiento mútuo, porque hay medios independientes en el continente cuya visión queremos hacerles llegar a ustedes. Alianzas también para generar más ramitas de este baobab que es GuinGuinBali: Áfricasciencia. No les decimos más, de momento, pero les gustará. Confíen.

Se lo pedimos con humildad. Nosotros, lejos de confiarnos, seguiremos trabajando si no desde la imposible objetividad, sí desde la fundamental honestidad; para ganarnos eso tan difícil y que debe ser el único objetivo del periodismo: la credibilidad. Será nuestro mayor patrimonio.

Mientras los tiempos seguirán cambiando; los números bailando. Pero en mitad de la tempestad, es imprescindible tener un referente claro, al menos uno, un punto al que mirar fijamente cuando todo se tambalea, y ese es el nuestro. Credibilidad.

Con todo ello en la cabeza celebramos este aniversario. Agradecidos; comprometidos; trabajando. Sin dejar de soñar.

REF: guinguinbali.

Gentileza de nuestro amigo y colaborador Carlos Souza (Brasil/RJ)

Anuncios

¡Anímate! y déjanos tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s