Por Orlando Castro (*)

angola atardecer

*

*

La noche se enamoró del día

haciendo promesas de amor sin igual

Y entre las brumas de la nostalgia

nació un hijo llamado reflejo lunar.

*

Y es en medio de Angola que habita

la raiz de la nostalgia en que me enredo.

Por eso es que soy blanco por fuera,

negro por dentro y mulato en el medio.

*

Pero todo eso son cosas del corazón,

de los que  aman sin mirar a quien,

de los que dan fuerza a la fuerza de la razón

y que nos ayudan a ser alguien.

+

+

Orlando Castro es Angoleño-portugués. Reside actualmente en Portugal donde desarrolla su trabajo como  periodista independiente y Escritor.

Traducción: Bárbara Igor (MISOSOAFRICA)

Imagen: https://barakadas.wordpress.com/

¡Anímate! y déjanos tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s