En el continente africano se hablan unas 1.500 lenguas repartidas en cuatro familias lingüísticas: la afro-asiática, la nigero- congoleña, la nilo-sahariana y la joisana.

La familia afro-asiática, situada en el norte del continente, se divide en cinco grupos:

• El semítico
• El bereber
• El antiguo egipcio
• El cusítico
• El chádico

El grupo semítico incluye, entre otras, el árabe y el amárico, lengua oficial de Etiopia.

El grupo bereber incluye el amazig, el tuareg, y el guanche, hablado antiguamente en las Islas Canarias. El antiguo egipcio es el único miembro conocido de su grupo. Al grupo cusítico pertenecen lenguas como el somalí – oficial en Somalia – o el oromo.

Finalmente, el grupo chádico incluye el hausa, la lengua con más hablantes de África después del árabe.

La familia nigero-congoleña es una de las agrupaciones más grandes del mundo, después de la austronésica. Se extiende desde Senegal hasta Kenia y el sur del continente. Se divide en los siguientes grupos:

• El mande
• El kordofán
• El atlántico-congoleño. Este grupo lingüístico incluye subgrupos de lenguas como el atlántico (fulani, wolof, serer), el kwa (akan, ewe, yoruba, igbo) o el benue-congo, al cual pertenecen las lenguas bantu (suahili, fang, zulu, kikongo, kimbundu, kikuiu, etc.). El parentesco entre estas lenguas fue uno de los primeros en ser reconocido.

La familia nilo-sahariana se encuentra en diversos núcleos entre la familia afro-asiática y la nigero-congoleña. Pertenecen el masai, el shilluk, el kanuri, el songhai o el nuer, entre otras lenguas.

Finalmente, la familia joisana se extiende por el sur del continente e incluye lenguas como el nama o el kwadi.

Además de las lenguas agrupadas en las cuatro familias lingüísticas mencionadas, en el continente africano se habla el inglés, el francés, el portugués y el español como consecuencia de la colonización. Así, con la independencia de las colonias, muchos estados africanos optaron por una lengua europea como lengua oficial: el portugués es oficial en Angola, Mozambique, Guinea Bissau y varias islas del Atlántico; el español lo es en Guinea Ecuatorial y el inglés y el francés lo son en varios estados.

Si nos fijamos en la dinámica de las lenguas, África puede ser considerado el continente de la diversidad lingüística, ya que es la zona donde se dan menos procesos de sustitución lingüística (aproximadamente el 20% ante el 50% mundial). Otra característica es que mientras que en otras zonas del mundo las lenguas que se extinguen son sustituidas por otras lenguas europeas, en África son las lenguas africanas (suahili, wolof, hausa, ful, etc.) las que ocupan el espacio de las subordinadas.

Muchas palabras de origen africano se han extendido por todo el mundo. Así, palabras como vudú, zombi, chimpancé o safari proceden del bantú. Cola, procedente del ewe, ha llegado a muchísimas lenguas a través de la Coca-cola, y ñu, de origen joisano, es una de las pocas palabras que ha surgido de esta familia.

Como testimonio de una lengua ya extinguida, el antiguo egipcio nos ha dejado palabras como endibia, goma u oasis. A esta lista podríamos añadir un gran número de palabras procedentes del árabe y del amazigh que se han extendido por todo el mundo, como por ejemplo algodón (del árabe).

Gentileza de nuestro amigo y colaborador Carlos Souza (Brasil/RJ)

Ref.: Casa de Las Lenguas


¡Anímate! y déjanos tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s