Murió el artista plástico Valentim (1950-2014)

Estándar

 caterçaEl pasado viernes 17 de abril murió el artista plástico Fernando Caterça Valentim, en el Hospital do Prenda, en Luanda, víctima de una enfermedad.

Nació el 5 de mayo de 1950 en la región de Gabela, Kwanza Sur.  Pintor autodidacta, era miembro de la Unión de los artistas Plásticos Angoleños desde 1977, así como miembro de la sociedad Portuguesa de derechos de autor.  Fue alumno del pintor angoleño Lusolano João de Deus.

En julio de 1994, Valentim obtuvo el premio Presidente de la República del Congo, en la V Bienal de Arte Bantú Contemporáneo realizado en Brazzaville y promovido por el CICIBA, con su obra “La Aurora”.

Multifacético, el pintor también frecuentó el taller de pintura de azulejos en la escuela Inatel, en los años 97 y 98.  La exposición “O paraíso das Pérolas”, dedicada a los azulejos, dibujos y pinturas de Valentim, fue un éxito en Portugal.  Sus obras más emblemáticas y de mayor expresión mediática son “Lágrimas de la Negra” y “El Sol Negro”.  La primera fue donada a la galería de pintura Naif Podgorica – ex Titorgad – y representó a Angola en la Exposición de Arte de los países no alineados, en el Cairo, Egipto.  La famosa pintura “el sol negro” se encuentra en el museo de la Torre Nabemba, en Brazzaville, Republica del Congo.  La sensibilidad del artista lo condujo a la publicación del libro de poemas “Sentimientos” en 1993.

valentim-a-aurora

“La aurora”

En 1997, el investigador y profesor universitario Alfredo Margarido dijo, al hacer un análisis de una de las exposiciones del autor en Portugal, que  “… si partimos desde la premisa de que el artista posee una evidente fuerza taumatúrgica, podemos entonces comprender que la fuerza que lo pone en movimiento depende de una relación íntima, tensa y constante entre el imaginario individual y las pulsiones colectivas, como si el artista fuese una condensación de los proyectos de su grupo”.  Ana Maria Mão-de-Ferro Marinho, en un articulo intitulado “El arte de Valentim: Tradición africana y actualidad plástica”, escribe: “La africanidad estética notoria en las obras de Valentim asume dos vertientes distintas, que coinciden con la opción intermitente por el color o por el blanco y negro.  En el primer caso, la intensidad y luminosidad alcanzadas, sin que los colores se revelen fotográficos o excesivamente realistas, traducen la preferencia por la recuperación de memorias y paisajes marcados por la tradición”.

Investigan, por eso, la coherencia de caracteres étnicos a través de tipologías figurativas, los títulos atribuidos a las diferentes obras (y que pueden citarse como ejemplos: Campesino, La Madre, La Anciana, Nómadas, Saudade, Despertar) confirman la visión de mundos que evolucionan, marcados por la relación estrecha entre el pasado y el presente, la complejidad e interrogación, trazos aun más sintomáticos cuando nos referimos a África”

En entrevista con Jornal Cultura, el año 2013, Valenim contó que pasó muchas dificultades en su infancia, al haber crecido sin sus padres.  Antes de convertirse en un artista plástico, quería ser jugador de fútbol, pero no lo consiguió.  El artista contó que recordaba perfectamente el día en que su  interés por la pintura ganó vida.  “Fue en las décadas de los 60 y 70 cuando encontré a un empleado de una tienda haciendo una caricatura con lápiz de color.  Esa imagen quedó grabada en mi memoria.  Cuando fui admitido en 1975 en el Comisariado Provincial de Luanda, pasé a pintar caballos y flores, para vender.

Valentim se esforzó para llegar a ser reconocido como un artista plástico de renombre internacional, cuando en 1977 logró ganar espacio en el mercado portugués, lo que no era común para un artista angoleño poco conocido.

Según contó Valentim, fue algo jamás visto, porque, incluso no conociendo sus obras, los portugueses las aceptaban con mucha facilidad.  Era un estilo nuevo que los portugueses desconocían y del que comenzaron a gustar.

“Cada dia de la vida del hombre es como una obra de arte, y él es la pieza principal de esa obra”.  Es la frase de un artista que siempre mostró señales que evidencian el arte en su vida.

 Fuentes: Jornal Cultura (traducción libre del articulo, edición 55)

Fuentes: Cores e Palavras

Anuncios

Un comentario »

  1. Gracias por tner esa pagina tan interesante y que nos ayuda mucho a la informacuion que necesitamos para las piezas del Museo. Estare siempre atenta a sus informaciones.

¡Anímate! y déjanos tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s