Tres grandes acontecimientos y una gran tensión en la República Democrática del Congo

Estándar

Este día 16 de febrero coinciden diversos acontecimientos importantes para el país.

En primer lugar es el 20 aniversario de “la masacre de los cristianos”, en la época de Mobutu; por casualidad, este mismo  día es el que tiene lugar la primera sesión extraordinaria de la Asamblea Nacional congoleña, después de las elecciones  de 2011, “híper mediatizadas”, según el director del diario Le Potentiel, en las que se cometieron múltiples   irregularidades, por las cuales la oposición y otros grupos congoleños todavía impugnan los resultados. Además de esto  se han previsto manifestaciones de congoleños en todas las ciudades del mundo y en las principales de la República  Democrática del Congo.  Las manifestaciones de la RDC fueron convocadas en un principio por la iglesia católica, para  conmemorar el aniversario de las masacres de los cristianos. Pero se han sumado a la gran marcha del día 16 grupos de la  oposición y otras organizaciones, que suman a la conmemoración el motivo de “denunciar la falta de transparencia de  las últimas elecciones”. Por este motivo las autoridades han prohibido la marcha, pero los organizadores han insistido en  que se celebrará de todos modos.

Por otra parte la diáspora congoleña de todo el mundo ha hecho coincidir una convocatoria de protesta y visibilización  en las principales ciudades del mundo, y añaden a la lista de motivos para protestar que quieren que Kabila deje el poder,  que según ellos ha alcanzado de forma ilegítima.

En Madrid y varias capitales de provincia de España, como Pamplona, la manifestación tendrá lugar a las 16.30 de la  tarde. En ciudades como Londres y Toronto, la enorme diáspora promete en sus carteles manifestaciones masivas, “mega  marcha” es denominada la de Toronto.

A pesar de las convocatorias tanto dentro como fuera del país, los parlamentarios han iniciado la sesión y todos los  congoleños esperan que la tensión de esta fecha no termine con violencia.

El director de Le Pontentiel recomienda a las autoridades congoleñas que no repriman las manifestaciones, que deben  aprender a escuchar al pueblo. La conmemoración de la masacre cristiana es un acto perfectamente permisible y las  voces de protesta, de descontento y desaprobación del pueblo que se han sumado a esta conmemoración, deben ser escuchadas por sus políticos.

REF: Fundación Sur, 16 de febrero de 2012

IMAGEN: LA GACETA

Gentileza de nuestro amigo y colaborador Carlos Souza (Brasil/RJ)

Anuncios

¡Anímate! y déjanos tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s