El Rego, el padrino del Afro-funk

Estándar

Por David Bizarro (Diario El País)

Al escuchar Feeling You Got resulta inevitable aventurar que si James Brown hubiese nacido en África, respondería al apelativo de El Rego. Considerado como “el padrino del afro-funk”, Theophile Rego es toda una leyenda local en Benin a la espera de un mayor reconocimiento a nivel internacional. No se esfuercen en buscar su nombre en Wikipedia porque, aunque su relevancia artística es equiparable a la de Fela Kuti en Nigeria o K. Frimpong en Ghana, su legado ha permanecido eclipsado durante décadas. Una omisión que sellos especializados como Analog Africa y Daptone se han encargado de subsanar en los últimos años, gracias a recopilatorios como African Scream Contest Raw & Psychedelic Afro Sounds From Benin & Togo 70s (Analogue Africa, 2008), Legends of Benin (Analogue Africa, 2008) o el definitivo El Rego (Daptone, 2011).

Contando con la inestimable colaboración del coleccionista y DJ Frank Gossner (responsable del blog Voodoo Funk y verdadera autoridad en la materia), el sello de Brooklyn reúne por primera vez en un mismo volumen y convenientemente remasterizadas algunas de sus composiciones más representativas. La reciente edición de Daptone, publicada a finales de Octubre, aporta un fascinante libreto de veinte páginas que incluye fotografías del archivo personal de El Rego y las portadas originales de sus singles de vinilo.

Nacido en 1938 en Porto-Novo (Benin), El Rego experimentó su primera toma de contacto con la música tradicional africana durante sus años como estudiante en Dakar, tocando la armónica en una banda escolar bautizada como Le Jazz de Dakar. A su regreso a Benin en 1952, siendo apenas un adolescente, decidió formar su propia banda, Le Jazz Hot, junto al guitarrista G. G. Vickey, en un intento por digerir las nuevas corrientes del highlife de la época.

A finales de 1953, El Rego, gran admirador de Franco (alias artístico de Luambo Makiadi, el padre de la rumba africana), se estableció en Niamey (Niger) donde se unió a Los Cubanos, una banda de inspiración latina. Al poco tiempo, aprovechando la invitación de las autoridades de Burkina Faso, iniciaron una interminable gira en compañía de L’Orchestre Harmonie Voltaique, con la que recorrieron Costa de Marfil y Nigeria, con escala final en Cotonú, capital de su Benin natal en 1960.

De vuelta en casa, El Rego decidió poner en práctica lo aprendido durante su periplo musical. En 1962 se agenció un contrabajo para y formó la Daho Jazz, banda residente del Black & White Club. Pero el propietario del local exigía exclusividad absoluta a la orquesta, razón por la que El Rego abandonaría el conjunto para alistarse en Los Panchos de Gnonnas Pedro. Será en 1963 cuando por fin funde su propia banda, The Jets, que con el paso del tiempo mudaría de nombre (Los Paras, Los Commandos…) hasta dar con el definitivo El Regos et Ses Commandos en 1966.

Durante el resto de los años sesenta y setenta, el grupo patentó con gran éxito la fusión de los ritmos tradicionales del África occidental y el soul-funk importado de los Estados Unidos. Una explosiva combinación de percusiones tribales, guitarras con wah wah y bajos retumbantes que alentaron la independencia de Benin e influyeron decisivamente en la concepción del voodoo funk de La Tout Puissant Orchestre Poly-Rythmo de Cotonou.

A lo largo de una docena de canciones, los responsables de Daptone dejan constancia de la permeabilidad creativa de El Rego a la hora de pulir las aristas melódicas del soul (Hessa) e inculcar las enseñanzas de John Lee Hooker y Lightning Hopkins a la tradición yoruba.

Su faceta más funk le debe tanto a James Brown (Djobime) y Archie Bell & The Drells (Cholera) como a Fela Kuti (Zon Dede), desatando un groove genuinamente africano de teclados destartalados y vientos huracanados que alcanzaría su plenitud con Vimando Wingnan, previamente publicada como single e incomprensiblemente ausente en el presente recopilatorio. Un inconveniente relativo si de lo que se trata es de ensalzar la figura de un genio en la sombra que se resiste a pasar a la posteridad como una simple nota a pie de página.

Como punto final, un avance: el del prometedor documental Take Me Away Fast de Leigh Iacobucci, en el que la realizadora estadounidense acompaña a Frank Gossner en su viaje a África, incluyendo entrevistas con El Rego, Danialou Sagbohan y Gustav Bento (Orchestre Poly-Rythmo) entre otros. En un adelanto para Rolling Stone, El Rego reacciona sorprendido cuando Gossner le comenta que la gente todavía baila sus canciones en los clubs nocturnos. “El otro día pinché esta canción en Madrid, España”. “¿Y funcionó?”, pregunta el músico. “¡Increíble!”

Take Me Away Fast Documentary Trailer from Leigh Iacobucci on Vimeo.

Anuncios

¡Anímate! y déjanos tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s