Por Orlando Castro

cas

La policía Naciona, apoyada por la Unidad de la Guardia Presidencial y por helicópteros de la Fuerza Aerea, repelió hoy, de forma brutal y nunca vista, la manifestación pacífica convocada por UNITA, y que tuvo el apoyo en terreno, entre otras organizaciones y personalidades, de la CASA_CE, PRS y el Bloque Democrático, en memoria de los activistas Alves Kamulingue e Isaías Cassule, asesinados por el régimen de José Eduardo dos Santos.

En todo el país se registraron centenares de detenciones, cerca de 20 muertos y decenas de heridos.  Además de Luanda, los principales incidentes de registraron en Cabinda, Cuando-Cubango, Huambo y Namibe.  La represión fue de tal magnitud que las fuerzas policiales y militares hayanaron las sedes de la UNITA en las ciudades de Menongue, capital provincial de  Cuando-Cubango, Anfulo, en Bié y en el Municipio de Cacuaco, en Luanda.

Por la mañana, abriendo fuego la policía intentó impedir la concentración de gente junto al Cementerio da Santana, lugar donde se registraban los primeros heridos.  Se intentó que uno de los heridos fuese tratado en el centro médico en Rangel, sin embargo, ante el rechazo de sus responsables, fue asistido en la Clínica Snide, en el Bairro Popular.

Ni los líderes de la Oposición escaparon al ensañamiento represor de las fuerzas del régimen, como sucedió con Joaquim Nafoia del partido Renovación Social, Isaías Samakuva de la Unita, David Mendes del Bloque Democrático y Abel Chivukuvuku del CASA-CE.

La policía Nacional lanzó varias granadas de gas lacrimógeno contra los dirigentes partidarios que acompañaban a los manifestantes, usó carros lanza agua y fuego real.  Samakuva y el vicepresidente de la UNITA, Ernesto Mulato, tuvieron varias dificultades para salir del lugar.

A la vez que reprimía de forma violenta e inusitada la manifestación de la Oposición, la Policia Nacional garantizó la segurança de otra marcha, organizada por el MPLA, partido en el poder.

Algunos de los periodistas presentes de la Agencia Lusa, Reuters, RTP y AGI vieron su material de trabajo confiscado.

Por lo menos 126 dirigentes nacionales y militantes de base del CASA-CE fueron detenidos durante la jornada de hoy, aunque la gran mayoría ya había sido liberada.

Lindo Bernardo Tito, vicepresidente del CASA-CE, dijo que entre los detenidos estaba Américo Chivukuvuku, hermano de Abel, líder del partido, hecho que motivó la confusión al indicar previamente que había sido detenido por la Policía Nacional.

Las detenciones ocurrieron cuando varias brigadas formadas por dirigentes y militantes del CASA-CE se repartieron por la ciudad para pegar afiches que denunciaban el secuestro y asesinato, hace casi un año y medio, de los ex-militares Alves Kamulingue e Isaías Cassule.

Entre los muertos registrados está, conforme confirmó  Abel Chivukuvuku,  el dirigente del CASA-CE Wilbert Ganga, de la Juventud Patriótica, ala juvenil del partido, asesinado por efectivos de la Unidad de Guardia Presidencial.

Además de Américo Chivukuvuku, miembro del Secretariado Ejecutivo Nacional, fue detenido otro dirigente nacional: Xavier Jaime, también miembro del órgano en donde dirige el Gabinete Técnico.

El macabro capítulo, que hoy fue escrito por las fuerzas del régimen con la sangre y el dolor de los angoleños será, oportunamente, motivo de un análisis más pormenorizado.

El caso será llevado a  instancias internacionales.

Anuncios

Un comentario »

¡Anímate! y déjanos tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s